16.8 C
Madrid
domingo, 21 de octubre de 2018 | 9:33 pm
Inicio Etiquetas Democracia

Etiqueta: Democracia

ILUSTRACIÓN: Antonio Berni (1905-1981). 1934 Demonstration (Museum of Latin American Art, Buenos Aires, Argentina)

La oclocracia: Los votantes, ese peligro de la democracia

Etimológicamente okhlós, en griego, significa multitud; por lo tanto, oclocracia es “poder de la multitud”. La inquietud por el fenómeno comienza ya en la Antigüedad...

Democracia a dos bandas

Desde la atalaya de las concentraciones y manifestaciones de los Pensionistas de toda España se aprecian dos respuestas de los partidos políticos en direcciones...
Los Decretas de Alfonso IX

Reivindicación de los Decreta de Alfonso IX para un proyecto de...

Es bastante probable que una gran parte de los españoles desconozcan que fue en una basílica de su país, la de San Isidoro de...

Populismo y Democracia

Con el título “Populismo y Democracia” el Club Liberal Español anunciaba la intervención del liberal Gaspar Ariño, dentro del ciclo “La sociedad española, 40...

Reentrada y cambio de ciclo

La reentrada a lo habitual tras el paréntesis de las vacaciones rompe con la repetición del ciclo vivido los siete últimos años bajo Zapatero. Es un alivio, porque aun apartándonos del sentimiento de fobia que ha alimentado en media España y el hartazgo, en grado mayor o menor entre sus votantes de la otra media, la testarudez de los hechos muestra que pasará por ser el peor presidente de nuestra democracia. Pero ZP será el pasado antes de que finalice 2011 y, por tanto, el problema será como se gestiona el difícil e inmediato futuro. De momento parece que tenemos conciencia del pésimo escenario europeo del que España en concreto adolece de peores síntomas que el conjunto de los grandes países. Y es que, durante casi una década, la Unión Europea vivió el sueño de Faraón como si el periodo de vacas gordas fuera a ser inacabable, cuando en realidad lo que entraba en los graneros era menos de lo que se sacaba de ellos.

Mi entrevista al General Franco

El recuerdo del general Franco, y sobre todo de su largo ejercicio de la Jefatura del Estado, es siempre problemático, mezcla de luces y sombras como es inevitable que suceda en esos casos. Muy poco antes de su muerte me correspondió, como director de la Editorial Doncel, que pertenecía a la llama da Secretaría General del Movimiento, editar por encargo de un entonces joven político del Régimen, llamado paradójicamente a ser el gran autor y el emblema del cambio ordenado y pacífico desde la dictadura a la democracia, el gran Adolfo Suárez, la biografía de Franco que había escrito el alemán Günther Dans, y de la que se vendieron en los quioscos de prensa muchas decenas de miles de ejemplares, quizá por la coincidencia con la muerte de su protagonista, pero también sin duda merecidamente, porque la biografía de Günther Dans no era ni hagiográfica ni descalificadota del personaje, sino un muy meritorio intento de describir las luces y sombras, las interesantes contradicciones personales del militar que, destinado a las Islas Canarias para alejarle de la Península y del riesgo que, en opinión de importantes dirigentes de la República, suponía su ya visible liderazgo interno en el Ejército, antes de partir hacia el Archipiélago se despidió del presidente de la República, Niceto Alcalá Zamora, con palabras de fría determinación: Sucederá lo que tenga que suceder, señor Presidente, pero donde yo esté nunca habrá comunismo.

Perder la inocencia

De la profusión de asambleas celebradas ha surgido un Manifiesto de reivindicaciones que circula por Internet. Justo es que sin apuntarnos a la pléyade de detractores o entusiastas del 15-M contribuyamos a dejar constancia de algunas de sus peticiones ¿Quien no se siente tentado a poner un ASÍ SEA en muchas de ellas? Mas la cuestión es que, en democracia, ese pésimo sistema de gobierno —según Churchill— salvo cuando se quiere buscar otro mejor, la formación de la voluntad del pueblo se obtiene mediante la participación política y esta se realiza a través de los partidos. Y hete aquí que cuanto sigue no deja de ser un programa amalgamado de lo que se encuentra en el espectro político presente y, por cierto, muchas de las medidas más radicales están propuestas por partidos que no alcanzan a obtener más allá del 5% de los votos.

Con o sin elecciones es la hora del cambio

El itinerario democrático español ha pasado por gravísimas vicisitudes, verdaderamente excepcionales. Pero nunca hasta ahora hemos asistido a tan estruendoso fracaso de un Gobierno en lo estratégico, al tiempo que en lo menudo y cotidiano, ni a un enroque al que el ejemplo del Gobierno no es ajeno, tan egoísta e insolidario de la clase política.
Madrid
cielo claro
16.8 ° C
19 °
15 °
77 %
1kmh
0 %
dom
13 °
lun
21 °
mar
19 °
mié
21 °
jue
21 °

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de éstas y de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies