Las elecciones vistas desde un pueblo del País Vasco

Las elecciones vistas desde un pueblo del País Vasco
Por
— P U B L I C I D A D —

Repasando los datos que da El Correo de Bilbao sobre las cifras que arroja la jornada electoral de las últimas elecciones Municipales y Autonómicas en el País Vasco se puede llegar a algunas conclusiones. Además de esto o con esto conocido, yo me limitaré a iluminar zonas oscuras de rinconeras y anécdotas de la misma por esta zona del norte.

El PNV alardea de un éxito apoteósico, y además de que el PSE le va a seguir como un perrillo faldero. Lo de Madrid entre la Carmena y el Carmona, entre la Carmena y la Aguirre, no tiene ningún parecer con lo de aquí: es como si Carmona se fuese con Aguirre, es como si entre la Aguirre y el Carmona hubiesen firmado el pacto ése que propone la Aguirre para dejar fuera de juego a Podemos «allí donde podamos».

Porque Podemos, contra todo pronóstico y contra todas las dificultades que encuentra para buscarse un sitio en este mapa político propio de un planeta fuera de la Vía Láctea, pese al fantasma del independetismo-abertzalismo-papanatismo-medievalismo, parece como si hubiese acertado con la tecla. Ahí lo tenemos de cuarta fuerza, (¿o tercera?) en las Diputaciones forales y en los ayuntamientos…

El PSE tiene un voto, su voto, que es un voto de castidad, ya sabe que castidad viene de casta…

En este pueblo en el que vivo, 20.000 habitantes, con 8 concejales PNV, 6 Bildu, 2 Podemos, uno PSE, sería posible tras toda la era democrática de dominio PNV, conseguir un alcalde de izquierda. Pero el PSE tiene un voto, su voto, que es un voto de castidad, ya sabe que castidad viene de casta…, y su compromiso de fidelidad a la Iglesia-EAJ-PNV, con lo cual su voto, su único voto, asegurará a los «jeltzales», en cristiano al PNV, la alcaldía por una legislatura más…

Lo de las candidaturas municipales variopintas amasadas por los cerebros de IU y Podemos ha resultado un mosaico, popurrí y bazofia intragable, una ceremonia de la confusión elevada al cuadrado, un putiferio muy típico de nuestro planeta tan lejano de vuestra Vía Láctea centrista y madrileña. Aun así, han dejado huella, y podrían hacer cosas como las que no van a hacer los de mi pueblo por culpa del PSE.

Esta situación le pone en bandeja el poder a la derecha vasca

Aun admitiendo que el tema de la violencia y del abertzalismo-independentismo tergiversa nuestro mapa peculiar, tengo la impresión de que esta situación le pone en bandeja el poder a la derecha vasca, que aquí se llama PNV, o BBVA, o plutocracia de Neguri, o industria de armas española con sus factorías en el norte de Madrid y en otros lugares.

Vivimos en el inmovilismo y derechismo más rabioso, solo que con un nivel de desarrollo industrial y de PIB y de empleo y de salarios quizá un tanto superior al resto del Estado. Pero con todo atado y bien atado, y la izquierda amordazada y atada de pies y manos por la historia esa de la violencia, las víctimas del terrorismo, la aceptación o no de la Inmaculada Constitución, y demás elementos inmovilizadores que nos tienen presos…

Pero queda quizá una salida: esa finta de Podemos que se ha abierto paso entre la maraña y los cerrojos y cadenas en que nos han metido.

Aunque a lo mejor estoy padeciendo un espejismo…

Que la vida sonría, amigos…

Les deseo a ustedes un Madrid más parecido a aquel del viejo profesor, otra primavera como aquella, ahora con la emérita jueza…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.