La lenta remontada de la autoestima de los españoles

0
43
Foto: Real Instituto Elcano
Pedro González
Periodista, experto en Política Internacional. Fue director de Redacción de Euronews y fundador del Canal 24 Horas de TVE.

España es el décimocuarto país más prestigioso del mundo, con una nota global de 73 (en una escala de 1-100), por encima de Francia o Alemania. Tal es una de las conclusiones del informe anual que el Real Instituto Elcano elabora sobre la imagen y marca de España.

En la edición correspondiente a 2018, aunque con menor intensidad, vuelve a registrarse una diferencia importante entre la percepción que de España tienen en el extranjero y la que tienen los propios españoles de sí mismos y de su propio país.

Cierto es que todo lo relacionado con el denominado procés  catalán no ha tenido un impacto relevante en el prestigio de España entre la población general: es nulo en América Latina e insignificante en el conjunto de los países del G-7 más Rusia, el antiguo G-8. Pero los investigadores del Observatorio, dirigidos por Carmen González Enríquez, advierten de que “el impacto acabará por producirse negativamente para España si el Gobierno no elabora una estrategia a largo plazo que contrarreste el indesmayable esfuerzo del independentismo por desprestigiar a las instituciones españolas”.

El SIDIR (Sistema de Indicadores de la Diferencia entre Imagen y Realidad) se ocupa exclusivamente de clasificar a los 55 países más desarrollados del mundo. De ahí, que ocupar el puesto número 14 pueda considerarse como más que equivalente a nuestra capacidad objetiva de influencia en el contexto internacional.

De todos los indicadores que han servido para la medición, cabría destacar que España sigue siendo considerado como uno de los mejores países para vivir, aunque no tanto para trabajar y desarrollar una carrera exitosa conforme a los nuevos retos tecnológicos que el mundo moderno demanda. Se admira en general la empatía de los españoles, la seguridad y el impresionante patrimonio cultural, pero nos situamos muy por debajo de los denominados “países fríos”, más aptos para los desarrollos tecnológicos aunque su calidad de vida sea percibida como inferior a la española.

Cabe destacar no obstante que los españoles siguen recuperándose de la caída en su autoestima, que fue provocada por la crisis: la valoración que hacen de España ha pasado de una puntuación de 53 en el 2014 a 70 en el 2018 (escala 1-100), aunque sigue siendo uno de los pocos países en el que la autoestima, la valoración que se dan los propios ciudadanos, está por debajo de la que le dan desde fuera.

De todos modos, los datos del SIDIR muestran que la realidad de España está muy por encima de su imagen internacional en varios aspectos. Entre ellos, cabe destacar: la capacidad de atraer actos, como ferias y conferencias internacionales, donde España es el sexto país del mundo con más eventos. Es también el tercer país por número de turistas recibidos, por detrás de Francia y Estados Unidos, pero muy por delante de China e Italia.

La producción cultural audiovisual ha convertido también a España en el sexto exportador mundial (cine, música, series de televisión), mientras que ocupa el octavo lugar en su contribución cultural global con más artistas famosos: Picasso, Dalí, Goya, Gaudí y Miró encabezan la lista por ese orden.

Si se atiende a los territorios declarados Patrimonio Natural por la UNESCO, España ocupa un meritorio octavo lugar, mientras que somos décimos en términos de seguridad, si se atiende a la ratio de muertes por asesinato.

En suma, la imagen es un parámetro fundamental para concluir negocios e impulsar la propia acción exterior, además claro está de encajarnos en el concierto mundial de naciones. La conclusión global del informe no obstante es que hay aún mucho margen para mejorar.


FOTO: Real Instituto Elcano

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.