Mejorar la relación con EEUU

Carlos Miranda
Carlos Alonso Miranda y Elío, V conde de Casa Miranda, es un diplomático español Licenciado en Derecho, que fue Embajador de España en el Reino Unido desde julio de 2004 hasta 2008 y Embajador Representante Permanente de España en el Consejo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desde julio de 2008 hasta su cese en febrero del 2012.
Publicidad

Nuestra relación con los EEUU es buena, pero mejorable. El “paseíllo” de Sánchez con un impertérrito Biden en la Cumbre aliada de Bruselas fue revelador. A pesar de que en la OTAN desempeñamos impecablemente nuestro papel de aliado; que contribuimos a numerosas operaciones y ejercicios aliados y a operaciones de paz de la ONU, de la UE y de la propia Alianza; y que, finalmente, favorecemos una Defensa Europea que pueda, a la vez, contribuir a la autonomía estratégica de la Unión y fortalecer el Pilar Europeo de la Alianza Atlántica, no da la sensación de que entre EEUU y España exista una relación relevante.

Con el RU fuera de la UE, Alemania y Francia son los interlocutores privilegiados de Washington. Son más importantes que España. Pero, somos la cuarta economía de la UE, algo que debemos de hacer valer incluso en términos políticos. Italia, la tercera economía de la Unión, sabe hacerlo muy bien. Sin embargo, con los EEUU el capítulo de la seguridad es esencial.

Hay que ser conscientes, asimismo, de los errores anteriores. Creemos ser un aliado fiable, pero el pasado lo contradice. Recordemos nuestras salidas “express” de Irak y de Kosovo. Además, la manera de hacerlo irritó sobremanera al anunciarse súbitamente, dificultando un relevo ordenado. España debe asegurar que ese proceder se rechaza para el futuro. Si fuese imprescindible evacuar un escenario, tiene que hacerse avisando con tiempo, pero, esencialmente, los compromisos adquiridos por cualquier Gobierno deben ser considerados compromisos del Estado.

Otra cuestión que lastra nuestra imagen es la de los fondos que dedicamos a nuestra defensa, y, consecuentemente, a la de nuestros aliados y socios europeos. Somos de los aliados que se gastan menos dinero, sin perjuicio de que pensemos que podemos compensarlo participando en muchas operaciones. Es algo que debe cambiar. Las inversiones en Defensa son a largo plazo. Deben ser consensuadas y mantenidas con constancia.

Se trata, pues, de corregir los defectos que hemos evidenciado, pero, asimismo, de hacer valer más nuestras contribuciones a la defensa aliada y europea. No sólo participamos en operaciones militares que contribuyen a la paz e incrementen nuestra seguridad, tenemos en España dos bases muy importantes para el despliegue planetario estadounidense: Rota y Morón. La primera contribuye, además, al escudo antimisiles aliado. España debiera favorecer tres campos de actuación. Nuestra telaraña diplomática

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.