Los socialistas ganan las elecciones aun ganando la CDU la urna de los distritos

Los socialistas ganan las elecciones aun ganando la CDU la urna de los distritos
Juan Antonio Zuriarrain
Economista y Diplomado en Comunidades Europeas por la Escuela Diplomática. Exdiputado del CDS en la Asamblea de Madrid.
Publicidad

Los resultados provisionales otorgan la victoria los socialdemócratas alemanes que obtendrían un total de 206 escaños en el Bundestag, le siguen la coalición cristiano demócrata con 196 diputados, el resto corresponden; 118 a los verdes, 92 a los liberales, 83 a la ultraderecha, 39 a la extrema izquierda, y 1 a un partido regionalista.

En Alemania se votan en dos listas una para elegir a un diputado por circunscripción y el segundo voto es a la lista de partidos. Hay 299 circunscripciones y se eligen otros tantos diputados. La segunda urna otorga un mínimo de 299 diputados, pero pueden ampliarse para ajustar la proporcionalidad, en los resultados provisionales se agregan 37. Naturalmente el diputado obtenido por los regionalistas es en una urna unipersonal donde ha vencido y puede estar en el parlamento aunque no haya obtenido el 5%. Die Linke (la izquierda), a pesar de no conseguir el 5% (4,89%) podrá conseguir los diputados de la segunda urna que es proporcional, gracias a que aunque no haya obtenido ese 5%, habilita su reparto de escaños proporcionales merced a haber obtenido el mínimo necesario de 3 escaños en la primera urna unipersonal, gracias a los buenos resultados en Berlín.

En la primera urna la unipersonal, la victoria es para la coalición cristianodemócrata, tanto en votos como en escaños, los resultados son los siguientes; CDU/CSU 143 escaños, socialistas 121, verdes y extrema derecha 16, comunistas 3 y 1 regionalista. Los liberales no obtienen diputados. El cambio de escenario se debe al corrimiento del voto liberal al cristiano demócrata tan necesario en el sistema mayoritario. Por ello no solo ganan los cristianos más escaños sino que adelantan a los socialistas en torno a dos puntos en número de votos en esta urna, una victoria más amplia que en la segunda urna. Esta victoria en la primera urna legitima de alguna forma el intento de formar Gobierno por parte de la coalición cristiana.

¿Y ahora qué? De momento ya están fuera del juego de poder la extrema derecha, que ya durante la campaña fue excluida por todos los partidos. Los comunistas de Die Linke, con estos resultados provisionales, quedan excluidos por la aritmética, ya que sumados sus diputados a los verdes y socialistas, no alcanzarían la mayoría absoluta, ni siquiera con el diputado regionalista. Entonces es cosa de cuatro, y tendrá que resolverse con una gran coalición, pero presidida por los socialistas que han ganado, o por uno de los siguiente tres tripartitos. Semáforo como se la conoce en Alemania por sus respectivos colores de sus banderas (socialistas, verdes y liberales) Jamaica (demócrata-cristianos, verdes y liberales) y la bandera de Alemania roja, negra y amarilla( socialistas, cristianos y liberales), que son los tres grandes partidos que gobiernan en la Unión Europea.

No será fácil, los socialistas se entienden mejor con verdes, y la CDU lo hace mejor con liberales, los liberales y verdes no se entienden mal con socialistas y CDU respectivamente, pero entre verdes y liberales hay más problemas, de hecho la coalición Jamaica no prosperó hace cuatro años, por ese mal entendimiento y tuvo que venir la gran coalición, como única solución a pesar de que los socialistas preferían pasar a la oposición. Si hubiese que apostar, lo más lógico sería la coalición Semáforo, pero el poder tiene su propia lógica y no hay que descartar nada. Los liberales han propuesto ya a los verdes entenderse ellos primero y luego buscar el socio. Los verdes amablemente ha declinado la oferta. Será muy dura la negociación, y si hay ruptura entre verdes y liberales, no quedará más solución que la gran coalición de CDU y Socialistas, pero obviamente presidida por el ganador de las elecciones Olaf Scholz. Para la CDU sería muy duro entrar en ellas, pero les debe tres legislaturas de Merkel a los socialistas. Quizás entonces ayudaría a la CDU a decidirse el introducir a los liberales en la gran coalición, no necesaria numéricamente pero si otorgaría una gran mayoría, además estaría en línea con la UE, y aunque la Cancillería fuese Socialista, la gran coalición a tres otorgaría a la CDU una mayoría en el Gobierno votando con los liberales y reduciría la sensación de sometimiento a los socialistas de la CDU, en aras a no dar demasiadas alas a Alternativa por Alemania (extrema derecha).

La solución —dicen conservadores y socialistas— antes de Navidades, lo que hará seguir a Merkel de Canciller en funciones y lograr ser la que más años ha estado ostentando la Cancillería.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.