Pestilencias selectivas

Por
— P U B L I C I D A D —

Los Papeles de Panamá constituyen otro gran éxito del denominado periodismo de investigación, ése que consiste en que alguien interesado ponga en la mesa de uno o varios medios de información los dossieres con los que busca desacreditar o eliminar a competidores o adversarios.

Llama la atención que, en la ofensiva sobre los paraísos fiscales, los ataques se centren casi exclusivamente en los no anglosajones (Panamá, Suiza, Chipre o Luxemburgo), y no se diga prácticamente nada de otros (Islas Vírgenes, Delaware, Nevada, Barbados) con legislaciones incluso mucho más opacas.

Que en los casi doce millones de documentos panameños no aparezcan prácticamente ciudadanos ni empresas de Estados Unidos quizá tenga algo que ver con que las fundaciones que financian las investigaciones del Consejo Internacional de Periodistas Independientes lleven nombres tan sonoros como los de Rockefeller o Soros.

Suiza se convirtió en refugio de las grandes fortunas (judías) a partir de los años treinta del siglo pasado, cuando la toma del poder por los nazis en Alemania empezaba a confirmar el Holocausto que vendría después. Luego, dictadores y sátrapas de todo pelaje y latitudes se aprovecharon para guardar allí el fruto de sus rapiñas. Pero, el declinante Imperio británico y el emergente estadounidense no quisieron que tan ingentes cantidades de dinero (sucio) estuvieran exclusivamente en manos helvéticas. Así crearon y/o impulsaron sus propios paraísos fiscales.

Vano es el anhelo, pues, de aspirar a que desaparezcan.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.