Pablo Casado a golpe de ratón

0
13
Pablo Casado a golpe de ratón
José Luis Heras Celemín
José Luis Heras Celemín es autor del libro “El Caso Bankia y algo más… o menos” y Director de Comunicación de la Fundación Emprendedores.

Actualidad política en Nueva Economía Fórum. Con puestos en las mesas, decididos por la organización; como muestra adelantada de situaciones personales en tránsito a un futuro sin definir; y un orden, improvisado en la salutación por el orador, que revela el momento político: CEOE, CEIM, ASAJA, CSIF, USO, Clubes deportivos, Presidentes autonómicos y autoridades locales, antes que gratitud a la Presidenta del Congreso y el Presidente del Senado, por su asistencia.

“La actualidad política pasa ahora por estos desayunos. Hoy voy a hablar de futuro”. Así empezó Pablo Casado su discurso. Ante el atril y sin un papel que consultar.

Primero, condescendiente: Mano tendida al Gobierno en Presupuestos y terrorismo. Pero al PSOE le convenían más las alianzas que buscó que la gobernabilidad que aportaba el PP. Así hasta la manifestación en Colón. Después, aplomo y rigor: Llegamos a la campaña. Decálogo de puntos como propuestas. Y tono vehemente: “Quiero ser presidente para reformar España. Tenemos que volver a rescatar a España y evitar la sedición”.

Puesto en escena, siguió con un discurso persuasivo. Elocuente y suave, desarrolló lo que parecía un programa electoral, dividido en 10 puntos y ordenado, que en las mesas de la Prensa fue tomando cuerpo en las tabletas a golpe de ratón:

Aplicar Constitución: En Cataluña, cuando lleguemos al Gobierno. Recuperar la legalidad. Ocuparse de indultos, Financiación de partidos, Referéndum ilegal

Revolución Fiscal: Bajada de impuestos (IRPF, Sociedades, Sucesiones…) Beneficios fiscales al ahorro y clases productivas. Cuando en el pasado el PP bajó el tipo impositivo, aumentó la recaudación.

Reforma educativa urgente: Erradicar el adoctrinamiento. La educación como palanca de futuro. Modelo alternativo.

Asentar el Estado de Bienestar: Evitar que se pague por lo ya cotizado. Cambar modelo de ahorro sin coste fiscal. Que los pensionistas no paguen impuestos cuando cobren sus planes de pensiones. Blindaje fiscal del ahorro. Garantizado el sistema público de pensiones, fomentar política de Sanidad y dependencia. Libertad de médico y hospital.

Reforma de la Administración: Suprimidos 3.000 funcionarios en la Admón. Central, toca hacer lo mismo en administración autonómica. Incrementar la posibilidad de movilidad. Evitar que las lenguas cooficiales sean un impedimento para el movimiento de funcionarios.

Poco a poco, con la tranquilidad fue asentándose la contundencia; y, con ella, un intento no expreso, pero más que evidente por hacer frente a algunas de las propuestas de adversarios.

– Está laminando los discursos de Ciudadanos y Vox – avisó alguien al detectar propuestas que aventajaban las de las formaciones que lideran Rivera y Abascal.

Cohesión Territorial: Garantizar que al Estado de las Autonomías no le perjudiquen las autonomías desleales. Frente al proyecto rupturista de los autonomistas, el Estado tiene que velar por la rectitud. Moratoria para verificar que las competencias están bien administradas. Ley de la Lengua, para que el idioma sea el castellano. Atención al mundo rural. Mantener las Diputaciones Provinciales necesarias.

Reforma de la Justicia: Sin negociación en nombramiento del CGPJ. Propuesta de modificaciones en Código Penal. Prisión revisable para evitar reincidencias. Ocultación cadáveres. Violencia contra las mujeres. Asesinatos después de secuestro.

Seguridad: Que vuelva a ser delito ocupar viviendas de forma violenta. Echar a okupas en horas. Migración legal y regulada. Combatir mafias en migración. Buscar solución cooperando con países origen de migrantes.

Política internacional: En Venezuela y Colombia produce vergüenza cómo actúa el Gobierno (de Sánchez). La izquierda tiene prejuicios ideológicos, o pactos no confesados de Podemos que impiden que España lidere la postura frente a Maduro. España tiene que volver a ser protagonista y no espectador.

Que España lidere la renovación tecnológica: Tecnología puntera. En lucha contra pobreza de inmigrantes, un plan Marshall para África. Reto del cambio climático. Líderes en energías renovables, tenemos capacidad instalada y de instalaciones. Podemos exportar tecnología. No contra el diésel por sectarismo.

Tras el Decálogo, siguió:

Día de la mujer en positivo. Como partido liberal, el hombre y la mujer en el centro. Las primeras mujeres presidentas del Congreso y del Senado fueron mujeres del PP. Pacto de Estado contra la brecha salarial. No aceptar el discurso de la izquierda. Sueñan con el muro, pero al otro lado del muro no tenían derechos. Aznar creo tres veces más empleo que todos los gobiernos socialistas. Rajoy recuperó todo el empleo femenino destruido por Zapatero. Qué lecciones nos va a dar la izquierda. El PP está preparado para volver al Gobierno. Sólo en esta sala hay personas para hacer varios gobiernos. Una España con orgullo, que mire al futuro y en la que quepamos todos. Hay dos concepciones sobre España: La de los últimos 40 años y la que amputa comunidades autónomas. Prefiero la primera.

Después, llegaron las preguntas. Y con ellas, más Casado a golpe de ratón: Datos de paro (En tiempo de Rajoy, se creaban 7.900 empleos diarios, hoy se destruyen 6.800). Presupuestos (son comunistas). Inversiones (Sin expectativas, se grava la economía). PSOE (Hace lo que sabe: una campaña electoral que van a pagar nuestros nietos). Si seguimos así, o cambia el Gobierno, o cambia el país. Decretos-Leyes al final de legislatura (Se recurrirán ante la Junta Electoral; evitar que el Gobierno meta la mano en el bolsillo de los españoles para hacer la campaña electoral). Viernes sociales (mítines en Moncloa tras Consejo de Ministros). Petición del gobierno de argumentos electorales contra adversarios (el Gobierno ha pasado de ser un gobierno caciquil a uno con prácticas mafiosas). Propuestas del PP (Doy propuestas en 40 minutos, el Gobierno sólo da guerra sucia) Aznar y Rajoy (Son un activo electoral, Aznar rechazó el Plan Ibarreche, Rajoy sentó en el banquillo a los independentistas). Debates electorales (Con Sánchez o con quien sea). Fragmentación de la derecha (lesiva para los intereses de la izquierda). Artículo 155 (está para cumplirse). La demografía como emergencia nacional (en positivo; ayudar a quien quiera tener hijos). Política exterior (incomprensible que Borrell no enjuicie a Maduro. Sánchez se va a Cuba. Esto no es ideología, son derechos humanos. Si somos la madre patria deberíamos estar con ellos.

Aquí saltó un aplauso general. Una adhesión emotiva. Con Venezuela.

Aún hubo alguna pregunta más. Entre ellas, dos últimos apuntes de ratón en la tableta:

“Yo sé lo que hay que hacer y cómo hacerlo automáticamente”.

Nada contra Sánchez; este falso victimismo es como el dóberman, es el manual gramscista de la izquierda. “Da igual el colchón de Sánchez, nosotros a lo nuestro sin ir a los discursos a que nos quieren llevar”.


FOTO: Nueva Economía Fórum

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.