Marte, Espartaco y Zeus

Zeus
Serralaitz
Serralaitz, el seudónimo usado por el autor en atención a su lugar de nacimiento, es un localismo que corresponde al nombre dado en la zona a una sierra riojana: la Sierra de la Hez, un conjunto de montañas en el corazón de La Rioja, entre las comarcas de Rioja Baja y Alto Cidacos-Alhama y Cameros y a una altura superior a los mil metros. Desde esa altura, cuando no hay niebla, las cosas se aprecian de una forma muy especial.

¿Saben aquel de Marte-Onassis, que amó primero a una sirenita Caribdis-María Callas que lo hipnotizaba cantándole óperas, y luego se cansó de Caribdis y la cambió por una Venus-Jackie Kennedy?

El tal Aristóteles Onassis-Marte tenía muchos barcos y muchos esclavos, casi todos los griegos eran sus esclavos. Y por entonces, años 1940, un Zeus-Júpiter venido del otro lado del Atlántico se disfrazó de toro y raptó a la virgen Europa que se quedó cautiva entre las garras del toro norteamericano y el oso soviético.

Pero luego el Zeus-Júpiter expulsó al oso soviético y Europa quedó a su merced, que la maniató con una Troika de nombre FMI-BCE… y, bajo el mandato de un tal Juncker, alias Groucho Marx, la susodicha Europa del norte sometió a la sabia Grecia inventora de la democracia a una tiranía financiera y una deuda que se inflaba por momentos y la ahogaba. Y la tal Europa quería tener a los griegos de esclavos para barrerle las calles y limpiarle los WC. Y todos los griegos socios capitalistas de Marte-Onassis tan contentos. Porque lo de la Grecia demócrata no era para tanto, que libres libres eran solo una minoría de Atenas, y el resto eran todos esclavos…

Y entonces va y sale de entre los esclavos de la vieja y sabia Grecia un tal Espartaco-Tsipras con su escudero Varufakis, que viajaba en moto, porque los burros de los tiempos del escudero Sancho Panza ya no estaban de moda, y dicen el Espartaco-Tsipras y el Varufakis escudero que tanto Onassis-Marte como toda la Troika y todos los Lehman Brothers se están pasando un pelín, y que la cosa se va a decidir democráticamente, es decir partiendo del voto de todos los esclavos griegos y europeos, y para empezar convocan un referéndum democrático en Grecia. Al cual previsiblemente sucedería otro en Hesperia convocado por un gladiador celtibérico de nombre Pablo Iglesias. Y que todo podría terminar en una ruina para la Europa norte, sur, este y oeste…

Y entonces va el Sumo Sacerdote de Zeus-Obama, de nombre Francisco Vaticano, y saca una carta-encíclica en la que dice que ya está bien, que con tantas bromas pesadas se puede provocar un incendio universal que ahora llaman calentamiento global, y como preaviso Zeus-Obama manda a la tierra una semanita de temperaturas por encima de los 44 grados centígrados… Y dice el Sumo Sacerdote Francisco-Vaticano también que ya está bien de echar al mundo negritos y más negritos para luego ahogarlos de mil en mil en el Mediterráneo, que hay que darles de comer a todos por igual…

Y Zeus-Obama amenazó con poner a pleno rendimiento todas sus chimeneas de gases venenosos y quemar petróleo “a motrollón” para prenderle fuego de una vez al universo.

¿Que cómo acabó esta tragedia griega? ¿Que si ganó Onassis-Marte, y el Zeus Obama, y la banda de buitres carroñeros de las finanzas mundiales neoliberales? ¿O si se ha salido con la suya el Espartaco-Tsipras con su escudero motero Varufakis?

Será mejor ir de vacaciones los que buenamente puedan. A la vuelta sabremos si esto ha terminado en drama, en tragedia o en tragicomedia.


 

Ilustración basada en una foto original del Thorvaldsens Museum

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.