Grecia: el 71º país en no devolver un préstamo al FMI, el primero de la Unión Europea

Grecia: el 71º país en no devolver un préstamo al FMI
Pedro González
Periodista, experto en Política Internacional. Fue director de Redacción de Euronews y fundador del Canal 24 Horas de TVE.
Publicidad

Cuando la producción de bienes y servicios, en definitiva de riqueza nacional, no alcanza para restituir los préstamos, la deuda se convierte en impagable. Solo hay dos soluciones entonces: la quita masiva de gran parte de esa deuda o la reestructuración de la misma, sea convirtiéndola en acciones de activos, equivalente a una incautación, o su conversión en deuda perpetua, a un interés simbólico pero sin cancelar de hecho el capital. Esto último equivale también a ceder la soberanía, por cuanto cualquier movimiento económico-financiero estará vigilado muy de cerca por los acreedores.

Aunque sus proclamas intenten indicar lo contrario y proclamen bien alto la independencia del país para tomar sus propias decisiones, lo cierto es que Grecia es y será un país intervenido, como lo son o lo han sido los que se han encontrado en una situación semejante. Lo documentan con gran precisión y abundancia de datos  los economistas Kenneth Rogoff y Carmen M. Reinhart en su última obra: This Time is Different: Eight Centuries of Financial Folly (Universidad de Maryland).

La suspensión de pagos en serie de la deuda exterior que se vienen sucediendo son ya la norma en casi todas las regiones del mundo, incluidas Asia y Europa

«La suspensión de pagos en serie de la deuda exterior, es decir la suspensión de pagos soberanos que se vienen sucediendo, son ya la norma en casi todas las regiones del mundo, incluidas Asia y Europa», señalan los investigadores, que observan que las bancarrotas vienen en oleadas sucesivas, especialmente cuando se producen grandes guerras.

Rogoff y Reinhart cifran en cinco los ciclos en los que, desde 1800, 66 países de todos los continentes se han visto obligados a suspender pagos y reestructurar su deuda. El primero se remonta a las guerras napoleónicas; el último, con ocasión de la crisis de los países emergentes en las dos últimas décadas del siglo pasado.

1 Comentario

  1. Amigo Pedro: suscribo totalmente lo que dices. No es la primera vez que alguien tiene que reestructurar deuda o, incluso, recibir el perdón del 50% de la suya (Alemania) por el resto de países europeos (incluída Gracia) para facilitar la reunificación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.