Ganar, ganar y volver a ganar

Ganar, ganar y volver a ganar
Juan Antonio Zuriarrain
Economista y Diplomado en Comunidades Europeas por la Escuela Diplomática. Exdiputado del CDS en la Asamblea de Madrid.

Siguiendo unas declaraciones futbolísticas de un entrenador atlético, los políticos se enfrentan a una situación en la que todo se reduce a ganar, ganar y volver a ganar donde no hay cabida para la derrota pues seguramente conllevaría a la caída del líder, lo mismo que sucede en el fútbol con el entrenador. Lo importante es ganar y también vale si una derrota se convierte en Gobierno como a Sánchez y al PP en Andalucía, que obtuvo una pérdida de votos y escaños tremenda, pero la aritmética le dio el Gobierno, y la derrota se convirtió en victoria. O al resistente Sánchez que el peor resultado de la historia del PSOE le llevó dos años después a la Presidencia del Gobierno después de una moción de censura apoyada por comunistas y golpistas.

Analicemos para cada partido cómo ganar y por qué, el partido del Gobierno, hay que seguir el manual del resistente, porque si no gana, además de pasar a la oposición después de las municipales y europeas le puede llegar el crujir de dientes dentro de su partido, todo a una carta, ganar, que es mantenerse en el poder, sea con los aliados que sean, y si tiene que elegir buscará el más cómodo para Él. No importan programas ni los ciudadanos, lo que importa es la Moncloa, y para Él hasta sería ganar que hubiese un bloqueo que le permitiese seguir seis meses más en el poder, todo un año 2019. ¿Qué hay que hacer? Pues lo que sea preciso, que hay que decretar con las Cortes disueltas para temas no urgentes, pues se hace, que los presupuestos prorrogados porque no se aprobaron los presentados no lo contemplan, no pasa nada, incrementará el déficit y ya lo pagarán otros o si son ellos ya subirán impuestos o recortarán otros gastos o inversiones, que eso perjudica a España, pero le beneficia a Él. Que TVE y RNE se tienen que poner a su servicio y no al de los españoles, pues se hace. Que el CIS tiene que cocinar encuestas que le beneficien a Él, pues porque no. En definitiva ganar ó ganar, para continuar con el manual de resistencia segunda parte, negros que le escriban le sobran, y además a Él no le toca pagar, la Secretaría de Estado está a su servicio. Y no olvidemos que quedan casi dos meses y veremos lo que no nos imaginamos.

El Máster Casado que hizo de la derrota virtud en Andalucía, después de vencer en unas primarias a doble vuelta en su partido y vencer al cerrar su capítulo judicial del Máster. Necesita igualmente ganar, y le vale exactamente lo mismo ganar con quien sea ya sea Ciudadanos ya sea VOX o ambos, si gana la Presidencia aunque sea con un mal resultado podrá seguir paseando a lomos de sus títulos universitarios y posgrados, y su eslogan, si a la aplicación del 155, aunque a lo mejor, después de las elecciones el fraccionamiento del voto PP/VOX le lleve a quedar el bloque de derechas en minoría y no pueda aplicar su medida estrella, pero seguirá siendo Presidente, y ya veremos cómo se soluciona el laberinto Cataluña del que no hay alternativa B. Una derrota seguida de malos resultados en Comunidades y Autonomías acabaría con su carrera política, así que a ganar, ganar y ganar.

En Ciudadanos tiembla Rivera con lo que deparen las urnas, esta es su tercer ticket electoral y hasta cuando durará la confianza del partido o de los electores en Él. Ha usado toda la artillería poniendo a Inés Arrimadas en Barcelona, para si hay derrota la derrota sea conjunta y ardan ambos en la misma hoguera. Su situación en el centro siempre resulta vulnerable, aunque también para ganar hay que estar en el centro. Ha tenido que cerrar el camino a pactar con Sánchez y con el PSOE, creo que era difícil decidir, pero cerrar el PSOE es ir un poco lejos, cerrar a Sánchez es perfecto, no ha estado muy brillante pues su posición debía haber sido buscar un pacto constitucional para Cataluña y un pacto económico y social para España y buscar el ensamblaje de los tres partidos PP/PSOE y C’S y buscar de ser el mayoritario. El riesgo de no ganar le puede afectar a Él y a Arrimadas, podía haberse escudado en unas primarias que eligiesen a Arrimadas de candidata, que además de buena y ganadora es mujer y hubiese sido un extra, y Él reservarse para un posible futuro pues es joven. Su ganar y ganar es más light pues entrar en el Gobierno puede llegar a ser suficiente, pero para un futuro ya será más difícil ser alternativa y deberán conformarse con ser las bisagras. Su ganar conlleva además estar en mejores condiciones para afrontar las Alcaldías de Madrid y Barcelona, o sea ganar, ganar y ganar.

Para un Podemos en declive, consecuencia de sus crisis internas por personalismos y democracias internas, agrandado por las crisis con sus confluencias, y por el chalet de Galapagar de sus líderes, Venezuela, Irán, los fracasos de Grecia, sus Alcaldías del cambio, y por último la alcaldesa Carmena y la cena de las empanadillas con Errejón, que le da tiempo a trabajar en Málaga desde Madrid y a maquinar como batir a su amigo Pablo. Pues claro Pablo con estos amigos no se necesitan enemigos. Intentaste llegar a los cielos, intentaste una Vicepresidencia, dejaste caer una vez a Sánchez, pero te quedaste en Galapagar (donde Yo viví 30 años estupendamente, muy cerca de tu casa), pues ahora te resultará muy difícil ser el salvador. Irene es muy buena parlamentaria con la cabeza bien amueblada en sus discursos y es mujer, debiste darle el pase antes. Tu ganar equivale a sobrevivir y si eres necesario para sumar con Sánchez podrás durar un poquito, siempre habrá una izquierda, pero será otra y a lo mejor es tarde para darle a Irene el pase después de las elecciones, el malagueño de IU tampoco lo tiene claro, pues tras la derrota, también habrá ajuste de cuentas. Solo os queda que la pérdida sea asumible y la compenséis con apoyo al Gobierno Sánchez y esperar otras ocasiones para remontar, esta pérdida vuestra sería ganar.

Para VOX casi cualquier resultado es ganar, Abascal parece que va a ganar poco mucho o regular, lo difícil vendrá cuando tenga en el futuro que ganar, ganar o ganar.

Los separatistas se juegan en esta poco, en cualquier caso ganen o pierdan seguirán con la matraca, y solo desean que no haya gobierno de derechas. Los nacionalistas vascos, creo que han entendido su error en dejar caer a Rajoy, pero ya no hay otro Rajoy, indudablemente su victoria sería seguir como hasta ahora con Sánchez si pueden, se llevan bien y les apoyan en Vitoria con pocas contraprestaciones.

Triste es que a menos de dos meses de las elecciones, los partidos solo piensen en ganar, y no se vea a alguien convencer de que España necesita pactos, para Cataluña, para el empleo, para un empleo digo, para las pensiones, para la sanidad, para la educación, para el déficit, para el tejido industrial, para la agricultura, para Europa, etc. Sería mucho pedirles que después de las elecciones pacten sobre todo gobierne quien gobierne, o que gobierne juntos. La Constitución es válida en lo fundamental, pero alguna reforma puede mejorarla.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.