España, invitada de honor en la 40ª Feria del Libro de Sharjah

Esta Feria está considerada la tercera del mundo y la primera del universo islámico

Pedro González
Periodista, experto en Política Internacional. Fue director de Redacción de Euronews y fundador del Canal 24 Horas de TVE.

La mejor puerta para abrir el libro a Oriente es la Feria del Emirato de Sharjah”, afirmaba categórico el ministro de Cultura, Miquel Iceta, al concluir en el pabellón español su visita a un certamen que cumple su cuadragésima edición, coincidente además con el Jubileo de Oro de los Emiratos Árabes Unidos.

Esta Feria, considerada la tercera del mundo y por supuesto la primera del universo islámico, ha sido inaugurada por el emir de Sharhaj, Sheik Sultan Bin Mohammed al-Qasimi, bajo el lema “Siempre existe el libro que necesitas”. La consideración a España como invitada de honor viene a coronar el creciente interés por el idioma y la cultura españoles en toda el área del Golfo. “La demanda de aprendizaje del español es más que una moda en todo el mundo árabe”, señala a Atalayar Alberto Fernández, presidente de la Asociación de Profesores en EAU, y director de la UCAM de Murcia, cuya escuela de idiomas es la única acreditada por el Instituto Cervantes en el Golfo. En los siete años de vida con que cuenta esta institución, el número de alumnos se ha multiplicado meteóricamente, “especialmente –dice- porque cada vez se identifican más con sus raíces en España, razón por la cual el pabellón español luce una muestra mural del legado árabe”.

A Miriam Llano, vicepresidente de la Cámara de Comercio de España en los EAU, le parece un hito que en la inauguración oficial de la Feria por el emir de Sharjah se hablara más español que inglés, en un territorio donde éste es efectivamente y con gran ventaja la segunda lengua. “España es cada vez más vista aquí como un destino cultural además de turístico”, subraya el consejero de Turismo de la Embajada española, Daniel Rosado, quién señala que desde el pasado mes de julio el flujo de turistas de EAU ha vuelto a despegar tras el bajón causado por la pandemia, y cuando 2019 se cerró con un total de 121.000 turistas emiratíes a España, gran parte de los cuales, además de Marbella, Madrid o Barcelona, se adentran en otros destinos que consideran afines, como Córdoba, Granada o Toledo.

Literatura infantil, poesía, teatro, novela componen el grueso de la aportación española, a la que concurren una veintena de editores y que contará hasta la clausura del certamen con otros tantos autores de sus sellos respectivos. El primero en llegar ha sido Ramsi Jazmati, un pamplonés de origen sirio, que acude con su obra ‘Liderazgo de la mujer emiratí’, una auténtica disección del papel que ésta está jugando en el despegue y consolidación del liderazgo de Emiratos en todos los campos del saber. “Para entender las notas esenciales de esta clase de liderazgo basta con advertir el crecimiento vertiginoso y cada vez más espectacular de la ciudad de Dubái”, explica el autor.

En el estudio antropológico de la cultura árabe con que él mismo califica el libro, nos señala que “la mujer goza de reconocimiento tanto desde la perspectiva de liderazgo como en otras esferas, tanto que la promoción y defensa de los derechos de la mujer emiratí se han convertido en un asunto de gran importancia pública”. Cuando le pido un rasgo verdaderamente distintivo y diferenciado de la mujer occidental, Ramsi Jazmati apunta a su “total equilibrio interno como hija, mujer, esposa y persona que trabaja, equilibrio que no vemos se produzca con la misma armonía en el ámbito de lo que comúnmente llamamos Occidente”.

El Emirato de Sharjah ha decidido apostar por la cultura sin pisar el terreno de los otros seis miembros de la Unión. Así, en el propio ámbito de la Feria celebra una Conferencia de Editores de África, en la que ya se ha establecido la creación de un fondo económico para impulsar la lectura entre los niños como vehículo imprescindible hacia su mejor educación en comunidades apartadas, con la esperanza de que las lideren en el futuro y sepan cómo hacerlas más prósperas. El resultado más ostensible a este respecto es la numerosa oferta de literatura infantil.

Asimismo, se falló el Premio Etisalat, considerado una de las mayores recompensas literarias en el mundo islámico. En total, han sido cinco obras las agraciadas con 180.000 AED (43.000 euros) cada una. El objetivo del citado premio es la promoción de los valores positivos de la literatura árabe, y animar en consecuencia a los pequeños a implementar su talento creador.   

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.