Bangladesh y (de repente) España

El embajador Arturo Pérez Martínez nos proporciona un documento, a la vez ilustrativo y curioso sobre Bangladesh

Presentación del libro Bangladesh y (de repente) España
Pedro González
Periodista, experto en Política Internacional. Fue director de Redacción de Euronews y fundador del Canal 24 Horas de TVE.
Publicidad

Aunque en los últimos tiempos se observa un cambio de tendencia, los diplomáticos españoles no se caracterizan por una voluminosa producción literaria accesible para el gran público. Los archivos del Ministerio de Asuntos Exteriores están a buen seguro repletos de dosieres, notas, y comunicaciones secretas con las que se podría trazar la procelosa historia de aciertos y errores, en algunos casos decisivos y trascendentales, pero siempre con consecuencias, que han dibujado el papel de España en el concierto del mundo.

El embajador Arturo Pérez Martínez nos proporciona un documento, a la vez ilustrativo y curioso sobre uno de los países en los que sirvió, habitualmente alejado del foco mediático, a cuya primera línea solo salta con motivo de las anuales y graves inundaciones provocadas por el monzón, o bien a causa de las tragedias humanas a consecuencia del derrumbamiento de edificios, bajo cuyos escombros perecen cientos de trabajadores del textil.

‘Bangladesh y (de repente) España. Historias de dos países’ (Ed. Nueva Estrella), escrito junto con el profesor bangladeshí-español Chaklader Mahboob-Ul Alam, nos cuenta todo ello y mucho más, empezando por la peripecia que supone abrir una Embajada. ¿Y qué se le había perdido a España para instalar en Dhaka una representación diplomática plena? Cuando el embajador Pérez Martínez recibe el encargo en 2007, España es el punto de destino de una masiva inmigración ilegal bangladeshí, de manera que su misión primera será trocar dicho flujo hacia cauces legales, tarea que él mismo reconoce no logró coronar con pleno éxito. Es también el momento culminante de la deslocalización de no pocas empresas europeas, y, por supuesto, españolas, hacia Asia, merced a salarios notablemente más bajos y a condiciones de trabajo muy distantes de los parámetros exigidos en el territorio de la Unión Europea.

Sin despojarse de su condición de diplomático, Pérez Martínez no esquiva ninguno de tan delicados temas en las relaciones entre España y Bangladesh, incluyendo el sempiterno problema de la corrupción y las comisiones, o más bien sobornos, que cualquier empresario ha de afrontar para trabajar en aquel y cualquier otro país asiático con alguna garantía de éxito.

Una obra ambiciosa pero concisa

Como es obvio, la primera condición de un embajador que se precie de tal título es la de conocer a fondo el país en el que ejerce la representación oficial de su país de origen. Arturo Pérez Martínez y Chaklader Mahboob-Ul Alam, sin abrumar al lector,  ofrecen una panorámica histórica y geográfica de gran interés, aderezada con los episodios más recientes, especialmente el proceso de independencia primero del Imperio Británico como Pakistán Oriental, y luego como escisión de este último, naturalmente con la ayuda de India, y la correspondiente construcción del país, encabezada por el jeque Mujibur Rahman, asesinado junto con su familia en 1975. El proceso penal a los autores de la matanza no comenzaría hasta 1996, pero se prolongó hasta el 3 de enero de 2010, en que el tribunal dictó cinco penas de muerte, ejecutadas después de la medianoche del 27 de enero tras agotar los últimos recursos y desoírse las peticiones de aplazamiento de los embajadores europeos, entonces bajo la presidencia comunitaria rotatoria del español.

Pero, junto con los tragos amargos de asistir e incluso “fracasar” en  trances como este, hay otros muchos en los que una gestión, una mediación, una decisión o una decidida intervención se saldan con éxito, lo que se traduce en evitar un arresto prolongado, o quizá algo más grave; una empresa que logra finalmente instalarse, despegar y multiplicar su producción, o en la apertura de nuevas vías de relación y negocio entre emprendedores de ambos países.

El libro, ilustrado profusamente con mapas y fotografías editados impecablemente, se cierra con el descubrimiento de algunos de los muchos monumentos de interés histórico y turístico que encierra Bangladesh, una guía que resulta de gran interés para la inmensa cantidad de gentes que nunca han puesto los pies en un país que ya no necesita de los fondos españoles de ayuda al desarrollo, consecuencia de la multiplicación exponencial de su PIB. Es el colofón a un completo recorrido por un territorio con más de cuatro mil años de historia, prologado en el libro por el Premio Nobel de la Paz Muhammad Yunus, el profesor de Economía que inventó los microcréditos e inspirador del mundo de los tres ceros: cero pobreza, cero emisiones netas de carbono y cero desempleo. Todo un escueto pero gigantesco programa para un mundo tan globalizado como interdependiente.  Es él mismo quién elogia esta obra, calificándola de “ambiciosa, pero concisa”, tras reconocer que no se esperaba un resultado tan completo y variado respecto del primer libro de este tipo que, según su propio conocimiento, aparece en lengua española.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.