Operación Chamartín LIII: RENFE está en las nubes, o silbando.

Operación Chamartín
SOCHA
"SOCHA" es la Firma Colectiva de un equipo de periodistas e investigadores.

Con ADIF puesto de perfil en la actualidad de la Operación Chamartín, o haciendo el Pilatos que advertimos (O.CH XIL, ADIF se hace un Pilatos con pardilla), merecía la pena ver si RENFE iba a dar alguna explicación en el acto convocado por Executive Fórum. Se había invitado al Presidente de RENFE, Isaías Táboas, que teóricamente iba a explicar el Plan Estratégico de RENFE 2019-2013-2028. Era posible que como antiguo Secretario de Estado de Transportes y conocedor de la Operación hiciera alguna aclaración que llenara el hueco dejado por su sucesor, el Secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda actual, Pedro Saura.

Para conocer al protagonista, antes de empezar el acto, era oportuna la vista a Wikipedia, el cotilla de bolsillo que ‘sopla’ la vida y milagros de quien se pida con sólo teclear su nombre. Algo debió de ocurrir, porque al escribir el nombre, el cotilla, en vez de ‘chiflar’ lo que se pedía de Táboas, aportó datos sobre Isaías: Un estadista, asesor de reyes,llamado príncipe de los profetas, que tuvo dos hijos con nombres proféticamente significativos, Sear-jasub (Un remanente volverá) y Maher-sala-hasbaz (el despojo se apresura). Visto el error, vuelta a Wikipedia para saber a quien había confiado el gobierno de Pedro Sánchez la dirección de RENFE. Resultó un licenciado en Historia Contemporánea cuya ocupación es editor (¿?) Un editor iba a explicar la actividad de RENFE, oficialmente Renfe Operadora, una empresa pública que depende del Ministerio de Fomento y actúa desde 2005, cuando RENFE se dividió en el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), que administra instalaciones, vías y estaciones de ferrocarril; y Renfe Operadora, que se encarga del material rodante, la comercialización de productos de transporte dedicados a viajeros y mercancías, y el alquiler del material ferroviario.

Una vez presentado, Táboas intentó explicar el Plan Estratégico de Renfe desde un punto de vista comercial. Parecía raro que el gestor puesto por un gobierno socialista entrara en la tarea de explicar el Plan al margen del carácter social de la empresa pública y desde la fría óptica mercantilista propia del mundo de la empresa: Mercados. Disfunción y Plataforma tecnológicas. Competir con alta velocidad. Licitar servicios. 14.500 trabajadores. Edad media 52 años. Sólo 12 % de mujeres, 3% en talleres y 8% maquinistas. Necesidad de un community manager. Hay que transformar Renfe-Mercancías en un competidor internacional. Poner en marcha nuevos productos a bajo coste antes de que la liberalización esté en marcha.

Y explicación final del Plan Estratégico: “Con el nuevo Plan Estratégico 2018 Renfe quiere ser un Operador Integral de Movilidad y un Operador Logístico Internacional”. Con las siguientes previsiones: “Crecerá un 33% en ingresos a pesar de la competencia. Ganará eficacia y mantendrá el % de EBITDA. El 10% de la facturación vendrá del negocio internacional. Alcanzará la paridad en la plantilla”.

Nada más. De la Operación Chamartín o en relación con ella, Táboas, sólo hizo un apunte que no relacionó con el problema que representa. Fue al principio de su intervención. Hablaba de que RENFE actúa en un mercado y para una sociedad en la que se advierte una ‘metropolización’ de las ciudades que los transportistas han de tener en cuenta.

La pregunta, como es lógico, debía hacerse: “Una de las características que influyen en el mercado, ha dicho usted, es la ‘metropolización’. Pero en una de las metropolizaciones más importantes que hay hoy para RENFE, la Operación Chamartín, ADIF ha cedido la iniciativa al Ayuntamiento de Madrid. ¿Qué tiene usted que decir al respecto?

No hubo respuesta, el tema era para el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) y Táboas no opinó. Ante su silencio, como por ensalmo, aparecieron las informaciones de Wikipedia sobre Isaías, el profeta: Estadista, asesor de reyes, llamado príncipe de los profetas que tuvo dos hijos.

¡Cáspita y repámpanos proféticos! Obviando a Táboas, Isaías tuvo dos hijos, con nombres proféticamente significativos, Sear-jasub (Un remanente volverá) y Maher-sala-hasbaz (el despojo se apresura) ¿Remanente que volverá y despojo que se apresura? ¿En RENFE, en ADIF, en el Ayuntamiento de Madrid, en Distrito Castellana Norte, en BBVA, en la Operación Chamartín, En el Gobierno o en dónde?

Con la Operación paralizada y pendientes de atención y resolución por el Ayuntamiento de Madrid las 3.200 reclamaciones puestas por los madrileños. Obligado ADIF por el juzgado a informar sobre los Contratos y Modificados que dan forma a sus tratos y compromisos con DCN, la entidad salida del adjudicatario a quien RENFE adjudicó el concurso. Y de la mano del profeta Isaías, no Táboas, aparece… ‘un remanente que volverá’ y ‘un despojo que se apresura’.

Con ADIF callado y de perfil, el Ayuntamiento de Madrid en tránsito y el adjudicatario DCN a lo suyo, falta por ver qué va a hacer RENFE. De momento, nada, Táboas habla del Plan Estratégico del próximo decenio. Pero respecto de la Operación Chamartín, RENFE está en las nubes; o, como los trenes de antaño, silbando.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.