Una moción de censura a la Ciudadanía

Si ya no reaccionamos ni por esas, el futuro de los robots está garantizado

Una moción de censura a la Ciudadanía
Jesús de Dios Rodríguez
Fundador del Club de Debate ALETHEIA. Actualmente jubilado. Empresario Import-Expot Sector Servicios. Titulado en Desarrollo y Dirección de Empresas en el IESE (Universidad de Navarra). Titulado en Dirección de Marketing en ESADE. Participó activamente en Política en los años 1986 a 1992. Perteneció al CDS, siendo presidente de la Ejecutiva de Majadahonda.

Han pasado más de 48 horas de la celebración de la moción de censura presentada por VOX al cóctel de partidos que conforman el Gobierno de España y el impacto que ha tenido sobre la mayoría de los ciudadanos ha sido de escasa relevancia, tanto por la falta de interés en el tema en si como por el contenido y el continente de la misma, la polémica esta generada y promovida como siempre por los tertulianos y columnistas de los determinados medios de comunicación que viven de ello y que son los que alimentan diariamente, a través de sus programas y artículos, la disputa entre sus seguidores ávidos de razones para soñar con la vuelta a los buenos tiempos pasados, y que excluyendo a los que se han ido quedando en el camino, son hoy día solo unos cuantos los que lo pueden contar. Que le pregunten a Cáritas por qué motivo se forman esas interminables colas de ciudadanos que se acumulan a las puertas de sus centros.

La triste realidad es que para la mayoría de ciudadanos de a pie toda esta movida de la moción de censura, hablando claramente, se la suda, pues visto lo visto, esta operación ha sido montada con no sé qué variopintas estrategias y fines por unos y por otros y, como no podía ser de otra manera, ha terminado en un sonoro y ridículo fracaso político.

Para unos, saber quién pinta más, si Casado o Abascal, para otros con el claro interés una vez más de si era posible reconducir esta situación al rancio bipartidismo de antaño, para otros, comprobar si sigue activo en el retruécano mental de los ciudadanos el espíritu Franquista por encima de la idea democracia, para los más ingenuos convencerse a sí mismos de que todo puede volver a ser igual que en los “viejos tiempos” y para el Gobierno comprobar si tienen que temer por sus interesen, la oposición en su desesperación por obtener el poder lo único que hace es unir cada vez más al resto de los grupos en el poder y debilitarse con una guerra fratricida entre ellos, cambiando su denominación ideológica, derecha, populismo de derechas, fascismo, centro derecha, derecha liberal y no sé cuántas derechas más, eso sí, cada uno por su lado.

Santiago Abascal (VOX) ha ido a por uvas y ha salido trasquilado, ha demostrado lo que es la clase política actual, el libro gordo de petete, se aprenden cuatro frases de personajes históricos que fueron referencia en las diversas disciplinas de antaño y sueltan el rollo que se les ocurre con cuatro referencias a grandes personajes de la historia de la filosofía, la política y la literatura, lo que creen que quiere oír la calle.

La calle, querido Santiago, quiere vivir lo mejor posible y al menor costo posible, como les prometió en el 1982 “el Socialismo” de González, Guerra y tantos otros, el Socialismo que permitía hacerse rico a un ciudadano Español más rápidamente que en ningún otro país del mundo y que posteriormente ha ido siendo ratificado por otros gobiernos, conservadores como el de Aznar, y que paulatinamente los han ido reventando, como no podía ser de otra forma, gobiernos como el de Zapatero y Rajoy, para traernos hasta donde estamos.

Te quejas Santiago de la traición de tu amigo Pablo Casado, te ha dejado descolocado y desconcertado, pero hombre, Santiago, ¿tú sabes que estas en política? ¿tú sabes cómo funciona esto de los partidos y las amistades en la política? Se cuenta la anécdota que con una lapidaria frase definió Sir. Winston Churchill a un joven parlamentario de su partido, el cual iniciándose en las políticas parlamentarias le decía al viejo zorro: que en la bancada de enfrente se encontraban los enemigos de su partido y el viejo zorro le contesto “Nuestros adversarios, Joven, están enfrente de nosotros, los que están detrás son nuestros enemigos”. En el parlamento Inglés los miembros del Gobierno y su partido se sientan en una bancada y enfrente el resto de la oposición.

El Italiano Giulio Andreotti también tuvo una frase para la historia: “Hay amigos íntimos, amigos, conocidos, adversarios, enemigos mortales y… compañeros de partido”. Pero hombre, ¿Qué esperabas? Tú no eres nuevo en esto, según tu amigo Casado, ellos te han dado trabajo durante 15 años. O sea, que ya conocías el sistema.

Comentaba un buen Amigo (Juan Laguna) en uno más de sus acertados artículos, que el PP ya estaba amortizado, es cierto, pero yo voy más lejos en mi observación, lo que realmente está amortizado ya, es el sistema democrático en España (por llamarlo de alguna manera) que padecemos actualmente. ¿Quién ha ganado esta moción? La hemos perdido, OTRA VEZ, todos los ciudadanos.

No sé si Casado ha pasado por encima a Abascal y ha ganado el centro político, no sé si Arrimadas ha quedado en tierra de nadie porque en realidad ha estado en todos los terrenos y en ninguno a la vez, si VOX ha sacado algún rédito político a esta operación, pero seguro que seguirá poco más o menos con el mismo número de diputados, y desde luego, a Sánchez y a sus aliados toda esta operación les ha pasado de largo.

El combinado gobernante ha visto como se han destrozado sus oponentes entre ellos, un Casado que ha tenido en vilo a su propio partido sin saber que iban a votar, que parece que se fue al retiro de paseo con su mujer y en un momento de inspiración escribió su discurso mientras oía el canto de los pajaritos que por allí revoloteaban.

Que a C’s le han dejado más descolocado todavía de lo que ya estaba si de verdad el PP vuelve al centro (el centro es como Cáritas, todos recurren a él cuando tienen hambre). ¿Dónde meten a los de Arrimadas ahora?

Ahora tendremos que analizar seriamente después de lo visto y oído que medidas van a tomar los del PP, VOX y C’s ¿Tendrá la suficiente dignidad el PP para seguir gobernando en coalición con un partido como VOX después de la descalificación que ha matizado tan duramente su líder Pablo Casado, no solo sobre la ideología e intenciones del partido sino de la integridad del propio líder de VOX? ¿Tendrá la suficiente vergüenza y amor propio VOX de seguir apoyando a un partido que lo ha descalificado tanto a nivel personal como ideológico de una forma salvaje? ¿Lo van a seguir manteniendo por patriotismo ambos? Si es así, queda una vez más demostrado en la situación que se encuentra nuestra clase política y nos lleva a pensar, con la mayor ingenuidad del mundo. ¿Qué buscan? ¿Qué quieren? Y ¿hasta dónde va a aguantar la ciudadanía esta situación?

Realmente hay que preguntarse: ¿Qué había en juego con esta moción de censura? ¿Se estaba intentando resolver y dar solución a los problemas de España? ¿O estaba en juego, porque no admitirlo, la ambición de unos cuantos por hacerse con el poder o, lo que sería más lamentable todavía, con algunos votos más, al precio que fuera?

Lo que sea ha sido y no cabe la menor duda de que ha resultado un espectáculo esperpéntico de una clase política que ya no da más de sí, que poco más podemos esperar de ella, y que vienen tiempos difíciles pues las encuestas nos dejan unos resultados que a pesar de los pesares y de los gurús de la prensa, el panorama de unas nuevas elecciones, por ahora no va a cambiar la situación en el reparto de votos en el contexto político actual, lo que no nos da otra opción que aceptar una situación como la que tenemos y con la que tendremos, nos guste o no, que aprender a convivir.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.