Sánchez ensayó en la tele y corrigió en el Congreso

Guerra en Ucrania

Por
— P U B L I C I D A D —

La Sesión 156 del Pleno del Congreso de los diputados no fue de control al Gobierno. Su punto único la definía como ‘Comparecencia ante el Pleno de la Cámara, de conformidad con lo dispuesto por el Artículo 203 del Reglamento para informar sobre la situación en relación con Ucrania’. La presidenta Batet empezó la sesión original: “Vamos a sustanciar la comparecencia a petición propia del Presidente del Gobierno ante el Pleno de la Cámara para informar sobre la situación en relación con Ucrania”.

“Comparezco ante ustedes —empezó Pedro Sánchez, textual, incluidas expresiones desafortunadas— para informar sobre la invasión Rusia en Ucrania; y también para manifestar la posición de la UE (¿?) y de España en relación con la violación de la legalidad internacional al perpetrado por el presidente Putin”. El 24 de febrero Putin actúo sin que nada justificara su acción. Argumentos falaces. Ante el embajador de Ucrania presente en una tribuna de invitados. Dolor del pueblo español. Reiteramos nuestro compromiso por la situación territorial de Ucrania. Putin no acepta lo que quiere la UE. Ataca nuestra seguridad para fragilizarnos. Trata de dividir a Europa. Se ha encontrado con una UE unida. La violación intenta redefinir las fronteras europeas. En 2005 Georgia, en 2014 Crimea y en 2022 ataque a Ucrania. Contundentes en la respuesta. Ha amenazado. Tanques avanzando por Europa. Atenta con la única arma que conoce: La guerra. Teme una Europa distinta al autoritarismo. Derechos humanos frente al autoritarismo ¿Guerra entre demócratas?

Fue el primer síntoma. Sánchez repetía su locución, de hace unos días en la tele ¿Guerra entre demócratas? No. Solidaridad con el pueblo ruso. Pido a Putin que libere a los detenidos. Pero para Putin todo son actos. Dice que en defensa propia. Mentiras y más mentiras. La verdad es que la invasión es un atropello a la legalidad. La UE y las vacunas: Fue el segundo síntoma, ya lo uso en la tele. En la UE actuamos, España es el cuarto donante para fondos europeos. Fue el tercer síntoma. Sánchez repetía lo dicho en TVE.

“Anuncio que España entregará a la resistencia ucraniana material ofensivo”. Fue la primera corrección: En vez de cascos, vendas, gasas y tiritas, material ofensivo. Recuerdo el no a la guerra, hoy es el no a la guerra de Putin. España y la OTAN no mandarán tropas a Ucrania (¿?) Va a apoyar a Ucrania. Lo que hagamos tendrá consecuencias.

En síntesis: Repetición de lo anticipado en TVE y corrección del tipo de armas a enviar. También, y porque es importante, conviene señalar que, como presidente español, en dos ocasiones —las señaladas con (¿?)— se creyó con entidad bastante para hablar en nombre de la UE y la OTAN. Puede ser algo más que un síntoma.

En su momento, cuando hace unos días en TVE aparecía el presidente del Gobierno, media hora y en momento de máxima audiencia, dos preguntas parecieron necesarias: ¿Para y por qué? En su descargo, pudo suponerse un ataque de elocuencia, del tipo Aló Presidente o parecido. Hoy, tras la comparecencia en el Congreso de los Diputados y lo visto y oído allí, lo anterior, que no justifica nada, evidencia su motivo en TVE: Fue un ensayo para lo que iba a hacer en el Congreso de los Diputados. Y por los motivos que se nos alcanzan. Pedro Sánchez, presionado o animado por vaya usted a saber quiénes, rehén de su socio de gobierno Unidas Podemos; y cautivo por sus tratos o contratos con los que le mantienen en la Moncloa, aunque enredara y liara, quería ensayar. Con ello, además, lograba una postura, por ambigua, propicia para sus intereses personales. Para cualquiera, la conclusión implica una convicción penosa: Sánchez ha podido usar TVE y el Congreso de los Diputados en su propio beneficio.

El resto de la sesión, aunque escondida o escondiéndose en la treta, de hecho, fue un toque de arrebato. A retratarse todos: PP, con Cuca Gamarra tolerante en política de Estado; es más firme el apoyo popular que el de sus compañeros de gobierno. VOX, con Abascal severo, soltó “usted no es creíble, no es fiable y no es respetable”; hay cómplices de Putin en el Grupo de Puebla; “dijo que había que suprimir el Ministerio de Defensa”. Unidas Podemos, con su crisis interna a cuestas, aplaudiendo unos, en silencio otros y con caras raras todos. Ciudadanos, amable con Edmundo Bal. ERC con Rufián y PNV con Aitor Esteban, independentistas, como siempre. EH Bildu, los Grupos Plural y Mixto como suelen: plurales y mezclados.

En definitiva, sobre la guerra en Ucrania, Sánchez ensayó en la tele y corrigió en el Congreso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.