PP andaluz sin ‘morbo’ o con él

Hay una acepción, la segunda y parcial, en el diccionario sobre la palabra ‘morbo’ que lo define como interés malsano por personas o cosas. Morbo también es la abreviatura, que ahorra tiempo y letras, para referirse al presidente de la Junta de Andalucía Juan Manuel MOR-eno BO-nilla.

Marifrán Carazo
Por
— P U B L I C I D A D —

El ‘morbo’, como interés y abreviatura, florecía en Madrid, a la vez que en la Carrera de San Jerónimo, Palacio de las Cortes, se gestaba algo, sea lo que sea, en relación o a pesar de la Reforma Laboral de Fátima Báñez y las sayas de Sergio Sayas, portavoz UPN en el Congreso de los Diputados. Tribuna Nueva Economía Fórum con Marifrán Carazo, consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía. Con ella, unas preguntas morbosas: Por qué MOR-BO la trae aquí. Para qué, a estas alturas, se la presenta y placea, en Madrid. En relación con las Elecciones en Castilla y León, o como indicio de lo posible al sur de Despeñaperros.

El acto, previsto o improvisado por el PP o la Junta de Andalucía, tenía interés, malsano o no. La prensa y analistas pueden prescindir de parte de los interrogantes que interesan en los actos que se convierten en noticia. Quién cómo, cuándo, dónde, etc. interesan siempre. Pero en este caso hay que buscar respuestas a dos: ¿Por qué? y ¿Para qué?

Como Carazo es poco conocida, para entrar en el porqué de su presencia, había que oírla. En la mesa de la prensa se especulaba con un anuncio sobre ferrocarriles o una petición de dinero para el Metro de Sevilla. La presentó Ana Pastor, ex ministra de Fomento: Plan de Infraestructuras. Ley de la Vivienda, a derogar cuando el PP llegue al Gobierno de España. Andalucía con un gobierno que va en la buena dirección. Queremos hacer las cosas bien; y pagarlas. 

Carazo, tras los agradecimientos, muchos y muy largos, empezó con el discurso que traía: El Gobierno de Moreno Bonilla es un motor. Durante décadas, Andalucía, en vagón de cola, dejó de ser un infierno fiscal para ser la comunidad que lidera la creación de empleo. Se ha pagado la deuda que dejó el PSOE. Es necesario que el Gobierno de Sánchez revise los precios en las contratas. La licitación en Andalucía ha crecido el 50%, con una licitación que es la tercera parte de toda España. A pesar de la Oposición y Vox, adelante con intención reformista. Política de vivienda. Ayuda al alquiler. Plan VIVE con 4.000 viviendas. Bajada de impuestos. Acabar la línea 3 del metro sevillano. Fondos de ayuda para trenes. Red logística. Corredores ferroviarios. El primer puerto de España, Algeciras, con conexiones ferroviarias del Siglo XIX.

Satisfecho, a su manera, el por qué, la Consejera trató de explicar el para qué. Podría verse con los matices usados, partidistas y electoralistas; o, sin ellos, limpios de motivos tácitos u ocultos. Siguiendo el discurso, turno para las cuestiones de futuro: La Junta de Andalucía da un paso adelante. Andalucía pide paso. Reclamamos al Estado la gestión de servicios (también los de RENFE). No al traspaso de competencias, pero queremos ayudar. Proponemos añadir servicios. Acercar las capitales andaluzas entre ellas. 84.000 kilómetros cuadrados con más de ocho millones de habitantes, con un tren que ayude. Andalucía no quiere ser más que nadie, pero tampoco menos. España necesita a Andalucía y Andalucía necesita a España.

Fue lo preparado. Después, preguntas. En ellas, la consejera, en puertas de unas elecciones autonómicas, inmediatas en Castilla y León y no lejanas en Andalucía, falló. Frente a la prensa, imprevista, defraudó. Como disculpa, poca preparación o errores de concepto, evidentes en deslices notables: Reclamó a España como Estado, sin reparar en qué es el Estado español y lo que son Andalucía y su gobierno en él. Propugnó, amenazó, con bajar impuestos a pesar de la ley. Separó a Andalucía del resto de España (España necesita a Andalucía y Andalucía necesita a España), como un independentista de salón.

Al final, como miembro del gobierno andaluz con aspiraciones para seguir y mejorar el status actual, se echaron en falta las ideas y cuestiones que producen el interés, malsano o no, que importan. A saber: Anticipo electoral en Andalucía, que por ley decide Moreno Bonilla. Relaciones con coaligados, VOX y Ciudadanos, que asienten y, llegado el caso, prorroguen el actual gobierno. Corrupción y condenados socialistas en Andalucía, silenciados. Situación del PP con batuta de Casado. Por qué MOR-BO la trae aquí. Para qué, a estas alturas, se la presenta y placea, en Madrid. En relación con las Elecciones en Castilla y León, o como indicio de lo posible al sur de Despeñaperros.

En resumen, PP andaluz sin ‘morbo’, o con él.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.