Pensionistas arruinan la economía

Pensionistas arruinan la economía
Serralaitz
Serralaitz, el seudónimo usado por el autor en atención a su lugar de nacimiento, es un localismo que corresponde al nombre dado en la zona a una sierra riojana: la Sierra de la Hez, un conjunto de montañas en el corazón de La Rioja, entre las comarcas de Rioja Baja y Alto Cidacos-Alhama y Cameros y a una altura superior a los mil metros. Desde esa altura, cuando no hay niebla, las cosas se aprecian de una forma muy especial.

Es, más o menos, lo que denuncia el Banco de España y no pocos comentaristas de la prensa conservadora. Los pensionistas españoles cobran de pensión un 74% más de lo que cotizaron en su etapa laboral. Es como un aviso a navegantes, y una respuesta a los miles de pensionistas que se manifiestan todos los lunes ante los ayuntamientos de ciudades y pueblos de todo el país.

No es la pensión del rey emérito que paga 11.000 euros por noche en hoteles de Abu Davi lo que arruina la economía española, son los pensionistas que cobran. Si son viudas, alrededor de 500 euros mensuales de pensión. Eso quieren decir algunos, parece…

Resulta que como cobraron salarios de miseria en su etapa laboral, tienen que seguir cobrando pensiones de hambre en su vejez. Resulta que mientras sostuvieron con su sudor y hasta con su sangre la economía española en su juventud, ahora tienen que conformarse con vivir una breve y mísera jubilación. Resulta que los que se forraron a costa de los trabajadores en aquellos años de salarios de miseria tienen a buen recaudo sus dineros en paraísos fiscales y ponen el grito en el cielo contra los que cobran una jubilación que no puede cubrirse con sus cotizaciones a la Seguridad Social en su etapa laboral.

Y como es lógico, cientos de firmantes vociferan contra las clases altas y el Banco de España que exigen mantener a los sufridores de entonces en el mismo sufrimiento u otro mayor. Todo un clamor de la opinión pública española.

Mal augurio para este momento en que gobierno y demás instituciones sindicales obreras y patronales se aprestan a discutir los presupuestos que sucederán a los del Gobierno de Rajoy y su experto economista Montoro, tanto más que desde Europa los mandamases de Bruselas abundan en las mismas consideraciones.

No pasa nada. Los españoles somos, según el gran Mariano Rajoy, “muy españoles, mucho españoles”. Puestos a malpagar a los emigrantes que vienen en busca de trabajo, malpagamos de la misma manera a nuestros compatriotas.

1 Comentario

  1. Pero…. ¿es que existe una prensa conservadora? Ahora todos somos “progresistas” y además damos codazos por ser más que los demás, aunque no se sepa en qué consiste eso del “progresismo”.
    Con respecto al artículo, es evidente que se trata de apartar por su escasa utilidad y la dificultad de su adoctrinamiento, a todos los que hemos ido cumpliendo años y todavía podemos pensar por nosotros mismos.
    Así están las cosas. Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.