Nuevas elecciones

El rechazo de Podemos y los secesionistas aboca a España a nuevas elecciones

Nuevas elecciones

El 70% de las bases de Podemos rechaza la propuesta del PSOE de gobierno de cooperación. Era el ‘as’ que Iglesias buscaba para decirle “no” a Sánchez. Se estrategia pasa por evidenciar la soledad del ‘Guapo’ y reivindicarse como la verdadera izquierda de cara a la próxima cita electoral. Maximiza el veto de Sánchez a su persona con el discurso de la “era de los vetos”, presentándose como más demócrata que nadie.

Es duda que la estrategia funcione, pero es mejor que quedar como “radical” que frena un gobierno progresista, que es como pretende presentarle Sánchez. El ‘cambia-colchones’ dice además que el problema de Podemos es su líder, afianzando la división interna. Además, deja caer que pactaría sin problemas con Errejón. Y por último, suelta una pulla de fondo: nos diferencia el respeto al estado de derecho, el sentido democrático y Cataluña.

Ambos tratan de ‘vender’ que la responsabilidad de la ruptura es del otro. Con la diferencia de que Podemos hace aguas. Para empezar porque hay un 75% de sus militantes que optaron por no votar. Para seguir, porque el 30% de los que votaron, lo hicieron a favor del pacto. Y por último, porque tanto Ada Colau como Teresa Rodríguez se han aliado con Errejón en el Senado. El ‘Más España’ está en marcha por más que el ‘niño lo niegue. Sin prisa, pero sin pausa

Tras el rechazo ‘morado’, ERC y JxCat también dan un paso atrás. Así que si no hay sorpresas no abra investidura en julio. ¿Y en septiembre? Son seguras las presiones del Ibex y de la Comisión Europea a PP y Ciudadanos para que se abstengan. Pero es bastante probable que pinchen. En primer lugar, porque ambos descuentan que ambos descuentan mejorar en la reválida. Pero es que además, el PP no olvida que fue el mismo Sánchez quien renunció a su acta de diputado antes de facilitar la investidura de Rajoy. ¿Devolver el favor con el ‘digno’?

En cuanto a Ciudadanos, su estrategia de liderar la derecha parece inamovible. Esperan una ‘ucedización’ del PP y recoger los restos. Eso explica el arrinconamiento de Prendes en la diputación permanente del Congreso, las últimas ‘ejecuciones’ y la crisis de Canarias. No parece que el verano vaya a cambiar la posición de Rivera. Y eso que llamar ”derecha” a Ciudadanos es mucho…

En este entorno, Vox rebaja las exigencias de eliminar la Ley LGTB de Murcia para facilitar la investidura. ‘Hacerse un Murcia’ de nuevo equivaldría a su suicidio nacional. Perder la mitad de los diputados será una mala noticia. Pero perder más, pondría en riesgo el proyecto.

Conclusión: los españoles no sabemos votar o nuestros representantes no saben pactar. Más urnas de nuevo para afianzar eso que refleja el CIS: uno de los principales problema de España son los políticos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.