Mr. Hyde y Mr. Jekyll: La familia proetarra se acicala para una “Prémière déjà vu”

Fernando Lanzaco
Licenciado en Derecho y en Ciencias Políticas. Periodista titulado por la Escuela Oficial de Periodistas, pertenece al Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado. Ha desempeñado, entre otros, los puestos de Subdirector General de Coordinación Administrativa del Ministerio de Educación y Ciencia, Presidente del Instituto Nacional de Asistencia y Promoción al Estudiante, Director General de Personal de Ministerio de Educación y Ciencia, Subdirector General del Ministerio de Justicia y Gerente de la Universidad Politécnica de Madrid.
Publicidad

El Nomenclator proetarra, probatasuno vuelve a crear otro partido y dice rechazar la violencia. Y eso parece no sólo ser suficiente sino impecable y jurídicamente irresistible para que el compacto proetarra, el compacto probatasuno, pueda participar en las elecciones de mayo.

Cuarenta años, ochocientas victimas, cientos de miles de millones de euros tristemente gastados en la lucha contraterrorista… Ya están lavados por el poder salvífico de la palabra, de la palabra del grupo proetarra. Nos dan la palabra de que ya no jalearán más los asesinatos, aunque los cometa ETA, inluso hasta les recomendarán que no lo hagan, que cada vez está peor visto. Y eso no sólo piensan que es balsámico, sino que es un bien del que debemos emocionadamente felicitarles, porque quizá, ya no haya más muertos, pero ¿y ETA? ¿Qué dice ETA? Sigue existiendo y consiente de buen grado la apariencia de disensión porque no la hay realmente y además es financieramente utilísima. Se cambian los réditos de la extorsión por los mucho más respetables y feraces de las subvenciones, empleos y disposición de presupuestos públicos para sus políticas y las innumerables gabelas públicas… Ni color.

Los beneficiarios de esta esplendorosa operación son los mismos que nunca condenaron a ETA y que seguramente no la condenarán en el futuro. Simplemente rechazarán la violencia, con toda probabilidad en trance de equidistancia, todas las violencias. Y fíjense, incluso la violencia de ETA…

El Gobierno dice que no es asunto suyo sino de los tribunales la autorización de la inscripción del “nuevo” partido político impulsado por los “viejos” combatientes en la cobertura política del terror. Son los mismos, son figuras históricas unos, directamente militantes de ETA otros, colaboradores por activa o por pasiva, defensores de la causa nacional justificatoria de los asesinatos. Alguno como el gran promotor D. Rufino, abogaba por la socialización del sufrimiento. Fueron tan aplicados que Ordóñez, Miguel Ángel Blanco y una larga lista socializaron el sufrimiento.

Exquisitamente, algunos bienpensantes y otros logreros de improbables cosechas políticas compensatorias del despilfarrado crédito del Gobierno, se lavan las manos e impulsan el reconocimiento del partido con falsa resignación del jaez ¡Han hecho los deberes escrupulosamente…! ¡Qué modelo de Estatutos impecables! ¿Sería arbitrario impedirlo por motivos no jurídicos…? ¿Y los muertos y los secuestros y las vejaciones, y sobre todo el olvido de una condena tajante a la existencia de ETA y a las muertes de ETA? Ni siquiera una invitación a ETA para que entregue las armas. 

El Gobierno informará a los jueces ¿Quién hará los informes, los autores de cobertura del caso Faisán?

 Si las cosas no cambian milagrosamente, tendremos el ideario de ETA en las instituciones, voceando la salmodia de “todo sin violencia”. Sin violencia la negociación política para la incorporación de Navarra, sin violencia las manifestaciones pro-presos, sin violencia la paz sin vencedores ni vencidos, preludio de la independencia, sin violencia otro Estatuto, sin violencia el derecho al referéndum de autodeterminación, sin violencia los presos a la calle.

¿Y si por malaventura ETA, en un tiempo, volviese a las andadas bien nutrida por el dinero de los españoles? Entonces ese sería un problema del Gobierno con ETA, ellos no tienen nada que ver… Es decir, dentro de poco tendremos dos problemas, me temo. Tendremos ideario radical en las instituciones y ETA asesinando. Dos en uno, inefable Sr. Zapatero, inefable Sr. Rubalcaba.

Se engaña el que quiere. En esto hay barra libre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.