Los ecologistas exigen a los partidos políticos que acaben con la corrupción medioambiental

Los ecologistas exigen a los partidos políticos que acaben con la corrupción medioambiental
Pedro González
Periodista, experto en Política Internacional. Fue director de Redacción de Euronews y fundador del Canal 24 Horas de TVE.
Publicidad

«Lo más descentralizado que hay en España es precisamente el medio ambiente, porque su gestión es casi exclusivamente antonómica, pese a lo cual no han invertido lo suficiente en tareas básicas de protección ambiental, antes bien las CC AA han participado muy activamente en un desarrollismo voraz, ilegal en muchas ocasiones, además de manifiestamente insostenible e imprudente». Así lo manifestaba Mario Rodríguez, director de Greenpeace, en la presentación del Programa por la Tierra, un bloque de propuestas a todos los partidos políticos, suscrito asimismo por Ecologistas en Acción, SEO/Bird Life, WWF y Amigos de la Tierra.

«Si desapareciera la corrupción, España iría mucho mejor en materia medioambiental», denuncia Paco Segura (Ecologistas en Acción), quien denuncia que la práctica totalidad de las corrupciones tienen un origen que atenta contra el medio ambiente, especialmente a causa de la burbuja inmobiliaria. «Estamos cansados de programas en los que estas cuestiones se quedan finalmente en el cajón», señala antes de advertir que en esta próxima campaña electoral seguirán especialmente a los líderes políticos que presenten sus candidaturas a ayuntamientos y comunidades, «para ver si entre sus cinco prioridades esenciales se hallan las de la preservación de un medio ambiente sano».

La práctica totalidad de las corrupciones en España tiene un origen que atenta contra el medio ambiente, especialmente las relacionadas con la burbuja inmobiliaria

«Vamos a pagar muy caro el abandono de la biodiversidad», manifiesta Asunción Ruiz (SEO/Bird Life), para quién cada día es más evidente la desertización de grandes partes del territorio. Denuncia la dejadez de la práctica totalidad de las comunidades autónomas a la hora de elaborar planes para la recuperación de las especies, lo que hace que se pierdan fondos de la Unión Europea previstos para ello, e incluso que hayamos estado en riesgo de tener que devolver cientos de millones de euros, concedidos y no empleados adecuadamente, en la vuelta a un medio rural vivo y sostenible.

Aguas residuales sin depurar

Los ecologistas preconizan mayor protección y ayudas para la ganadería extensiva y la trashumancia, además de la preservación de los bienes públicos. La dejadez y abandono de sus obligaciones por parte de las CC AA a propósito de la ocupación del espacio público fluvial por explotaciones agrícolas o industrias, es la causa de los enormes destrozos causados, por ejemplo, por las últimas crecidas del Ebro, a juicio de Juan Carlos del Olmo (WWF). «No puede ser -denuncia- que existan aún 800 municipios que no depuran sus aguas residuales en absoluto, y casi otro millar que lo hace de manera muy deficiente, contaminando ríos, embalses y el litoral marino».

La dejadez y el abandono de las obligaciones de las CC AA, a propósito de la ocupación del espacio público fluvial, es la causa de los enormes destrozos causados, por ejemplo, por las últimas crecidas del Ebro

Ríos, bosques, mares y costas requieren una mayor implicación para regenerar sus ecosistemas, amenazados tanto por la contaminación como por el desconsiderado aumento de los residuos. Las cinco organizaciones reclaman el fin de la especulación urbanística, especialmente en las costas, y la sobreexplotación pesquera.

Respecto de la primera, advierten de que vigilarán muy de cerca que no se construya ni un centímetro cuadrado más en los espacios que aún quedan verdes, e instan en consecuencia a que se prime la rehabilitación de edificios.

Los malos modos de antes

«La recuperación económica no puede ser un pretexto para volver a los malos modos de antes», subraya Lilianne Spendeler (Amigos de la Tierra), que aporta el dato de que la propia Unión Europea en su conjunto consume y acaba cada año con tres veces más recursos de los que posee o renueva. Una situación que puede hacer irreversible la desertización e inhabitabilidad de muchos espacios, y donde España es uno de los países más amenazados.

En total, son 16 propuestas en materias concretas. Un aire sano, la reducción de residuos y el urbanismo especulativo figuran en cabeza de las preocupaciones medioambientales. También el ahorro efectivo de agua, la protección de los bosques, la fiscalidad sostenible, la defensa de los derechos animales, y la protección de las costas y los cursos fluviales.

Este es un año de grandes oportunidades por cuanto se inicia un nuevo periodo de fondos europeos, que aportarán miles de millones de euros para programas medioambientales

Aprovechando el Día de la Tierra, los cinco grupos subrayan que 2015 se presenta como el año de los grandes retos y oportunidades, entre otras cosas porque marca el inicio de un nuevo periodo de fondos europeos que aportarán miles de millones de euros, todo ello, además, cuando a finales del año tendrá lugar una cumbre crucial sobre el calentamiento global en París.

Advierten también a las CC AA de que aprovechen sus capacidades de legislar, vigilar y multar, en su caso, a quienes atenten contra el medio ambiente de todos. Y no olvidan tampoco recordar esa capacidad para que se opongan al fracking y a las prospecciones en busca de petróleo, métodos que a su juicio causan más destrozos que beneficios. «Vale ya de mirar para otro lado. Las CC AA deben cumplir y hacer la ley. Ya está bien», concluyen al unísono las cinco organizaciones ecologistas.

Artículo en fuente original: ZoomNews.es

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.