España no suma

Antonio Imízcoz
Periodista.

El Rey ha firmado ya, y publicado el BOE, el decreto de disolución de las Cámaras y la convocatoria de nuevas elecciones generales para el 10 de noviembre; y aún no faltará quien piense y diga que ha sido el monarca el que ha decidido que se repitan los comicios. Eso que todos decían, con la boca grande y mucho aspaviento, que no querían que ocurriera, porque fíjate tú qué faena para España y los españoles todos.

A estas horas, también, sabemos que a la izquierda le ha salido —ya veremos dónde, porque tampoco será en todas las circunscripciones— un grano gordo con la decisión adoptada por Más Madrid, el invento de urgencia para la capital que montaron la abuelita Carmena y el niño Errejón, de presentarse a las Generales. Un forúnculo que puede arrastrar votos tanto de Podemos como del PSOE.

Aunque a Errejón lo que le privaría de verdad sería ir directamente en las listas socialistas, que con ése y no otro horizonte se marchó de la casa paterna de Iglesias —y eso sin esperar a que se mudara al casoplón de Galapagar—, y que será lo que, ya verán ustedes, acabe sucediendo en no mucho tiempo, si es que no se produce el evento antes de llegar a las urnas en noviembre.

Mientras, en el Partido Popular, hay quien sigue, dale que te pego, con lo de sacar adelante eso de España Suma, a imagen y semejanza de lo que se construyó en Navarra, que les ha gustado tanto que hasta han pretendido registrarlo como propio. Pero es que en Navarra tanto PP como Ciudadanos se acogían al paraguas benefactor, en trayectoria, como en nombre, como (sobre todo) en respaldo electoral, del regionalista Unión del Pueblo Navarro, que es desde hace tiempo quien tiene la sartén por el mango en la Comunidad Foral y del que, por cierto, es separó el PP después de años de feliz matrimonio. Pero es que a nivel nacional no existe, o no todos estarían dispuestos a reconocer, un liderazgo o superioridad tal por parte de las deseadas confluencias. Al contrario, Ciudadanos por lo que suspira es por superar en sufragios a los populares y ser la cabeza visible de un posible gobierno o, en caso contrario, de la oposición

Ya ha dicho Rivera que lo de la unidad se queda para el 11 de febrero; y eso en el caso de que la suma de naranjas y azules sea de un escaño más que PSOE y Podemos. Lo cual que a mí me hace mucha ilusión porque parece que algo va a depender, finalmente, de lo que decidamos con nuestras papeletas. Que luego será que no porque, con esas premisas, definitivamente, España NO Suma.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.