10 de noviembre, indultos o economía

10 de noviembre, indultos o economía
Juan Antonio Zuriarrain
Economista y Diplomado en Comunidades Europeas por la Escuela Diplomática. Exdiputado del CDS en la Asamblea de Madrid.


El próximo 10N volvemos a las urnas de unas elecciones generales segunda vez en seis meses y cuarta en cuatro años, no está mal. Antes de hablar del 10N en concreto, unas palabras para comentar como se ha llegado a él. Jamás uno puede imaginarse a priori, el cómo un candidato, que ha ganado las elecciones y que todas las posibilidades de formar Gobierno pasan por Él, que no se puede ofrecer otra alternativa (ni siquiera PP + C’s + Podemos), sea incapaz de formar Gobierno teniendo por lo menos cuatro alternativas claras; esto es:

 1ª.- La misma que le aupó a la Presidencia de Gobierno, si ahora no es válida no lo debió ser hace un año.

2ª.- PSOE+C’S, aquella que se presentó después de las elecciones de 2015, ni siquiera ofreció repetir el texto consensuado antes y eso que la suma daba una mayoría absoluta más que holgada.

3ª.- Gran coalición PSOE+PP, al estilo alemán y que tanta estabilidad ha dado en este País entre los dos partidos alternantes en el poder, con mayoría absoluta más amplia todavía que la anterior, ni un solo ofrecimiento.

4ª.- Una coalición constitucional PSOE+PP+C’S, abierta a otras incorporaciones de partidos regionales como cántabros, navarros o canarios, que solo estos aportarían otros 5 diputados. La suma de los tres aportaría dos tercios de la Cámara y podría haber hecho hasta reformas Constitucionales, con mayoría casi total en el Senado. No hubo ni siquiera un comentario.

Pues durante esos casi cinco meses solo ha habido un intento fallido de investidura con Podemos, y un largo y tedioso ataque personal entre líderes de partidos, con una incapacidad manifiesta de ceder posiciones partidistas en los pocos intentos de dialogo. Un fracaso para todos, pero especialmente para el Candidato del PSOE Pedro Sánchez, que además es Secretario General del PSOE, que podía haber constatado un candidato alternativo en su partido, por si el problema era Él. Sánchez ya señaló un problema en Iglesias. Además Sánchez fue Presidente sin ser Diputado, luego podía haber buscado Presidente entre los 47 millones de españoles, pero ninguno vale la pena más que el Excelentísimo Doctor Sánchez.

¿Y el 10N qué? , por de pronto puede haber presiones cruzadas de poderes fácticos, que mientras antes veían con buenos ojos una política de desinflamación en Cataluña que acabase con indultos parciales o totales y con la devolución de la tranquilidad al País, ahora hay otras líneas de preocupación en los poderes fácticos como es la Economía, la desaceleración ya ha llegado el empleo se resiente y los ingresos fiscales también, y lo que puede llegar, Thomas Cook es un aviso, Ryan Air otro, que pasará con el Brexit, y con las relaciones comerciales exteriores, China, Irán etc. Y los problemas italianos, la recesión de Alemania, y un largo etcétera conocidos u ocultos. Pero si existe un problema y hay quien piensa que por delante de la pacificación de Cataluña puede estar la Gestión de la Economía, que el Presidente Zapatero en su día no fue un ejemplo de virtud. Muchos piensan en un Gobierno de centro derecha que encauce la economía y luche contra la violencia incipiente en Cataluña.

Pues puestos ya en elecciones y con un nuevo actor en el mapa político “Más País”, que puede pasar, si se presentan los partidos en solitario nos encontraremos con una situación similar, ¿sería capaz Sánchez de formar Gobierno? Su enfrentamiento con Podemos le puede restar un flanco, puede que ya no sume con Ciudadanos, ¿sería posible un tripartito PSOE + C’S + Más País? Todo lleva otra vez al bloqueo.

Todavía puede haber coalición preelectoral por parte del centro derecha. A mí España suma no me gusta el nombre, porque utilizar España para una coalición política no es elegante, por qué España somos todos y es de todos, tampoco creo que Vox proporcionaría suma sino que más bien sería una resta, podría aportar racionalidad y presentarse allí donde puede sacar diputados y no en todas las circunscripciones. Buscar otro nombre no debe ser difícil, Yo mismo puedo poner uno Ciudadanía Popular, podría ser una coalición que ganase las elecciones merced a la compleja Ley electoral española con circunscripciones de diferente tamaño, y al voto útil que le podría proporcionar el electorado más a su derecha, y el efecto llamada al abstencionista.

Quizás el problema sea el liderazgo, pero también hay soluciones, Yo preferiría elegir una mujer, valgan los ejemplos de Ana Pastor, Inés Arrimadas o Álvarez de Toledo, España necesita ya una mujer al frente. Casado y Rivera son jóvenes y la vida es larga y su generosidad se vería recompensada. Otra solución técnica sería presentar la coalición en toda España menos Madrid, que se pueden presentar por separado ambos partidos, el que gane Madrid estaría mejor situado para la Presidencia de Gobierno. Si se logra la mayoría los diputados de Madrid se pueden integrar en la coalición, o los obtenidos por los partidos en la coalición se integran en los grupos parlamentarios que formasen PP y Ciudadanos con los resultados de Madrid tanto si gobiernan como si están en la oposición y tendrían grupos diferenciados.

Solo quedan tres días para decidir coaliciones pero si en centro derecha quiere gobernar y no ver quien gana ser líder de la oposición deberán optar ya, y la opción el 10 de Noviembre es continuar con la desinflamación en Cataluña y otorgar indultos para la posible integración de los disidentes o gobernar para combatir con acierto al enemigo que nos acecha ya “LA CRISIS ECONÓMICA”.



DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.