Reino Unido no teme que la City pierda su condición de centro financiero global

Desayunos Executive Forum
Pedro González
Periodista, experto en Política Internacional. Fue director de Redacción de Euronews y fundador del Canal 24 Horas de TVE.

No han comenzado aún las negociaciones para la salida del Reino Unido de la Unión Europea (el conocido Brexit), pero ya se ha iniciado una intensa campaña de persuasión de las supuestas bondades de la secesión británica. Las buenas maneras presidieron el desayuno celebrado en Madrid con el secretario de Estado de Política Comercial, y organizado por Executive Forum, el diario digital Vozpopuli y una de las empresas españolas con mayor volumen de negocio en Gran Bretaña, Ferrovial.

El caso es que lord Mark Price no dejó de cuantificar el volumen de los flujos entre las Islas y el Continente, por emplear un viejo tópico lingüístico: el 40% de las exportaciones británicas van directamente al territorio de la Unión Europea, con España entre los países más dinámicos (47.000 millones de euros anuales), además de ser el quinto receptor de las inversiones británicas. Price señaló que Madrid tiene un superávit de 10.000 millones anuales con Londres, y que la relación personal que reflejan los 15 millones de turistas británicos que vienen a España, y los 300.000 españoles que viven y trabajan en el Reino Unido, no se puede difuminar de la noche a la mañana.

Por si alguno de los muchos empresarios y embajadores de países de la UE asistentes al desayuno aún no se había enterado, Mark Price desgranó una vez más las causas del Brexit: el control de la inmigración, la recuperación de las parcelas cedidas a Bruselas en materia de soberanía parlamentaria y judicial, y la apuesta por una relación comercial de Londres con todo el mundo sin la intermediación de la Comisión Europea.

Palabras suaves, incluidos los llamamientos al mantenimiento de una relación fructífera, pero que ocultan la firmeza británica en su decisión de tirar adelante por su cuenta. Adujo el secretario de Estado que los vaticinios de presunta ruina y declive del Reino Unido no se están cumpliendo, y expresó su convicción en que la joya de la Corona, la City, y su colosal volumen de servicios financieros continuará como hasta ahora. O sea, una manera de enfriar la euforia que algunas plazas (París, Frankfurt e incluso Madrid), han empezado a mostrar, en la esperanza de que, una vez consumado el divorcio, algunas de las grandes firmas de esos servicios financieros se establezcan al otro lado del canal de la Mancha.

Ni una palabra, por supuesto, respecto de los grandes valores que conforman los pilares en la UE, es decir la libre circulación, no solo de mercancías y servicios sino también de personas. La avalancha de emigrantes, legales e ilegales, reclamando estatuto de refugiados o en busca simplemente de una vida mejor, es el principal pretexto con el que ganaron los partidarios de abandonar la UE en el referéndum convocado por el ya casi olvidado David Cameron.

En todo caso, y como miembro del actual Gobierno de Theresa May, su secretario de Estado de Política Comercial, está convencido de que “el Reino Unido se va a poner de nuevo en el centro de un mundo interconectado”. Y que nadie se llame a engaño: “Nos vamos de la UE pero no de Europa; no hemos querido abandonar el mundo sino retomar el control de nuestra economía”.

Resultó cuando menos paradójica la defensa que hizo lord Price del libre comercio al tiempo que reconocía implícitamente las presiones de las empresas británicas para protegerse una vez desaparecido el paraguas comunitario.

La sensación al final del encuentro es que la UE habrá de diseñar muy bien el marco de las negociaciones del Brexit, con los principales tenores tocando de verdad en el mismo tono. La tentación a la desbandada, alentada por el populismo, será además tanto mayor cuanto que el Reino Unido pueda confirmar con hechos que no solo no recula sino que incluso es más próspero y soberano fuera de la Unión Europea que dentro de ella.


FOTO: Executive Fórum

1 Comentario

  1. Opino como tu, que es paradojico que muestren tanto interes en tratar de convencerse de que el fuego no quema. Solo son llamas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.