Panamá ofrece a la inversión española “inmensas oportunidades” de negocio

El embajador en Madrid rechaza la leyenda negra de los Panama Papers

Milton Cohen-Henríquez Sasso (embajador de Panamá), Marta Lamas (Moderadora de Hera&Partners) y Felipe Muñoz (Coordinador de negocios Internacionales) [Dcha. a Izda.]
Pedro González
Periodista, experto en Política Internacional. Fue director de Redacción de Euronews y fundador del Canal 24 Horas de TVE.

Transición energética, transporte, desarrollo de las riberas del Canal, hay cientos de negocios posibles para los inversores extranjeros que quieran obtener rentabilidades a su dinero en un marco de estabilidad política, seguridad jurídica y crecimiento económico sostenido. Así lo “vendió” el embajador de Panamá en España, Milton Cohen-Henríquez Sasso, en el encuentro con empresarios españoles, organizado por Hera Partners y celebrado en el GSG Business Hub de Madrid.

Escoltado por Luis Felipe Muñoz, coordinador de Negocios Internacionales, y por Christine Brostella, encargada de Relaciones Comerciales y Turismo, el embajador quiso disipar las dudas sembradas por los denominados Panama Papers, aquella filtración informativa de documentos confidenciales del despacho Mossack Fonseca al diario alemán Süddeutsche Zeitung, que los compartiría con el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés). En total, más de once millones de documentos en 2,6 terabytes, difundidos desde abril de 2016 por 109 medios de comunicación de 76 países.

“el 80% de aquellos documentos nada tenían que ver con ciudadanos o empresas panameñas”

Arguye Cohen Henríquez-Sasso que “el 80% de aquellos documentos nada tenían que ver con ciudadanos o empresas panameñas”. En efecto, la mayor parte correspondía a personas o entidades alemanas, francesas, o suizas, además de numerosos jefes de Estado y de Gobierno de todo el mundo, pero el hecho de bautizarlos con el nombre de Panamá ha hecho un daño reputacional gigantesco al país.

Impulsada especialmente por España, la Unión Europea salió al rescate de Panamá al retirarle la consideración de paraíso fiscal en 2018, pero las leyendas, sobre todo si son negras, precisan de mucho tiempo y esfuerzo para borrarlas. “En todo caso —señaló el embajador— aquellos documentos podrían identificarse con el Panamá de hace 30 o 40 años, que en nada se parece al de 2019, tras la lucha de los propios panameños por erradicar las prácticas de personajes como el dictador Manuel Antonio Noriega”.

Los empresarios e inversores españoles recibieron seguridades acerca de la estabilidad política del país: tres gobiernos de ideología distinta en los últimos quince años, manteniendo índices de crecimiento económico del 6,5% y una deuda equivalente al 36% del PIB. También sobre la seguridad jurídica: las reglas de juego están garantizadas durante diez años, con el plus adicional de acogerse a tal principio, en el caso de alteraciones regulatorias, por el tiempo que reste hasta completar los citados diez años de garantía. En el caso de España rige, además, un acuerdo de doble tributación, y su consideración de “país amigo” confiere a los españoles los mismos derechos que a los ciudadanos nacionales.

Panamá, que ya exhibe el mayor número de rascacielos y la más elevada renta per cápita de Iberoamérica, con una inflación sostenida en el 1% y una tasa de desempleo del 4-5%, presume de disponer de más grúas pórticas (las que mueven los contenedores) que México, Brasil, Argentina y Colombia juntos. Aspira a que las riberas del Canal Interoceánico alberguen desarrollos de nuevos negocios, y a que se implementen las oportunidades que ofrece la nueva sociedad tecnológica en un mundo globalizado.

Las transacciones se efectúan habitualmente en dólares, pero el país no impone ninguna moneda forzosa, de modo que puede utilizarse cualquier divisa internacional siempre que así lo acuerden las partes contratantes.

Exhibiendo una gran convicción, Cohen-Henríquez Sasso insiste en la centralidad de su país para erigirse en el gran hub del continente, algo a lo que contribuyen especialmente la ampliación del aeropuerto de Tocuman, capaz de mover 22 millones de viajeros anuales, y la gran expansión de los puertos de Colón (Atlántico) y Balboa (Pacífico).

Insiste en que no es necesario al empresario o inversor extranjero tener un socio panameño para poner en marcha sus negocios, pero sí aconseja contratar a un consultor local que les guíe en los pequeños detalles de la cultura e idiosincrasia panameña, lo que evitará involuntarios malentendidos que puedan echar a perder los mejores sueños.


FOTO [Dcha. a Izda.]: Milton Cohen-Henríquez Sasso (embajador de Panamá), Marta Lamas (Moderadora de Hera&Partners) y Felipe Muñoz (Coordinador de negocios Internacionales)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.