La eternidad del brexit

La eternidad del brexit
Juan Antonio Zuriarrain
Economista y Diplomado en Comunidades Europeas por la Escuela Diplomática. Exdiputado del CDS en la Asamblea de Madrid.

Todos nos inclinamos a que la gravedad de un brexit caótico parece desaparecer después del acuerdo Unión Europea / Reino Unido, refrendado en Westminster por 329 votos contra 299. Ahora queda su tramitación, en el parlamento británico, que no podrá ser Exprés como pretendía el Primer Ministro, pues la votación la perdió por 322 frente a 308 votos, lo que le obliga a tramitar la Ley con la posibilidad de que se enmiende en muchos apartados algunos trascendentales en el devenir de la Ley.

Obligado por la Cámara de los Comunes Jonhson ha solicitado la prorroga a Europa y es de esperar que se le conceda al menos por tres meses más. El Premier pretende en ese periodo convocar elecciones anticipadas, pero la constitución requiere de 2/3 de la Cámara para adelantarlas, y por tanto necesita a los Laboristas y no parece que estos se lo concedan, pues las encuestas no les favorecen, y mientras los Conservadores están sufriendo mucho desgaste con tantas derrotas parlamentarias.

De momento se mantendrá en la Unión Europea, y la tramitación de la Ley puede traer sorpresas en forma de enmiendas, que amplíen los acuerdos aduaneros para Irlanda del Norte a todo el Reino Unido, lo que conllevaría a una Unión Aduanera de hecho, que es lo más importante, sobre todo para un País que no pertenece al club del euro.

Está situación llevaría a negociar un acuerdo comercial con Europa, que puede llevar años, como ejemplo vale el acuerdo entre Canadá y la Unión Europea que ha durado muchos años. Los periodos transitorios se irían extendiendo de diciembre del 2020 actual, a prorrogas anuales o bianuales, que concluirían con una situación próxima a la actual, pero con el Reino Unido sin derecho a voto en las decisiones Europeas. Un brexit eterno.

Lo cierto es que parece que las bolsas Europeas y la libra han reaccionado al alza, lo cual supone que los inversores han perdido el miedo al brexit caótico y esperan un Brexit ordenado aunque este dure el tiempo necesario de tramitación de la Ley y un posterior acuerdo comercial.

El referéndum dijo brexit, y los políticos se ven en la obligación de hacerlo cumplir, pues es la voluntad popular. Un segundo referéndum no garantiza la permanencia, es más, es probable la repetición de victoria del sí. Los británicos, se consideran un continente insular y viven todavía en la nostalgia del Imperio y es muy difícil que se sientan europeos, son incluso más proamericanos que proeuropeos, por muchos motivos como son la cultura, la lengua y un largo etc.

Las elecciones en este momento, convienen al partido conservador que podría alcanzar la mayoría absoluta y gobernar la legislatura con comodidad, también beneficiaría a los liberal-demócratas, que capitanearían la petición de un segundo referéndum y defenderían la permanencia. En este contexto parece difícil aunque no imposible que los Laboristas acepten elecciones anticipadas, que probablemente perderán, e incluso bajarán en escaños. Ahora se sienten cómodos, en las alianzas con liberales, verdes, nacionalistas escoceses y conservadores escindidos.

Solo el tiempo nos dirá el futuro, pero para mí los indicadores es que habrá brexit, éste será larguísimo, y el resultado final será una unión aduanera, con el Reino Unido fuera de la Unión Europea.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.