Rivera, el criticado

Rivera, el criticado
Juan Antonio Zuriarrain
Economista y Diplomado en Comunidades Europeas por la Escuela Diplomática. Exdiputado del CDS en la Asamblea de Madrid.

Desde los tiempos del CDS de Adolfo Suárez, no asistía a una crítica tan feroz de todos los medios hacia la figura y las políticas de Albert Rivera, quizás sea que en España no te permiten ser de centro, tienes que pertenecer a una de las dos Españas que tanto daño nos ha hecho a lo largo de la historia. Todos critican al Presidente de C´s, y todavía no ha gobernado salvo en Andalucía unos meses, en ninguna parte, ni ha ganado las elecciones, y todos quieren que solucione España. Para unos tiene que ceder los votos al PSOE sin ninguna negociación y pacto alguno para dar estabilidad a España y que no gobiernen o influyan separatistas, ni populistas, ni nacionalistas. Pero eso no se lo piden al PP.

Para otros tiene que apoyar gobiernos autonómicos y municipales con la derecha aunque esté VOX en esos gobiernos, sin permitirle poner una distancia ideológica con ellos, que cierre los ojos y punto. Para el contrario no puede apoyar a VOX porque es de extrema derecha, mientras que ellos pactan o se apoyan con la extrema izquierda, Bildu o los separatistas. Hasta desde fuera de España se permiten decir con quien puede o no puede pactar. Todo ello es increíble.

Se le critica haber puesto distancia con el PSOE antes de las generales, y nadie reconoce que gracias a ello C´s obtuvo un inmejorable resultado electoral, que le permitiría si quisiera poner cordura en un factible gobierno constitucional, éste si de “COALICIÓN”. Pero para ello el PSOE tiene que romper amarras con sus socios de la moción de censura, podría verse esta ruptura en una investidura fallida de Sánchez, y entonces en una nueva investidura, y con un planteamiento de Gobierno totalmente diferente y pactado con C’s en condiciones de cuasi-igualdad presentarse ante el parlamento con mayoría absoluta en ambas Cámaras. Indudablemente sería estabilidad para cuatro años y el primer paso lo tiene que dar el candidato a la investidura y claramente. Quizás cuando se hayan cerrado los Gobierno autonómicos, pueda ser el momento.

Pero todos tenemos que tener en cuenta, que no puede ser criticar solo a un partido, que es el único que no ha gobernado todavía en ningún sitio, con la excepción de Andalucía, donde yo vivo y por cierto ha conseguido desde la oposición bajar el impuesto de sucesiones y donaciones, y desde el Gobierno bajar el tramo de IRPF autonómico en varias fases. Los demás han gobernado la Nación sus Autonomías y sus Ayuntamientos con sus Diputaciones, han cometido aciertos y errores, pero esos no son criticables. Ni Coalición Canaria, ni PNV, ni regionalistas o separatistas se les critica, pueden hacer de su capa un sayo cuando se les antoja, pedir lo indecible, negar lo más razonable, que siempre están en su derecho. Por favor no nos carguemos al partido político más en el centro desde Adolfo Suárez (apenas se criticó a su hijo haciendo el ridículo en campaña), a Suárez lo fulminamos, a UPYD también le maltratamos de palabra y le ignoramos cuando queríamos, y ahora le ponemos en el precipicio a Ciudadanos. Deberíamos todos ser lo responsables que exige la situación política, analizar con minuciosidad las posibles soluciones de gobernabilidad y apoyar moralmente a los actores de la misma.

Se le ha criticado pedir gobiernos alternativos, cuando es más viejo que la política, y se ha hecha en ésta misma legislatura, y el mismo que lo ha tildado de ocurrencia se lo ha ofrecido en otras plazas, y todos hemos permanecido en silencio ante estos ataques y solo hemos avalado con nuestro silencio que se trataba de ocurrencias, cuando es una alternativa más a los pactos y de hecho ofrece una mayor coherencia a la gobernabilidad y fortalece la misma.

Es curioso que dos de los gobiernos municipales que los pactos otorgaban a Ciudadanos, no han salido adelante por abstención de algún actor, véase Burgos y Huesca, no se ha visto ninguna crítica al respecto, simplemente alguna sonrisa, cuando es una situación impresentable que merece todos los afeamientos, y lo único que se ocurre decir es que haremos mociones de censura, pero claro con otro candidato no de Ciudadanos sino del PP, y hasta eso parece normal, al menos por el nivel de críticas.

Alguien puede pensar que soy un afiliado de C´s, pues no, soy un jubilado fuera de la política y mi único acercamiento a Rivera fue ofrecer mi experiencia como asesor fuera de cargos políticos e institucionales, su respuesta fue que me afiliara, no lo hice y además sentí vergüenza ajena por su contestación, pero eso no me quitará mi sentimiento liberal que defendí con Adolfo Suárez y en menor medida con Rosa Diez por mi edad, pero siempre trataré de construir y poner cordura, en la difícil situación política que nos toca vivir, y trataré de apoyar con mis escritos a todo aquel que colabore en la estabilidad política constitucional.

1 Comentario

  1. Al líder de Ciudadanos no se le critica personalmente, sino por las “compañías” que le llevan a cambiar de opinión de una forma constante. El centro político no existe en tanto no existen de verdad las supuestas “derechas” e “izquierdas” que son ya términos anacrónicos utilitarios (cuando conviene). Desde aquel partido reformista republicano del Sr. Alvarez -aplaudido y luego denostado por Ortega- hasta el partido reformista “bien pagao” de Roca-Garrigues, o el propio CDS sin identidad propia (yo mismo le comenté a Suárez si ser de centro suponía apoyar a unos u otros en días alternos), UPyD y C,s con un lastre de “políticos” sobrevenidos que hicieron perder la frescura del mensaje original…. Todos ellos fracasaron por su incoherencia.
    Como vemos, ahora la cosa va de ambientalismos, feminismos, animalismos, etc.etc. todos ellos “transversales” (eso sí, con cordones sanitarios oportunos, no nos vayan a quitar la subvención). Y nos vienen impuestos desde fuera.
    El “centro” político (UCD) fue un invento excepcional que salió adelante porque venía organizado desde el poder anterior. Sin los llamados “azules” poca cosa habría hecho los “coaligados” del CD originario. Por eso no es aplicable a la situación anterior. En todo caso, si lo que defendemos es un sistema político de pensamiento único (socialdemocracia) será necesario reformar el artº 1º de la C.E. y eliminar “el pluralismo político” y la “soberanía nacional”. Un sólo partido del gobierno, un sólo pensamiento y acción y un sólo modelo de vida basado en la corrección que convenga.
    Un cordial saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.