Picaresca empresarial

Por
— P U B L I C I D A D —

Hablé ayer con un senegalés inscrito en una ETT: en julio ha trabajado cinco días, en agosto trabajará todos los días por aquello de las vacaciones.

Mi amigo africano relataba como pan nuestro de cada día la evolución de este verano que llena las playas y ha batido records en venta de automóviles: «Pero no todas las empresas cogen gente para cubrir puestos de los que van de vacaciones: las hay que obligan a los que quedan a prolongar su jornada algunas horas más, por el mismo salario. Les dicen que se las cobrarán en horas de vacaciones…». De vacaciones, o de paro…

Lo del trabajo doméstico y los cuidados a personas disminuidas por la vejez o las limitaciones físicas es como el paraíso del empleo en negro, ya se sabe. Hasta el Echenique de Podemos anda en los periódicos por malentendidos relativos a este particular: que si su ayudante no cotiza a la Seguridad Social, que si él le pagaba doble del salario al uso…

Dos muestras más, al azar, de la desregulación y el descontrol del mercado de trabajo. Los entendidos calculan que el empleo en negro existente en España podría dar para crear un millón de puestos de trabajo, que el 8% del PIB procede del fraude laboral.

A lo mejor estos datos deberían ser publicitados cuando se alardea de que este verano nos ha traído un crecimiento espectacular del empleo, un milagro más de la Virgen del Rocío que tanto pregona nuestra ministra del ramo.

Pero la Virgen del Rocío no parece tener previsto un servicio de inspectores del fraude laboral, y los empleadores parecen contar con todas sus bendiciones y parabienes. ¡Caray con la Virgen del Rocío! Habría que hablar largo y tendido de picaresca, pero más que de la picaresca laboral, de la otra picaresca, la empresarial, la de un Estado que mantiene su mercado laboral en los niveles de explotación de China o de África del Norte, en palabras de expertos en esta materia.

Nos lamentamos de que las arcas de la Seguridad Social se están quedando a cero de reservas, y dejamos escapar por falta de vigilancia millones y millones de cuotas y de afiliaciones a la misma Seguridad.

Y mantenemos a los trabajadores a un nivel de desamparo, y fomentamos unas formas de competencia desleales, de condiciones de trabajo infrahumanas, de vidas sin porvenir ni esperanza, de miseria.

Mientras tanto nuestros medios informativos discuten obsesivamente de si habrá nuevo gobierno o terceras elecciones… ¡Tan ricamente!

Serralaitz
Serralaitz, el seudónimo usado por el autor en atención a su lugar de nacimiento, es un localismo que corresponde al nombre dado en la zona a una sierra riojana: la Sierra de la Hez, un conjunto de montañas en el corazón de La Rioja, entre las comarcas de Rioja Baja y Alto Cidacos-Alhama y Cameros y a una altura superior a los mil metros. Desde esa altura, cuando no hay niebla, las cosas se aprecian de una forma muy especial.
Artículo anteriorHabrá investidura antes de Tokio 2020
Artículo siguienteLa gran decepción

1 Comentario

  1. El sector de hostelería (del que tanto presumimos de cara al turismo) empezó a «externalizar» servicios hace ya algunos años. Eso significa que todo el sector de mantenimiento (desde gobernantas a camareras de pisos) pasan a ser contratados por intermediarios (ETT) que aplican convenios inferiores a los que corresponderían en hostelería. Hace unos días, en «El Confidencial» se denunciaba el sistema de contratación: temporal (a veces por días, jornadas o por horas) con las respectivas altas/bajas en la S.Social (sube la estadística de «contratados»). Esas personas realizan jornadas superiores a las establecidas y perciben una cantidad por cada habitación (trabajo a destajo entre 12/15 hab. al día) que les reporta mensualmente (cuando trabajan un mes) unos 600 euros. ¿Donde está la inspección de trabajo? Si vemos el perfil de quienes se dedican a esta intermediación laboral nos daremos cuenta de porqué se permite.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.