Pablo Casado puso al Congreso en silencio y en pie

Pablo Casado puso al Congreso en silencio y en pie. FOTO: EFE
José Luis Heras Celemín
José Luis Heras Celemín es autor del libro “El Caso Bankia y algo más… o menos” y Director de Comunicación de la Fundación Emprendedores.

“Ayer enterraban al hermano de mi padre”, dijo Casado. Virus y realidad. La Mesa del Congreso de los Diputados había dispuesto un Pleno mezclándolo todo. Los puntos 1 y 2 iban juntos: Comparecencia del Gobierno según dispone el Reglamento; y Acto sobre el Estado de Alarma. Seguía la Sesión con Preguntas al Gobierno. Pero antes, primordial porque muestra la postura del Ejecutivo y las de quienes le apoyan o controlan, la información sobre los dos últimos Consejos Europeos, y prórroga del Estado de Alarma. Pedro Sánchez intentó aprovechar lo preparado por la Mesa, pero no pudo.

Pedro Sánchez, siguiendo el guion que llevaba, trató de mezclar todo: Consejos Europeos alarma, desgracias, gobierno, datos. Bulos. El gerundio ‘trabajando” habitual. Y petición de apoyo al Gobierno sin justificar eficacia ni razonar por qué las fuerzas políticas deben apuntalar lo que no comparten y compartir responsabilidades de Gobierno.

Siguió Pablo Casado: “Señora presidenta, antes de empezar, me gustaría solicitar formalmente que la Cámara guarde un minuto de silencio en honor de las 22.000 víctimas mortales del coronavirus en España”. Ayer enterraban al hermano de mi padre. Muertos cercanos. Luto y respeto. Casado lo pidió formalmente, pero de hecho impuso la puesta en pie, el silencio y el luto. Nadie se opuso. La presidenta del Congreso de los Diputados, aunque no liderando la Cámara sino arrastrada por ella, se puso en pie tarde. Igual hizo Pedro Sánchez, remiso y sorprendido porque otro asumiera el liderazgo que él no ejercía. Casado alternativa PP al Gobierno consiguió el acatamiento de todos. El respeto y luto por los muertos, que escamotea el Gobierno, supuso el traspaso, o puesta en cuestión, del liderazgo nacional que Sánchez parece no poder mantener.

Siguieron las intervenciones de todos, que, además de mostrar la visión de la pandemia de cada uno, definieron posición frente a la situación y al Gobierno. Veámoslas:

Casado (PP): No estadísticas, son familias rotas, vidas truncadas. Ha habido jornadas con más víctimas que cinco atentados del 11-M. En España han muerto más personas que en el desembarco de Normandía. Si el confinamiento se hubiera adelantado una semana, se habría evitado el 62% de contagios. Están pecando de incompetencia. Con nuestros hijos no se juega. No hay nada que celebrar ni aplaudir, nuestros compatriotas muertos merecen respeto. Cumpla. Aproveche esta confianza (del PP al apoyar prorrogar el Estado de Alarma) para poner al Gobierno al servicio de todos. La paciencia tiene límite. ¿Va a pedir el rescate europeo? No hay nada que celebrar ni aplaudir. Nuestros muertos merecen respeto y nuestro luto.

Abascal (Vox): Nadie cree los datos que ustedes dan. La peor gestión sanitaria. No honran a las víctimas. Pone más empeño en ocultarlas que en honrarlas. Una gestión adecuada habría salvado miles de vidas. No han sido capaces de proteger a nuestros sanitarios, pero han puesto empeño en protegerse a sí mismos. Han usado fuerzas españolas para protegerse ustedes. No ha hecho más que mentir y manipular la realidad. No a desvaríos progres, necesitamos proteger vidas y empleos. No siga los planes de Iglesias y separatistas que pretenden la ruina de España. Aprovechan la excepcionalidad para implantar el comunismo. Se ha preocupado más de protegerse de la verdad y de las críticas que de proteger a los sanitarios. Tenemos derecho y obligación de decir que ustedes son un fraude y una calamidad que ha llenado España de cadáveres. La democracia se basa en que la Oposición pueda decir que el Gobierno lo está haciendo mal. Paguen las nóminas y váyanse.

Echenique (UP): Honrar a los fallecidos es respetar el debate y no responder a según qué cosas. Situación terrible y datos esperanzadores. La UE se enfrenta a una responsabilidad histórica. No a recetas de austeridad. No dejar a nadie atrás.

Rufián (ERC): Nos abstendremos porque mantienen los errores de buscar equilibrios salud-economía.

Bal (Ciudadanos): Esto no tiene que ver con ideologías. Dejen de improvisar. Es muy serio que los niños puedan ir a lugares cerrados o al aire libre. Los pactos de reconstrucción son el antídoto contra la improvisación del Gobierno. Los límites de la libertad de expresión están en la Constitución, no en los bulos.

Aitor Esteban (PNV): Trabajaremos para superar la crisis, pero sin poner en cuestión el autogobierno. Si dentro de 15 días solicita prórroga, piense cómo hacerlo, porque de lo contrario no tendrá nuestro voto.

Aizpurua (EH-Bildu): Europa debería actuar poniendo en marcha una renta mínima. Es Europa la que está en riesgo, no Italia, ni España. El Estado de Alarma tiene un lado político oscuro. Denunciamos la invasión competencial. Asistiremos a reuniones para la reconstrucción, no a un pacto de políticas de derechas. Nos mueve la independencia, pero la prioridad es el virus.

Vehí (CUP): Cumpleaños de Jordi Cuixart hoy. Podemos trabajar, pero no podemos ir a enterrar a los muertos. Los minutos de silencio no salvan vidas. Usan el Estado de Alarma para recortar derechos y recentralizar.

Oramas (C.C.): Canarias corre riesgo de muerte. El turismo del que viven las islas, la riqueza, se hundirá el 40%. 50% de paro. Hablo de repartir bolsas para alimentar familias ¿A qué está esperando? ¿Va a esperar a que Canarias quiebre? Por amor de Dios, no nos dejen solos. No echen al pueblo en brazos de los radicales. Preparen un plan específico para una Comunidad que es distinta.

Quevedo (Nueva Canarias): Riesgo de fractura social en Canarias por falta de turismo. Pedimos un plan de choque. Es necesario permitir usar el superávit.

Sayas (UPN): Equipo de amateurs mal avenidos que vimos ayer con la salida de los niños. El Gobierno es la improvisación permanente. Equivocarse siempre evidencia un Gobierno incapaz. Ofrece pactar, pero para qué. Para llegar a acuerdos hace falta liderazgo, no un predicador. Humildad. Disputas entre ministros. España no está para frivolidades.

Mazón (PRC): Necesitamos un pacto global. Hay quien pretende usar la pandemia para lograr objetivos políticos.

Martínez Oblanca (Foro Asturias): El Gobierno oculta que España es quien peor ha gestionado la crisis sanitaria.

Guitarte (Teruel existe): Piense en el mundo rural.

Lastra (PSOE): La unidad de partidos debe ser la muestra del apoyo de todos. Casado ha dicho que el Gobierno está poniendo a España bajo la dictadura comunista. En la derecha española se respira clima de rencor.

Hubo turnos de réplica con más de lo mismo. Y preguntas al Gobierno.

También, una convicción: Sánchez, junto al vicepresidente comunista y mirándole de reojo, está en una situación difícil. Ha de optar entre soltar el lastre comunista deshaciendo el gobierno de coalición. O seguir con la alarma que supone un Estado de Alarma prorrogado.

Pero hay repuesto posible porque, por lo visto, la unión es viable: Casado puso al Congreso en silencio y en pie.


FOTO: Pablo Casado en su intervención en el Congreso del miércoles (EFE)

1 Comentario

  1. Este gobierno hubiese caído si los partidos (fascistoides) fuesen como en los países punteros de Europa. Aquí se sigue al ‘jefe’ porque coloca a dedo miles en las Administraciones.
    Profesión que ejercen por lustros: políticos.
    España, si esto no lo cambian, no hay remedio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.