Ministros al cadalso, de Defensa y de la Presidencia

Ministros al cadalso, de Defensa y de la Presidencia
Por
— P U B L I C I D A D —

Preguntas previstas en la sesión de Control al Gobierno. Sesión nº179, miércoles 18 mayo 2022. Presidente: ¿Cómo recuperará la mayoría de investidura? (Bildu). ¿Disponen la Guardia Civil o la Policía Nacional del programa Pegasus? (PNV). ¿Ha hecho el Gobierno suficientes concesiones al independentismo? (PP). Vicepresidenta primera: ¿Cuándo va a decir la verdad a los españoles sobre la situación económica nacional? (PP, repetida y hecha por Vox) ¿Cuándo va a decir la verdad a los españoles sobre la situación económica nacional? A ministra de Defensa: ¿Por qué no ha dimitido antes de consentir el cese de la Directora del Centro Nacional de Inteligencia, cuya gestión había respaldado reiterada y públicamente en los días previos al mismo? (VOX). ¿Cuáles son los motivos por los que ha sido cesada la Directora del CNI? (PP). A ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, cataclismo.

Tras el puente de San Isidro y previo a la sesión de Control al Gobierno, lectura de preguntas. Orden como se presentaron ante la Mesa del Congreso de los Diputados. En candelero la vigilancia a políticos. Aizpurua (Bildu) y Aitor Esteban (PNV) tocaban el tema. El Presidente podía marcar postura. Después, no es casual, el PP acotaba los favores al independentismo. Seguida, a la vez y con el mismo texto, una hecha por Mario Garcés (PP) y Espinosa de los Monteros (Vox) “¿Cuándo va a decir la verdad a los españoles sobre la situación económica nacional?” En duda la credibilidad del Gobierno ante una situación económica que no ataja y sobre la que, según ellos, miente.

Hasta ahí, lo previo. Después, látigo contra los dos ministros que, en el alero, parecen dispuestos a inmolarse:

Margarita Robles, juez. Ministra de Defensa, juzgada por Zarzalejos en El Confidencial. Ante la realidad, que ella insinúo y ante la que dijo estar dispuesta a responder. Amortizada como ministra, dos preguntas que dificultan su continuidad en el Gobierno y una respetabilidad que Zarzalejos desdibujó: “¿Por qué no ha dimitido antes de consentir el cese de la Directora del Centro Nacional de Inteligencia, cuya gestión había respaldado reiterada y públicamente en los días previos al mismo?” (Gil Lázaro, VOX). “¿Cuáles son los motivos por los que ha sido cesada la Directora del CNI?” (González Terol. PP). Robles tiene a favor, con defensa imposible, la realidad y ego de un presidente de gobierno que, frente a la oposición, aliados y apoyos, no puede permitirse ‘dejar caer’ a una de las bases que le aupó al frente de la coalición PSOE-UP que gobierna. En contra, la misma realidad y ego de quién, como con Ábalos, sacrificará a quien sea o necesite.

Y Felix Bolaños, ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática. Como su nombre indica, bola o pelota de piedra que disparaban las bombardas y pedreros, Bolaños en el Gobierno debe estar, está, presto al pelotazo que necesite quien lo colocó en él. Como misiones, entre otras, publicita el ministerio: ‘Apoyo inmediato a la Presidencia del Gobierno’. ‘Asistencia al Gobierno en sus relaciones con las Cortes Generales’ y ‘La coordinación interministerial que le encomienden las disposiciones vigentes, el Gobierno o su presidente’. En definitiva, dispuesto para lo que se necesite. A Bolaños se le plantean tres preguntas con visos de cataclismo. Una, fácil, de Inés Arrimadas (C’s), “¿Considera el Gobierno que sus alianzas parlamentarias garantizan la estabilidad, la prosperidad y el buen funcionamiento democrático en España?” Otra, temible por lo que pueda dar de sí, de Macarena Olona, azote particular que lo ridiculiza desde VOX, “¿Adónde va este Gobierno?”. y Otra, concluyente, de Beltrán Villalba (PP) “¿Tras conocer que el móvil del Presidente ha sido espiado, está en condiciones de garantizar que las comunicaciones de la Presidencia del Gobierno son seguras?”. Expuesto al verbo de Olona, chicha y carne para su campaña en Andalucía, además el interrogante de Beltrán. Sin salida, ni desperdicio, las preguntas se trampean o no se contestan. Pero en puertas la cumbre OTAN, que consiguió Rajoy y debe aprovechar este gobierno, Bolaños no puede usar el rol pelota-piedra. En juego la seguridad de las comunicaciones del presidente y responsable de las comunicaciones que el Gobierno ha admitido y publicado; no puede pelotear piedras ni tirarlas. Tampoco culpar al Ministerio de Defensa, a funcionarios, al CNI… No hay nadie en quien descargar o compartir responsabilidades propias. Porque, si lo hiciera, además de cobardía, demostraría la condición del Presidente del Gobierno, de adláteres y de todos.

Robles es responsable de la sustitución-destitución de la cabeza del CNI y, como señala Zarzalejos, debe responder. En la Plaza de las Ventas, ahora en feria, las mulillas arrastran toros muertos, pero ellas no se arrastran. Robles y las directoras del CNI, antigua y actual, tienen un ejemplo en las mulillas: No arrastrarse, ni arrastrar la dignidad del puesto-cargo al que se deben.

Bolaños tampoco puede escudarse ni arrastrarse. Es responsable de las comunicaciones que debía proteger y no protegió. Ha puesto en peligro la seguridad de las comunicaciones de altos cargos y, en puertas cumbre OTAN, lo honorable es no hacer daño. Apártense y váyanse del gobierno Robles y Bolaños. Sustituidos, dimitidos o cesados.

Es justo, leal y lógico. La sociedad que formamos y la democracia que disfrutamos lo merece. Como sacrificio o nobleza, ministros al cadalso, de Defensa y de la Presidencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.