Juan Pablo Lázaro. Un cañón de ideas en CEIM

Por
— P U B L I C I D A D —

Juan Pablo Lázaro llegó a la presidencia de la Confederación Empresarial Independiente de Madrid (CEIM) a finales del año pasado desde la Vicepresidencia de la Organización empresarial. Sustituyó a Arturo Fernández, que renunció al cargo tras el escándalo de las tarjetas black en Caja Madrid.

Y decidió someterse a la ratificación de la cúpula de CEIM, a pesar de que los estatutos disponen que el vicepresidente adquiera la condición de presidente de forma automática tras la dimisión del presidente. El resultado de la votación ya fue elocuente: 115 votos a favor, 6 en contra y 4 en blanco.

Desde entonces, su andadura en CEIM y su gestión al frente del Club Financiero Génova que preside han sido un foco de atención. Puede que ése sea el motivo que ha movido a Nueva Economía Fórum a encomendarle la última de sus conferencias antes del verano.

La expectación se concretó en una asistencia numerosa (450 personas) que llenaba los salones del hotel Ritz. En la Mesa principal: Los Presidentes del Congreso y Senado Posada y García Escudero, los ministros García Margallo y Fátima Báñez, el Presidente del Consejo de Estado Romay Becaría, la presidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes, los Secretarios de Estado García-Legaz y Beteta, el Ex presidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina, el Presidente del Consejo Superior de Deportes Miguel Cardenal, los empresarios Rosell, Garamendi, Vega Seoane, Arturo Fernández, Enrique Cornejo y José Antonio Segurado.

Alrededor, lo más nutrido de la Villa y Corte, excepto los munícipes madrileños que a esa hora asistían al Pleno Municipal: La alcaldesa Carmena y los portavoces Esperanza Aguirre, Antonio Miguel Carmona y Begoña Villacís.

Lo presentó Antonio Catalán como “un empresario de raza, hecho a sí mismo”, cuando hay “mucha gente parada y cuando los empresarios tenemos la responsabilidad de sacar a esa gente del paro”.

Lázaro llegó al atril y, tras los saludos, se plantó en empresario contando una anécdota simpática: Un pequeño empresario, el instalador Smith, coincidió en un restaurante en Nueva York con Aristóteles Onássis. Vio que éste iba al servicio, fue tras él y le pidió que al salir le saludara para impresionar a un cliente. Onássis le hizo caso y él, empresario, pidió disculpas al griego, porque antes tenía que atender al cliente que, impresionado, le escuchaba.

“Los pequeños empresarios, como Smith, que con la crisis han perdido empresas, salud y a veces hasta la vida, merecen el homenaje de todos”. – siguió.

Una vez conseguida la empatía, hizo un estudio de la realidad económica general, en la que marcó cuatro vectores:

– Crisis de Economía Global, de Deuda Soberana, de Cajas de Ahorros rescatadas (no bancos). Y exponente de que “cuando hay excesos de liquidez falta inteligencia para hacerla productiva”

– Revolución tecnológica, que innova y es importante.

– Nuevas tendencias en el desarrollo del cálculo y gestión de Costes y sus efectos, estudiadas por Robert Kaplan y Robin Cooper… Porque en una economía global hay que tener en cuenta que “los emergentes han venido para quedarse” y hay que competir con países como China o India “que llevan cincuenta años hablando de obligaciones y no de derechos”.

– Globalización, en la que el efecto mariposa es una realidad mundial.

“Esos cuatro vectores – concluyó – hacen que lo que estamos viendo en el mundo no sea coyuntural, sino estructural”

Después se ocupó de la situación en España: Delicada, con la irrupción de fuerzas políticas nuevas (y CEIM independiente). Cataluña, que es parte de España, en situación compleja ante unas elecciones plebiscitarias en las que nadie puede decidir por toda España. Desde un punto de vista económico, con una “situación que va mucho mejor”, contemplada en un ejemplo sencillo (“Cuando se accede a Madrid desde el Valle del Tiétar, hay más caravanas”) y teniendo en cuenta “que todos los indicadores económicos dicen que la cosa va bien, pero que no a todos les va bien”. Y con tres problemas graves concretados en “las 3 D de la economía española”:

– Desempleo.- Importante, con parados de larga duración y mujeres sin trabajo.

– Déficit.- No oculto, reflejado e ingresado en el PIB nacional.

– Y Deuda.- Que hay que pagar sabiendo que cuando se llega al 100 % de PIB es muy grande.

Más tarde, se fijó en la realidad Madrid y en el Plan 400K, de CEIM, con el que “si la Comunidad, los Ayuntamientos y el Gobierno hacen lo que deben se crearán 400.000 empleos en cuatro años: 50.000 en 2015, 75.000 en 2016, 125.000 en 2017 y 150.000 en 2018”.

A continuación, como un cañón de ideas, lanzó 13 grupos de ellas:

1.- Reforma Laboral, que ha salvado empresas, que alivia el problema de costes laborales, y que apetece flexibilidad y consenso con los sindicatos.

2.- Lucha contra el absentismo.- Acompañada de: Estudios para disminuir los tiempos de bajas. Aumento de seguridad jurídica. Derecho de huelga regulado. Calendario Laboral racionalizado. Fórmulas que disminuyan el miedo a contratar. Conocimiento práctico de la Curva de Laffer y la representación gráfica de la Campana de Gauss, para optimizar la relación entre ingresos fiscales y tipos impositivos; y tratar, en función de ellos, la bajada de impuestos, especialmente el IVA y un IBI que resulta excesivo tras la caída de precios.

3.- Reforma Financiera.- Ya mejorada con las leyes de Pago a Proveedores y de Morosidad, además del Plan Juncker, para bajar costes de financiación excesivos para las PYMES (400% en relación con las grandes empresas).

4.- Actualización del Sistema judicial, con seguridad jurídica y mejorando el sistema de arbitraje.

5.- Industrialización de zonas productivas, que resisten mejor la crisis.

6.- Energía, con precios que paguen transportes y producción, pero libres de subvenciones impuestas.

7.- Formación y educación, en busca de un pacto para la educación.

8.- Unidad de mercado, que disminuya lo actual: 150.000 páginas en el BOE y 800.000 páginas de disposiciones autonómicas que producen hechos tan insólitos como que el transporte de Madrid a Cataluña pase por 4 formas de regulación diferentes.

9.- Internacionalización, con 150.000 empresas exportando, que mejoran la balanza de pagos y que llegan a sólo un 15 % del PIB, menor que el 30% de las exportaciones alemanas.

10.- Innovación, como aplicación práctica de la investigación; y fomento de “la cultura de la patente”

11.- Soluciones verticales, que fomenten Madrid: Turismo. Películas realizadas en Madrid. Turismo de Congresos. Defensor del comerciante. Plan de mercados y galerías. Defensa frente al comercio y las ferias ilegales. Desbloquear planes urbanísticos atascados…

12.- Responsabilidad social empresarial, liderada por la CEOE

13.- Fomentar el espíritu emprendedor en el empresario.

Como fin, unas convicciones personales: “Creo en la Sociedad Civil y en unos valores civiles que no se improvisan”. “Los empresarios somos parte de la solución”. “Hay que potenciar la imagen de una España en la que cada uno de ustedes es un empresario en potencia”

Y dos frases. Una personal, de su padre, pediatra, que sabe que las personas cuando mueren no se arrepienten de lo hecho, sino de lo que han dejado por hacer. Y otra, de empresario ante sus hijos: “En España no sobran cuatro millones de trabajadores, faltan empresarios y trabajadores valientes que creen empleos”

Después tocó el turno de preguntas de la prensa. Pero, por una vez, no hubo preguntas sobre ideas. Éstas habían sido tantas, y tan seguidas, que no dieron lugar a otras. En su lugar, aparecieron consultas sobre CEIM, las elecciones, las medidas políticas del Gobierno, la Cámara de Comercio…

Lázaro, empático, remató con un par de frases: “Los empresarios tenemos que unirnos a los políticos para solucionar problemas”. En lo demás, “Como el Cholo Simeone, partido a partido”

– “Éste es Juan Pablo Lázaro, un presidente de CEIM con ideas”- dijo un empresario madrileño a otro.

– “Sí. Tiene ideas. Además, este hombre es joven y… Bueno, tiempo al tiempo.”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.