‘Juan Español’ preso de las cuitas políticas

Sánchez se verá con Ayuso la semana que viene en la puerta del Sol

‘Juan Español’ preso de las cuitas políticas

El 63% de las plazas UCI de Madrid ya están ocupadas por pacientes covid19 y los gobiernos nacional y regional siguen jugando a esa guerra de egos del “y tú más”. Ayuso dice que Madrid “ha estado sola demasiado tiempo” y Moncloa responde que Ayuso “tomará su propia medicina”. Muy tranquilizador…

Desde el hospital Ramón y Cajal afirman que se acabó el tiempo y que la única salida ya es confinar a todo Madrid, pero Sánchez e Iglesias han acordado reunirse la semana que viene. Sin prisa. Hay que preparar el protocolo… y la estrategia para sacar rédito político. La cita será en la puerta del Sol para que visualmente parezca que Sánchez acude en auxilio. Ya saben: “lo importante es la foto”. Zapatero ‘dixit’.

Desolador. Porque la crisis de marzo no sirvió para nada. Ni los muertos ni los empleos perdidos nos han dado lección alguna. La mediocridad política sigue instalada en las luces cortas. El traje les queda grande a casi todos. ¿Tan difícil es externalizar la realización de PCR, crear unidades u hospitales especializados covid, medicalizar hospitales o recuperar IFEMA como hospital?, ¿tan difícil es que el presidente de la Nación asuma sus obligaciones y deje de refugiarse en la ‘cogobernanza’ para que no le salpique la sangre?

Desde Génova observan con inquietud. Éramos pocos y parió Ayuso la insegura. Temen que los vaivenes de los últimos días, la sensación de descontrol e inseguridad pase factura al PP nacional. Sería la puntilla a un descrédito que ya no saben cómo gestionar.

Mientras, la vida sigue ‘do solía’. Calvino tratando de hacer unos presupuestos razonables mientras que Iglesias saca pecho de unas cuentas con subidas de impuestos y beneficios penitenciarios para los presos etarras. ¿Unidad? Por su parte, Carmen Calvo, esa ‘gran constitucionalista’, anuncia la reforma del delito de sedición para acariciar a los separatistas golpistas y aliviarles la pena. Avanzamos…

Menos mal que Sánchez dijo que nunca jamás sería presidente con el apoyo de los nacionalistas, que los españoles no nos merecíamos tal cosa, que bla, bla, bla. Y menos mal que afirmó con rotundidad que no pactaría con Iglesias porque no podría conciliar el sueño. La mentira hecha vida. Sin dubitaciones. Con fría profesionalidad. La mejor garantía de la inseguridad y el desgobierno. ¿Qué hicimos para merecer tanto mal?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.