Hay Gobierno para rato

Hay Gobierno para rato
Eladio del Prado
Tras pasar por PRISA y Tiempo, fue fundador del diario económico NEGOCIO, donde ejerció como director adjunto y jefe de opinión hasta su cierre. Ahora es corresponsal de 'Crónica Global' en Madrid".

¿No se lo cree? Créaselo. Es difícil de digerir, pero todo apunta a que se sienten, los del gobierno, muy a gusto en sus sillones. Y no piensan dejarlos. Además han trazado un programa para entretener a los ciudadanos bastante sugerente. Motivador. Para ganarse a los dudosos e incluso a los fugados. Tanto del PSOE como de Podemos. No nos olvidamos del movimiento interno del PSOE tradicional y su pelea. No. Pero ese es otro tema. Hoy toca mirar la red que están desplegando alrededor de las mentes de los ciudadanos. La mostró el pasado lunes, en el desayuno de Nueva Economía, la portavoz del PSOE en el Congreso, la asturiana Adriana Lastra.

Primera red por el litoral del huerto: la exaltación del franquismo será delito. “Exhumaremos a las víctimas que aún yacen en las fosas comunes, retiraremos la simbología franquista que aún queda en lugares públicos y reformaremos el Código Penal para que la apología y la exaltación del franquismo sean al fin un delito”. “En democracia no se homenajea ni a dictadores ni a tiranos”, ha justificado Lastra. Se prohíbe el franquismo, pero no el comunismo. ¿Alguna diferencia? Ya tenemos tema para debatir, opinar, discutir, cabrearse, reírse o lo que nos venga en gana. La mente ganada. Los Presupuestos que esperen.

Son listos los del gobierno, bien sean los socialistas, bien sean los podemitas, porque se le da un tema muy emotivo a las mentes de los ciudadanos. Por olvidado y por arrinconado por los distintos gobiernos. Aquí no hay ideologías, ni izquierda ni derecha. O no debiera haberlas. Los tiempos han pasado y la venganza ya no viene a cuento. Se busca hacer justicia. Aunque para algunos sea más una venganza. Justicia. Nunca es tarde. La democracia debe poner en su sitio a los golpistas y a los dictadores. Con claridad. “La democracia se asfixia en la oscuridad” dijo Adriana Lastra. Ya es hora, ya ha pasado mucho tiempo. Ya escribió Ortega y Gasset que “cada generación representa una cierta altitud vital, desde la cual se siente la existencia de una manera determinada”. Estamos en otro tiempo y con otras generaciones. Aun así, la justicia nunca llega a destiempo. La historia lo pide.

Penas de hasta tres años de cárcel contempla el código alemán para quienes

“aprueben, nieguen o minimicen, en público o en una reunión, los actos perpetrados durante la dictadura nazi”. En Italia se castiga “la apología del fascismo” con cuatro años de prisión. Fuertes multas se contemplan en países como Suecia, Suiza, Austria, República Checa y Eslovenia. Nunca es tarde para hacer justicia. Y este es buen momento. ¿Por qué? Porque la ultraderecha ha regresado a las instituciones. Lanza discursos venenosos. Ya en el siglo pasado, por los años veinte, comenzaron muy suavemente a lanzar parecidos discursos. Ya vimos cómo terminaron. Ya comprobamos los resultados. Destrucción de Europa. Hay que evitar la repetición.

Otra red por la otra pared del huerto. Habrá reforma del Código Penal. Pero esto “no se negocia con los territorios”, refiriéndose a Cataluña. Otro tema de diálogo. El PSOE tiene la voluntad de iniciar el diálogo con Cataluña de un modo transparente, de manera que los mediadores sean “los 47 millones de españoles”. Ahí lanzó Lastra el compromiso. Y todos los ciudadanos a comentar la iniciativa. En bares y por la calle. “Que hablen y se entiendan. Ya estamos hasta las narices de Cataluña”, comentan los comensales de la mesa de al lado. Entendimiento y pasar página. Estamos en otra época. Y también aquí hay nuevas generaciones. Que se entiendan ya. Y luego Presupuestos. Si es así habrá gobierno para rato.

Porque comentan los socialistas, los de Pedro Sánchez, que los Presupuestos “ya están hechos”. Con optimismo. Snticipó Lastra, que parece ha marcado el rograma del Gobierno Sin depender de ERC que ya saben lo que puede pasar. Ya saben lo qólo esperan el momento oportuno para presentarlos en el Congreso. Cuando lo tengan todo bien amarrado. O sea, los votos. No se vayan a caer y darse el guantazo como pasó con los anteriores del pasado año. Votos contados y seguros. Sin depender de ERC que ya saben lo que puede pasar. Ya saben lo que pasó. Se aprende de las caídas. Habrá apoyo “no sólo de ERC, también de más grupos de la Cámara”, anticipó Lastra, que parece ha marcado el programa del Gobierno. Y ha marcado al futuro presidente de Cataluña, Miguel Iceta, porque ha sabido “tender puentes y no dividir a la sociedad catalana”. Lo ha dicho Lastra. Y ella manda. Los Presupuestos esperan y Miguel Iceta hace méritos para cuando lleguen las elecciones.

¿Cuándo serán la elecciones catalanas? Cuando lo ordene Puigdemont y las convoque Quim Torra. Parece que será así. Habrá que esperar y ver. No vaya a ser que el Supremo lo inhabilite. Entonces… se adelantarán. Más complicado. Habrá nuevos partidos. Nuevos candidatos a presidir. ¿Volverá Mas? El panorama electoral catalán se está complicando. Cualquier pronóstico sobre las elecciones catalanas corre el riesgo de equivocarse. Según nuevos acontecimientos, todo puede cambiar. E influir en los Presupuestos y en la duración de este gobierno.

Todo se andará. Ha empezado la Legislatura y quieren asegurarse un gobierno duradero. Reforma del Código Penal. Será delito defender el fascismo. Habrá ley de eutanasia. Tres leyes para entretener. Y dos elecciones: en Euskadi y en Galicia. Que no falte de nada. Sánchez se apoya en Franco y la eutanasia y se olvida de la economía. Ésta no da votos. Está en marcha la legislatura. Si Cataluña se normaliza… tenemos Gobierno para rato. Pedro Sánchez puede imitar a Antonio Maura con sus casi tres años de gobierno, de ‘Gobierno largo’ para aquellos tiempos de 1907. Maura hizo ‘la revolución desde arriba’. Puede que Pedro y Pablo hagan ‘la revolución desde abajo’. Estaremos atentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.