España los cría y Panamá los junta

Por
— P U B L I C I D A D —

Omar Torrijos, militar de sobrero tejano con las alas recogidas cual ranger americano, fue él quien terminó liderando una revolución cívico-militar en 1968 en su país Panamá, nación semi-colonial entonces. Su buen amigo Felipe González, se refería a Omar Torrijos como “el artífice de una nueva visión de la política. Fue un hombre que creyó mucho más en la libertad que en la democracia”.

También tenía gran predicamento con el que fuera presidente de los Estados Unidos Jimmy Carter, que lo elogiaba alabando su espíritu nacionalista basado en los derechos humanos. En noviembre de 1980 Reagan derrotó a Jimmy Carter de manera rotunda y ocho meses más tarde, y el 31 de julio de 1981 muere Omar Torrijos en un accidente de aviación, cuyas circunstancias jamás han sido esclarecidas con el rigor que se debe enfrentar la desaparición de un Jefe de Gobierno con liderazgo y presencia en toda Iberoamérica.

Pero de aquella nación famosa en los libros de geografía por el canal que atraviesa su territorio y permite el tránsito de mercancías, nos llegan ahora los Papeles de Panamá, que recoge un listado de patriotas golfos de un buen número de países y donde España no podía quedar a la zaga, que para eso estamos en el G20 como dice mi amigo, ese que se sabe de memoria todas las empresas del IBEX 35, igual que las alineaciones de Real Madrid, banquillo y junta directiva incluidas. De la lista y los nominados al mayor defraudador, ya se están a encargando los medios de desenmascararlos y no voy a relacionarlos, pero es doloroso que con la crisis que tanta ruina ha traído a familias y empresas, unos cuantos golfos se encarguen de hacer un discurso reivindicativo y de llamada a la decencia y en voz baja digan como la hija de Fabra en el Congreso de los Diputados: “que se jodan”.

El verdadero origen de porque Panamá ya no es paraíso fiscal para España, la tiene precisamente unas obras que afectan a varias de las constructoras incluidas en el mencionado índice bursátil español. Tenemos que remontarnos a julio 2007 y a dos personajes que nada tiene que ver con el General Torrijos, ni con Felipe González, pero si son sucesores en el cargo de ambos. En aquellos años, el entonces presidente de Panamá, Martín Torrijos (hijo del líder panameño) planteó al entonces jefe del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, que una vez convocado el concurso para la adjudicación de las obras del nuevo Canal de Panamá, si las constructoras españolas ACS, Acciona, FCC o Sacyr querían optar a un contrato de más de 2.000 millones de dólares para la ampliación del Canal, su país no podía seguir siendo considerado por la Hacienda española como paraíso fiscal. Panamá aplicaba entonces una política de reciprocidad y consideraba paraíso fiscal al Estado que le calificara de lo mismo. Si las empresas españolas tenían sede, por tanto, en un paraíso fiscal, a ojos panameños no podían competir en sus concursos públicos de adjudicación de obras.

Zapatero y Torrijos se comprometieron a redactar un convenio para evitar la evasión fiscal y la doble imposición, algo que censuró no solo la Agencia Tributaria española, sino la OCDE. Tras varias presiones y desencuentros internos incluso a nivel del propio Consejo de ministros, la crisis a cuestas y presionado por los que siempre mandan (léase IBEX 35) Moncloa sacó adelante en 2011 el llamado Convenio entre el Reino de España y la República de Panamá para evitar la doble imposición en materia de impuestos sobre la renta y sobre el patrimonio y prevenir la evasión fiscal.

Ahora y con motivo de la salida a la luz de los Papeles de Panamá, el propio secretario general OCDE Ángel Gurría, ha calificado a Panamá como el último gran bastión que permite esconder fondos a las autoridades fiscales y le exige aplicar las normas internacionales de transparencia fiscal y legal. España hizo oídos sordos y a pesar de la oposición de la mencionada organización, convirtió en respetable la opacidad fiscal panameña, sacando de la lista de paraísos fiscales a la patria de Torrijos.

Ahora nadie quiere hacerse responsable de aquella barbaridad e incluso el que entonces era el ministro de la Presidencia de Zapatero en 2010, Ramón Jáuregui, declara ahora en el Parlamento Europeo que «Panamá debe una explicación al mundo» y pide más presión sobre este país, porque «el objetivo siempre es el mismo: ocultar rentas, bienes y patrimonio para eludir el pago de impuestos». Parece que la memoria es flaca en tiempo preelectoral, estimado europarlamentario.

Pero hablando de pérdidas de memoria, encontramos el caso de José Manuel Soria Ministro de Industria y compañero de la Infanta Cristina en la Cofradía de No Me Acuerdo. Este es otro de los escándalos que abochorna al sujeto activo y al pasivo (Gobierno) pero que como tantos patriotas de manos sucias de dinero negro, miente cual Pinoccio con zezeo (que no seseo) y niega saber nada de sus vínculos con las empresas UK Lines (radicadas en Reino Unido y Bahamas) y de las relaciones con paraísos fiscales de la empresa familiar Oceánic.

Mientras tanto el todavía inquilino de la Moncloa, no le pidió la dimisión ni lo cesó como ministro, pues se da la paradoja de que está cesado como todos desde el día 21 de diciembre del pasado año, al igual que el mismo presidente del Gobierno. Aun espero que nos cuente Rajoy si tanta llamada a la sensatez de la que hace gala, no pasa por explicar a todos los españoles todo sobre la renuncia del ministro evasor de impuestos que se sentaba cada viernes desde 2011 en el Salón del Consejo de la Moncloa.

De otro patriota como es el sancionado ex presidente del Gobierno José María Aznar, su sacro santa esposa (la peor primera autoridad que ha tenido Madrid) el hijo desaloja familias de pisos vendidos a los fondos buitre y de la empresa familiar con nombre tan hortera como todos ellos, denominada Famazella (Familia Aznar Botella) una mezcla entre Farmatint y Nutella, hablaré en otra ocasión, pues se merecen un titular para ellos solitos. Yo de momento he desempolvado la bubucela que me trajo mi amigo (si, el que recita el IBEX 35) de Sudáfrica cuando ganamos el mundial de fútbol, por si veo al presidente de FAES o a su parienta paseando cual defraudadores felices por las calles de Madrid.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.