Esconden al Rey

¿Quizás para negociar rebajas penales y presupuestos?

Esconden al Rey

Sánchez es presidente de gobierno. Pero siempre ha aspirado a la Jefatura del Estado. El gobierno se le queda pequeño. El 12 de octubre aspira a ser el anfitrión y recibir el ‘besamanos’ con inclinación de cabeza. ‘El Estado soy yo’. Él no se merece menos…

Por eso no entiende eso de tener que despachar con el Rey. ¿Rendir cuentas él?, ¿por qué? Un SMS y listo. Y por lo mismo, tampoco entiende que el Rey tenga que presidir la entrega de despachos judiciales. ¿Cómo es posible que la Justicia se haga en nombre del Rey en lugar de en su nombre, mucho más guapo?

Así que en un ataque de cuernos ha decidido apartarlo. Con normalidad, dicen sus propios. La normalidad de ser la excepción en 40 años… Desde Moncloa argumentan motivos de seguridad y oportunidad. ¡Qué finos! Justo cuando los aspirantes de Terra Lliure están más bajos que nunca. ¿De verdad que Marlaska no es capaz de garantizar la seguridad del Rey en la segunda ciudad de España?, ¿en serio que somos un estado fallido y no nos habíamos enterado?

Lo de la oportunidad es más interesante. ¿Por qué motivo exactamente no es oportuna la presencia real en Barcelona?, ¿no será -quizás- porque se está negociando una reforma del delito de sedición con los golpistas del 1 de octubre? De esta manera, en caso de aprobarse, se aplicaría el ‘indubio pro reo’, la retroactividad y ¡para casa! Sin indulto. Que Junqueras no quería tener esa mancha en el curriculum. No hay problema: te arreglamos el tipo, que es tanto como llevar el traje al sastre en lugar de mandarlo a la tintorería. La agenda marcada desde las prisiones. ¡Salimos más fuertes! ¿Quién?

¿Y los jueces? A los pies de los caballos. Mala suerte. Se lo merecen por “casposos”, que diría De la Vega… Por eso los magistrados han empezado a publicar imágenes de Felipe VI en las redes sociales. No por monárquicos, sino por constitucionalistas, dicen. Lo que pasa es que los secesionistas nunca han acatado la Constitución. Y para Sánchez tampoco es demasiado relevante si consigue aprobar unos presupuestos. ¿Qué violamos nuestro marco de convivencia? No era “oportuno” respetarlo. Aquí gloria y la paz para cuando toque…

La voladura institucional es tan grosera que no es extraño que el presidente del CGPJ levante la voz. No vale todo. Porque si el marco de convivencia no vale y no es respetado. Nada valdrá y nada será respetado. Si juegas con fuego te acabas quemando.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.