El Unicornio Alado

Por
— P U B L I C I D A D —

El Unicornio es un caballo con un peligroso cuerno puntiagudo en su frente. El Pegaso, un caballo con alas. El Unicornio aparenta peores intenciones, pero el Pegaso, como una mosca, se posa en cualquier teléfono.

Entre otros, confiesan, en los de Sánchez y Robles, del socialismo gubernamental. En realidad, hace un año, como, también, el espionaje a dirigentes independentistas catalanes fue hace tiempo. En ambos casos el destape, calculado, mucho después del pecado.

Al confesarse el realizado al Presidente del Gobierno, Sánchez sube en importancia. Queda como Merkel y otros líderes internacionales relevantes. Es un plus haber sido víctima del Unicornio Alado o Alicornio. Se puede hinchar el pecho. “Yo también” … Como cuando en Alemania, en tiempos del Káiser, tener una cicatriz en el rostro confería importancia porque indicaba haber protagonizado un duelo con espada o florete.

El atentado contra teléfonos gubernamentales se da a conocer en pleno escándalo del espionaje a los independentistas, una vigilancia que le parece normal a Robles y a todos los que entienden que los separatistas violaron la Constitución y afirman estar dispuestos a reincidir.

Dejémonos, pues, de tonterías e hipocresías. Desde esta perspectiva hay que agradecer la intervención sincera de Robles en el Parlamento, aunque Sánchez prefiera ponerla en sordina alineando en la cancha al ilusionista del Gobierno, Félix Bolaños, otro socialista, para transformar a Sánchez y Robles de agresores en víctimas.

¿De ese catalanismo? No se dice, pero ¡vaya usted a saber! Probablemente no lo sabremos tanto por dificultades técnicas como desinterés político. ¿Qué podrán hacer, por su parte, los jueces? Igual también les vigilan. En todo caso, aunque les moleste a los independentistas, el gran público ve en el marcador un empate en campo ajeno, algo favorable al Gobierno y a su Benzema, Robles.

Otras interesados en saber si Sánchez mira porno en su teléfono, como un Diputado británico recién apeado de su escaño, o si Robles está jugando al solitario cuando Yolanda, comunista gallega, se opone a sus presupuestos belicistas, serían, especulan, Marruecos o la CIA. Los de Langley tienen, ciertamente, el don de ubicuidad, pero ¿porque no, asimismo, el FSB ruso?

¿De nuevo los marroquíes son unos demonios? ¡Ahora que Sánchez les ha convertido en angelotes regordetes como los de Murillo, aunque flojos en idiomas! ¿O se trataría de hundir la reconciliación por falta de reconocimiento de la integridad territorial española?

Más claro es el imparable ascenso de Bolaños, el ministro de confianza de Sánchez. El Gobierno es sólo Sánchez y como apéndice Bolaños. Luego, aparecen, según toque, otros componentes: Calviño; Yolanda, que es como se conoce a Díaz; Montero (Doña María Jesús), etc. …

Los de Podemos y del PCE, todos a su bola política, saltan con sus teléfonos limpios a la palestra sin relevancia. ¿A quién le importa que Garzón (PCE) critique comer carne o se reúna con el Polisario? La podemita Montero (Doña Irene) se cargó a la socialista Calvo y fue su perdición ya que, sin pugilato feminista, cayó en la irrelevancia. ¿Y Yolanda? Fuera del ámbito laboral está como pulpo en un garaje. Un día vende armas a Ucrania y al siguiente no quiere incrementar el presupuesto de Defensa. Podemos estará en el Gobierno, pero no se le espera.

¿De verdad se presentará Yolanda como candidata a la Moncloa en las próximas elecciones? Sólo unos incautos podrán considerarla hecha para el cargo. En cuanto a los espías, un padrenuestro, tres avemarías y vuelta a empezar, que para eso están.

A Paz Esteban, la discreta jefa del CNI, ya la amortajan para un suicidio político. ¿Por qué habría de dimitir? Intervenir teléfonos de inconstitucionalistas declarados era su trabajo. ¿Qué no evitó que miembros del Gobierno fueran espiados? ¿Se va Courtois cuando le meten un gol al Madrid? ¿Los intervenidos cumplieron sus protocolos? ¿No era responsable Bolaños de los móviles gubernamentales cuando era Secretario General de la Presidencia? Un panorama tan oscuro que Esteban debiera preferir que se atrevan a echarla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.