Dios, Padre y Madre

Por
— P U B L I C I D A D —

Al parecer, en Barcelona se ha armado «la de dios es padre», como dicen los castizos. Y todo porque una poetisa de nombre Dolors Miquel ha leído ante las autoridades del municipio barcelonés un «Padre nuestro» en clave de «Madre nuestra».

¿Recuerdan ustedes aquello que le dijeron a Jesús de Nazaret una vez? «Dichoso el vientre que te llevó y los pechos que te amamantaron». Y aquello otro de Santa Isabel a su prima María: «Bendito el fruto de tu vientre». Pues la tal Dolors Miquel, donde el evangelio ha dicho «tu vientre», ha sido más explícita ha pormenorizado y ha dicho «nuestro coño, epidural, partera, útero, vagina…».

Algo así como «Madre nuestra que estás en los cielos: Santificado sea nuestro coño, la epidural, la partera… Hágase tu voluntad en nuestro útero sobre la tierra….Y no permitas que los hijos de puta aborten el amor y hagan la guerra, líbranos de ellos por los siglos de los siglos. Vagina».

No han faltado quiénes se han rasgado las vestiduras y han condenado este «Madre nuestra» casi como una blasfemia. Colectivos de abogados cristianos, obispo de Terrassa, representante del PP en el concejo barcelonés, etc.

Otros, aun expresando su disgusto, lo han considerado como un testimonio y prueba de la legítima libertad de expresión y democracia de la que disfrutamos o padecemos, según…

Se han pedido dimisiones, incluso que se abra un proceso judicial a la poetisa Dolors Miquel, autora y rapsoda del susodicho «Madre nuestra».

Por su parte, la alcaldesa Ada Colau ha proclamado su más entusiasta solidaridad con el contenido, la forma y el hecho de recitar este poema en una celebración de la municipalidad.

Expertos en teología consideran que a Dios, que es espíritu puro, lo mismo se le puede personificar como Padre que como Madre. Quizá habría sido más evangélico llamar «Vientre» a secas a las distintas partes que integran el conjunto de elementos del cuerpo de la mujer que le hacen capaz de procrear. Pero la verdad es que todos esos órganos tienen un nombre cien por cien castellanos, aunque sean utilizados con una mezcla de respeto, pudor, sorna quizá, retranca…

En principio, los poetas tienen más libertad que ningún otro para escoger el lenguaje y las palabras a utilizar, según convenga a sus intenciones y sus preferencias.

Está claro que el «Madre nuestra» de Dolors Miquel tiene una carga bastante explosiva de feminismo, de críticas al machismo imperante en no pocos sectores de nuestra sociedad, de denuncia del sentido de patriarcado que todavía perdura en nuestra sociedad.

Tal vez la poetisa Dolors no se ha expresado muy cristianamente al calificar de «hijos de puta» a los que fomentan y estimulan y se enriquecen a costa de las guerras y el hambre que mata a tantos seres que han sido engendrados por sus madres con tanto amor, tanto dolor, tanta ilusión…Mejor habría sido calificarlos de «hijos pródigos» como aquel que no podía alimentarse ni siquiera con las bellotas que comían los cerdos que estaba pastoreando.

Pero ahí está el poema dichoso, sometido a la libertad de expresión, a las críticas y aplausos de una sociedad que orgullosamente definimos como adulta, democrática, liberal, respetuosa con todas las ideologías, y que exige al mismo tiempo el respeto a todas ellas.

Y ahí está el gran problema del respeto y consideración a todas las mujeres, y el grito de tantas representantes del sexo femenino contra la violencia machista, contra la guerra que mata, contra el machismo que impera en Occidente, Oriente, Norte, Sur, Este y Oeste.

Serralaitz
Serralaitz, el seudónimo usado por el autor en atención a su lugar de nacimiento, es un localismo que corresponde al nombre dado en la zona a una sierra riojana: la Sierra de la Hez, un conjunto de montañas en el corazón de La Rioja, entre las comarcas de Rioja Baja y Alto Cidacos-Alhama y Cameros y a una altura superior a los mil metros. Desde esa altura, cuando no hay niebla, las cosas se aprecian de una forma muy especial.
Artículo anteriorEl IBEX y el poder político
Artículo siguienteEspaña cuarenta años después

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.