Ciudadanos en la UCI

Ciudadanos en la UCI
Juan Antonio Zuriarrain
Economista y Diplomado en Comunidades Europeas por la Escuela Diplomática. Exdiputado del CDS en la Asamblea de Madrid.
Publicidad

La tormenta desatada la semana pasada tras la presentación de una moción de censura entre C’s y PSOE en la Región de Murcia y en el Ayuntamiento de su capital, con las consiguientes réplicas en otras Regiones y sobre todo en la Capital del Reino, han supuesto un gran revuelo político, pero el más afectado y negativamente es el Partido que preside Inés Arrimadas. Las elecciones anticipadas por el PP en la autonomía de Madrid, le ha puesto a Ciudadanos ante el precipicio de desaparecer en la comunidad de la capital de España.

Y es que en política los errores pueden pagarse muy caros y el cometido por los naranjas ha sido de bulto, con un partido a la baja y en estado de nerviosismo, no debes mover fichas, cuando no son necesarias, y Murcia no lo era, no necesitaba Murcia para centrarse, tenía el Congreso para ello, apoyando cuando pudiese a la izquierda, manteniendo el poder regional con el PP, eso era centro, además el CIS no le ofrecía malos datos, siempre por encima de Noviembre 2019, y habiendo quedado en Cataluña por encima del PP, el España Suma era una oportunidad de futuro, solo había que esperar, aunque la espera fuese larga.

Ciudadanos perdió su oportunidad en primavera de 2019, 57 escaños en el Congreso sumando mayoría absoluto con el PSOE y Partido bisagra en la mayor parte de Comunidades y Ayuntamientos. Ahí tuvo su oportunidad Gobierno nacional con el PSOE y con la Vicepresidencia para ellos, con un argumento sólido evitar un Gobierno con Comunistas e independentistas, y a la vez enviar al PP a la oposición en Comunidades y Ayuntamientos de casi toda España salvo Galicia y Andalucía (en la que cogobernaba con ellos), con el pretexto de la regeneración de las Autonomías y Ayuntamientos, en los que el PP llevaba muchos años gobernando y acababa de perder el Gobierno de la nación en una moción de censura por corrupción. Hubiese conseguido desde el Gobierno hasta ser la alternativa al PSOE, pues habría aniquilado al PP, hostigado asimismo por VOX, pero cuando de política se sabe cero y se quiere ser Presidente a la primera, suele pasar eso, el Sr. Rivera se encerró en su torre con su ego , y no escuchó a nadie, y lo sé por experiencia propia.

En Política, cuando el poder está al alcance hay que tomarlo, después siempre es tarde, Yo recuerdo en mi época, que en 1987 PP y CDS tenían al alcance Gobernar Madrid Ciudad y Autonomía, además de otras Regiones y Ayuntamientos, CDS no lo hizo permitiendo el Gobierno en minoría del PSOE, cuando a los dos años quiso revertir la situación, el PSOE si hizo con el voto de un diputado del PP Piñeiro y abortó la moción de censura en la Comunidad, el Ayuntamiento salió adelante no sin dificultades pues dos concejales de CDS no querían, se resolvió con la dimisión de Soto, entró un nuevo concejal López Amor y el otro díscolo Martínez Parrondo volvió al redil. Se perdió la Comunidad y se perdió el Partido, a pesar de haber conseguido la Alcaldía de Madrid para el centrista Rodríguez Sahagún. Y es que las cosas hay que hacerlas en su momento, un partido está para gobernar o ayudar a gobernar y cuando no se hace, termina no sirviendo para nada. Es el caso a que se ve abocado C’s, que trasmite la sensación de que no sirve. Además los medios de comunicación apoyan a PP o a PSOE, y cuando otro pifia en algo lo hunden.

Lo cierto es que las elecciones en Madrid, han proporcionado muchas noticias, y que nadie se crea ganador, puede haber más sorpresas de las esperadas, hemos visto como ha saltado al ruedo Iglesias, inteligentemente, para salvar a un Podemos que podía quedar fuera del Parlamento regional. Ayuso ha jugado con fuego, se salva de posibles mociones de censura, pero puede perder el poder, si Ciudadanos no alcanza el 5%, obtendría CERO diputados, pero un tres o cuatro por ciento de los votos de centro derecha no tendría representación y ella podría ganar las elecciones y perder la Presidencia, ya que ha olvidado que Madrid son elecciones estrictamente proporcionales y no mayoritarias. Y si gana tendrá que ser con VOX y se queda en el futuro como adalid de la extrema derecha y sin posibilidad para Casado de pactar con el centro que será su enemigo y ya puede olvidarse de la Moncloa, habrá votantes de Ciudadanos que voten al PP, pero habrá otros que se abstengan, continúen votando a Ciudadanos o voten al PSOE, y para que los números salgan Casado necesitará todos los votos centristas. Además, si superara el 5% Ciudadanos, necesitaría sus votos, ¿y después de lo sucedido lo haría?

Mañana se decidirá la moción en Murcia y si la gana Ciudadanos y PSOE con los apoyos de Podemos y ex diputados de VOX, la cúpula del PP quedaría muy mal, pues de alguna manera aceptando votos tránsfugas, está legitimando los votos de cualquier diputado, sería terrible y asqueroso al máximo, pero saltarse el Pacto anti transfuguismo también lo es. Si se diera esa situación, podría facilitar el cambio de Alcalde en la capital murciana y pasase a los socialistas.

El PSOE es el único que puede ganar en este lío, puede ganar Murcia capital y Región, o una de las dos, y tiene abiertas posibilidades de ganar Madrid, no hay que olvidar que las fuerzas son parejas y el hundimiento de C’s, podría otorgar la victoria a la izquierda mayoritaria y en consecuencia al PSOE, que juega con la ventaja de dos partidos a su izquierda, con lo que se garantiza ser el hegemónico de la izquierda.

Para terminar, y mirando al título del artículo, Ciudadanos necesitará vender una idea de utilidad para poder salir de la UCI en que se ha metido y que las elecciones de Madrid dictaminarán con su resultado, si sale o permanece languideciendo hasta las próximas generales.

1 Comentario

  1. Un estupendo análisis en clave electoral (que no política) de la situación. Cuando lo único que interesa es ganar elecciones, la Política se va por el desagüe.
    Desde ese punto de vista y habiendo pasado por algunas experiencias parecidas (estuve en UCD y después en el CDS) llegué a la conclusión de que los tèrminos “derecha” e “izquierda” sólo tenían como referencia el espacio ocupado en la Comuna de París. Que la socialdemocracia venida del régimen anterior (atado y bien atado) era el pensamiento único político impuesto a Europa desde EE.UU. tras la 2ª G.M. y el pluralismo era un trampantojo como la competencia en el mundo corporativo o empresarial de altos vuelos. El centro fue algo útil en un momento determinado: rematar la reconciliación social y política que ya se había producido en la etapa anterior. Más tarde era una entelequia sin sentido porque había perdido el objetivo, la motivación, el sentido. CDS, Ciudadanos o UPyD apostaron por ese centro desvaído sin proyecto político propio (más allá de la regeneración imposible en un partido trufado de personas rebotadas de otras formaciones, sobre todo del PSOE) y nunca segundas partes fueron buenas. En cuanto a la Política que es el servicio a los ciudadanos (no la forma de buscarse la vida) a base de propuestas nacidas de intereses comunes, de proyectos reales y honestidad personal, hace tiempo que se fue por el desagüe, tanto en España como en ese entorno en que tanto nos fijamos. Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.