Artículo de Rodrigo Rato: El dinero de Bankia

Rodrigo Rato
Fundación Emprendedores
Observatorio político de la actualidad española y de las tendencias culturales, sociales y económicas que inciden en la sociedad y en el universo de los emprendedores.

Cuando el 9 de enero de 2018 comparecí ante la Comisión parlamentaria que investiga la pasada crisis financiera, dediqué parte de mi intervención a explicar lo sucedido en Bankia hasta mi cese y posterior nacionalización de la entidad, en mayo 2012. Sin embargo tuve que, a preguntas de los parlamentarios, referirme a los 19.000 millones de euros que la actual dirección solicitó del Gobierno con amenaza de dimitir, que le fueron concedidos.

La explicación del «agujero de Bankia» ha hecho fortuna, hasta el punto que el fiscal en la causa de las tarjetas de Caja Madrid hizo causa-efecto de una y otra. Inevitablemente, mi gestión en BFA/Bankia se relaciona con estas ayudas, haciendo que la salida a Bolsa de 2011 aparezca comprometida. Lo que es incuestionable es que este desorbitado volumen de ayudas obligó a reducir el capital, en perjuicio de los accionistas iniciales, a los que el Tribunal Supremo ha obligado a indemnizar.

Mencioné ante los diputados dos comparecencias: una en el Congreso y otra en el Senado. La primera, el 23 de mayo de 2012, del entonces ministro de Economía, Luis de Guindos, donde éste afirmó dos cosas: que al grupo BFA/Bankia le faltaban unos 5.000 millones de euros para cumplir con el recién aprobado D/L ( Guindos II) también que el Gobierno daría todo lo que le pidieran a los nuevos gestores. Cosa que cumplió.

La comparecencia en el Senado el 30 de mayo correspondió al entonces gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernandez Ordóñez. En ella, el gobernador afirmó que la crisis de Bankia era la primera en que el BdE no había participado, además de que tenía instrucciones expresas del Gobierno de mantener silencio, lo que también cumplió.

Pocos días antes el nuevo presidente de Bankia, el Sr. Goirigolzarri, había demandado 19.000 millones de ayudas públicas, amenazando con dimitir si no se le daban. Asimismo, se los dieron.

Estos 19.000 millones se han ligado a mi gestión y a la del consejo saliente, como consecuencia de unos supuestos saneamientos. Desde el mes de junio del 2012, en un informe escrito al consejo de Caja Madrid, he afirmado que la actual dirección había solicitado fondos en exceso, indudablemente beneficiosos para garantizar el éxito de su gestión, pero en ningún sentido necesarios para cumplir con los requerimientos de capital, ni con los saneamientos exigidos por el supervisor. Cuestión delicada tratándose de fondos públicos.

Todo esto es sabido, pero lo que es novedad es que la propia Bankia, en su Plan Estratégico 2018-2020, presentado el […]

Leer completo en La Razón

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.