Papa Trump y Vargas LLosa

Papa Trump y Vargas LLosa
Serralaitz
Serralaitz, el seudónimo usado por el autor en atención a su lugar de nacimiento, es un localismo que corresponde al nombre dado en la zona a una sierra riojana: la Sierra de la Hez, un conjunto de montañas en el corazón de La Rioja, entre las comarcas de Rioja Baja y Alto Cidacos-Alhama y Cameros y a una altura superior a los mil metros. Desde esa altura, cuando no hay niebla, las cosas se aprecian de una forma muy especial.

“Estamos mal, pero nunca hemos estado mejor” “Cuando nos dejan solos (a la América hispanoparlante) las cosas se ponen muy mal, cuando interviene USA, las cosas mejoran”. Más o menos así se expresa Mario Vargas Llosa comentando su próxima novela y la situación del hemisferio sur y centroamericano.

La novela del Premio Nobel peruano gira en torno a la Guatemala de los años 1944 y su presidente Arbenz, derrocado por el “enésimo” golpe de estado ocurrido en dicho hemisferio. Vargas Llosa parece dar crédito a la palabra de honor del Gobierno norteamericano de que USA no tuvo ninguna intervención en aquel golpe de estado contra Arbenz. Asimismo, el flamante Nobel peruano refiere que los norteamericanos historiadores o periodistas elogiaron la gestión del Presidente Arbenz y la limpieza de las elecciones que lo auparon al poder.

La actual experiencia en curso en Ecuador, donde se vive un a revuelta popular contra el presidente Moreno y enfrente de él el expresidente Correa parecen poner en duda esa visión de Vargas Llosa sobre el papel que ha desempeñado Estados Unidos en lo que no pocos escritores y personas califican como el trastero y reserva de USA, y la larga serie de golpes como el de la Argentina de después de Perón, el Chile de Salvador Allende, el Brasil de Lula da Silva, la Cuba de Fidel Castro, la Venezuela de Maduro, etcétera, etcétera, etcétera, etcétera, pongan ustedes todos los etcétera que recuerden.

No se entiende muy bien que un demócrata de cuerpo entero como el escritor peruano diga que la América hispanohablante es incapaz de gobernarse por sí sola en base a los votos de sus habitantes, y que funciona mejor bajo la tutela de sus vecinos del Norte. En estos tiempos en que el presidente Trump proclama a voz en grito: “América first” y tiene a sus tropas destacadas a las puertas de China, en Taiwan, en el Oriente Medio, tutelando a Arabia Saudí e Israel, etcétera, etcétera, etcétera…

No se entiende del todo eso de que “estamos mal, pero nunca hemos estado mejor”.

No se entiende muy bien la sintonía de Bolsonaro y Trump frente al cambio climático, frente a los incendios de la Amazonia.

Curiosamente, Vargas Llosa elogia la gestión del presidente guatemalteco de los años 1944, al que se acusó en su momento de comunista; ya puesto podría haber elogiado también la gestión de Salvador Allende en Chile, y la de Lula en Brasil. los tres son agua pasada, y han perdido la partida frente a gobiernos muy al gusto de Trump y sus adláteres. 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.