El Mesías Bolsonaro y su milagro exprés en Brasil

0
7
Pedro González
Periodista, experto en Política Internacional. Fue director de Redacción de Euronews y fundador del Canal 24 Horas de TVE.

Brasil pide a su nuevo presidente que rescate al país de la brutal recesión y que ponga fin a la corrupción y la inseguridad. Apoyado por las iglesias evangélicas y la cadena Record TV, la acusación más grave que achacan a Bolsonaro es tildarlo de ultraderechista.

Nada parecía presagiar que Jair Mesías Bolsonaro llegaría algún día a presidir el país más extenso y de mayor población de América Latina. Quizá solo lo intuyó su madre, Olinda Bonturi, que insistió en ponerle como segundo nombre Mesías, luego de un embarazo complicado. Aún hoy, a sus 91 años, considera un milagro de Dios el nacimiento de su tercer hijo.

Brasil o, al menos, un 55% de sus votantes, le piden a su vez un milagro al nuevo presidente: rescatar al país de la brutal recesión de los últimos años y, sobre todo, poner fin al cáncer galopante de la corrupción y de la inseguridad personal y colectiva. Ha sido tal el grado de degeneración de la clase política brasileña, tan enorme el hartazgo de una población inerme ante los escándalos, que piden resultados rápidamente.

PUBLICIDAD

El antiguo capitán de paracaidistas nunca sobresalió en nada, salvo por su estatura y su velocidad. Estuvo 17 años en el Ejército, en los que se multiplicaron los incidentes con sus superiores, tanto que decidió pedir su pase a la reserva minutos antes de que le incoaran un procedimiento de expulsión.

Bolsonaro decidió probar suerte en la política, primero en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro y luego en el Congreso Nacional. De los nueve partidos en los que militó se marchó dando un portazo. A todos los acusó de corruptos y blandos. Así, la bandera de la limpieza y de la mano dura se convertiría, a la postre, en la llave para hacerse con el Partido Social Liberal (PSL), al que sacó de la insignificancia en estos últimos años, al pasar de 8 a 52 diputados.

Las iglesias evangélicas apoyan a Bolsonaro

Además de haberse ganado el respeto de sus antiguos compañeros militares, tanto por criticar las reducciones presupuestarias en Defensa como por el enaltecimiento de los valores castrenses, el presidente Bolsonaro tiene en las iglesias evangélicas otro de sus principales apoyos. Ferviente católico practicante, Bolsonaro fue atraído a la Assambleia de Deus Vitória em Cristo por su tercera esposa, Michelle de Paula, cuya unión fue bendecida por el líder de dicha iglesia evangélica, Silas Malafaia.

Record TV, que compite por el liderazgo de audiencia con la poderosa O Globo, es su principal apoyo mediático. La cadena, propiedad del obispo Edir Macedo, líder de la Igreja Universal do Reino de Deus, apostó sin ambages por él en la campaña electoral y es el medio al que privilegia, concediéndole la primera entrevista o filtrándole prioritariamente las modificaciones prácticas de las promesas que hiciera en su programa. Por el contrario, el presidente electo y su equipo han declarado la guerra al periódico más influyente de Brasil, Folha de Sao Paulo, al que han amenazado con retirarle la publicidad institucional, capítulo al que el Gobierno de Brasilia destina mil millones de reales (250.000 euros).

Por supuesto, medios no afines y partidos de izquierda, en especial los “lulopetistas” (los militantes más extremistas del Partido del Trabajo, que exigían que el expresidente Lula da Silva fuera eximido de cumplir la ley y pudiera presentar su candidatura a las elecciones presidenciales), escudriñan cualquier indicio que condujera a demostrar que Bolsonaro también era corrupto. De momento no lo han encontrado, de manera que la acusación más grave que le achacan es tildarlo de ultraderechista.

Bolsonaro reducirá a la mitad el tamaño de su Gobierno

En todo caso, las proclamas más contundentes como candidato han empezado a suavizarse ya como presidente electo. Por ejemplo, el traslado de la embajada brasileña en Israel de Tel Aviv a Jerusalén puede quedar en suspenso, una vez que Bolsonaro ha sido advertido de que, en tal caso, peligrarían las exportaciones de carne a los países musulmanes. El presidente ha confirmado, no obstante, al diario Israel Hayom que dicho traslado se realizará, puesto que “Israel es un Estado soberano y, si ustedes deciden sobre su capital, nosotros […]

PUBLICIDAD

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.