Defensa europea y Siria

Carlos Miranda
Carlos Alonso Miranda y Elío, V conde de Casa Miranda, es un diplomático español Licenciado en Derecho, que fue Embajador de España en el Reino Unido desde julio de 2004 hasta 2008 y Embajador Representante Permanente de España en el Consejo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desde julio de 2008 hasta su cese en febrero del 2012.

Las armas de destrucción masiva están prohibidas por Convenciones internacionales, caso de químicas y bacteriológicas, o reguladas, caso de las nucleares, con el TNP. Su uso, reiterado por Siria con armas químicas, constituye una línea roja que conviene hacer respetar, a veces insistentemente, para disuasión futura del infractor y de otros que a la vista de su eventual impunidad se considerarían facultados para emplearlas también.

Así piensan tres de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, EEUU, Francia y RU, actuando si el Consejo de Seguridad se inhibe como ocurrió en el caso sirio por la renuencia rusa. China se ampara en su lejanía.

Rusia criticó el tirón de orejas a Siria donde ampara la dictadura de Ásad para proteger sus únicas bases en el Mediterráneo. Cierra, asimismo, los ojos acerca de la investigación y fabricación ilegal de armas químicas por el régimen sirio de las que culpa a su oposición. En todo caso, si no le tocan sus bases, sus militares o a Ásad, Moscú solo gesticula, aunque algunos dicen que respondió con ataques en la red, pero a eso ya estamos acostumbrados. ¿Permitiría Moscú el empleo de armas químicas en el Cáucaso?

Una Defensa Europea debe disponer de unas fuerzas militares para defender la Unión Europea territorialmente y en modo adelantado, lejos de sus fronteras. ¿Como podrá organizarlo la Unión si en esta acción punitiva contra Siria la gran mayoría de sus miembros miraron para otro lado, Alemania la primera, aunque apoyaran la represalia?

Si bien los aliados europeos asintieron, luego, en la OTAN y los pocos que no forman parte de la misma lo hicieron en la UE, más suavemente, solo Francia y Reino Unido (que “brexitea”) están dispuestos a cargar plenamente con una responsabilidad estratégica internacional. Los demás europeos aplaudieron desde las gradas y solo algún que otro, como España, contribuyó con sus bases y territorios.

¿Será, pues, la anhelada autonomía estratégica de la UE solamente un instrumento, con su defensa, para abstenerse en el escenario estratégico mundial? ¿Una forma de caer colectivamente en la irrelevancia como únicamente pueden permitírselo los europeos pacifistas y neutrales escondidos tras las faldas de la OTAN? PP y Ciudadanos apoyaron la represalia. Podemos se opuso y el PSOE dio una larga cambiada. ¿Qué hubieran hecho, caso de […]

Leer completo en Estrella Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.