Caminos para transitar en nuestra relación con África

José Segura Clavell
Director general de Casa África. Portavoz de Energía del PSOE en el Congreso de los Diputados, catedrático de Termodinámica y Profesor titular de Física Aplicada en la Universidad de La Laguna.
Publicidad

En este camino que realizamos desde Casa África con el afán de conocernos más y mejor, de mejorar nuestras relaciones con los países africanos, a veces es fundamental hacer un alto y pararse a reflexionar sobre cómo está yendo el trayecto. Esta semana, dos iniciativas singulares nos han permitido hacer precisamente esto: valorar lo que hacemos, y abrir la puerta a más y nuevas formas de colaboración. Dos momentos que creo son extraordinariamente útiles para marcar el camino como Casa África y, por qué no, como sociedad que se proyecta hacia el exterior y se sitúa en la vecindad africana. 

La primera consistió en una reunión virtual con todos los embajadores y las embajadoras de España en el continente africano, un encuentro con 22 embajadores y los responsables de dos antenas diplomáticas a los que explicamos lo que hacemos y de los que recibimos sugerencias y propuestas para colaborar más estrechamente. 

Nos pidieron, por ejemplo, más trabajo con el sector empresarial español que intenta internacionalizarse en países africanos, que llevemos a sus destinos iniciativas culturales como el Vis a Vis (nuestro proyecto de cooperación cultural en el ámbito de las músicas africanas, que acumula doce exitosas ediciones por todo el continente), que colaboremos en proyectos conjuntos que toquen temas como las migraciones o la igualdad de género. En general, se defendió la necesidad de una mayor coordinación para avanzar juntos en la estrategia común que guía nuestra política exterior africana, enmarcada ahora por el III Plan África y el recientemente presentado Foco África 2023.

Casa África apoya su labor en muchos sectores y compañeros “de viaje”. Entre ellos, destacan los diplomáticos y las diplomáticas de nuestro país que trabajan en África y los africanos que trabajan en España. En ambos casos, les pedimos consejo, les informamos, les intentamos incluir en la programación y nos embarcamos sin dudar en las iniciativas que nos proponen. Pero toda colaboración es poca y siempre es necesario realizar una parada en nuestra labor diaria, consultar a nuestros socios, revisar nuestro trabajo e incorporar nuevos datos que puedan mejorarlo. En este sentido, la reunión de este lunes sirvió para renovar la comunicación y ponernos al día, algo fundamental cuando pretendemos compartir nuestro camino y nos situamos en un contexto tan complejo como el actual, marcado por migraciones y pandemia. 

El segundo acontecimiento destacable de esta pasada semana y del que les voy a hablar ha sido el III Encuentro de Think Tanks África-España, que tuvo lugar el martes y que también viene a poner al día una línea de trabajo inaugurada por uno de mis predecesores al frente de Casa África, Santiago Martínez-Caro, en 2015. La segunda edición del encuentro se celebró en 2017, con una docena de entidades de este tipo. Todas estas iniciativas tenían carácter presencial y se desarrollaron en la sede de Casa África, aquí, en la capital grancanaria. 

Este año tuvimos que mudarnos, pandemia obliga, al entorno virtual y lo organizamos a puerta cerrada, junto con el prestigioso think tank español Real Instituto Elcano, y en colaboración con el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación español. 

Los think tanks son centros de pensamiento y reflexión que observan y analizan la realidad y nos sugieren políticas, acciones y estrategias fundamentadas en un trabajo intelectual riguroso. La conclusión de esta tercera edición del encuentro de think tanks africanos y españoles fue que es necesario aprovechar la coyuntura internacional actual y el renovado interés de España por África para sentar las bases de una verdadera relación igualitaria entre España y Europa y sus socios africanos.  

En la conferencia final del encuentro, que se emitió en abierto y correspondió a Geert Laporte, director del European Think Tanks Group (ETTG), se nos explicó que la nueva sociedad entre iguales para la Unión Europea y la Unión Africana todavía no ha nacido. Sin embargo, la antigua sociedad está muriendo y los think tanks africanos y españoles juegan un papel fundamental en el cambio de paradigma. Lo que se comentó en el encuentro servirá para fundamentar la posición española en la próxima VI Cumbre Unión Europea-Unión Africana y nos ayudará a configurar nuestro camino de manera más precisa. Por eso, el encuentro contó con la presencia de Alberto Virella, Embajador en Misión Especial para el III Plan África, y una nutrida representación de Exteriores y el Instituto Elcano.  

Como servidor público y analista de la evolución social, me pareció apasionante poder escuchar a todas las personas que se encontraron en esta iniciativa y que pusieron sus granitos de arena teóricos, muy críticos en ocasiones, para dibujar una hoja de ruta que sirva a africanos y españoles para desarrollarnos juntos.  

El señor Laporte nos recordaba que la UE ha sido una campeona en lo que se refiere a las palabras: a producir estrategias, cumbres y declaraciones. Pero también abogó por que las prácticas cambien para ajustarse a lo que se expresa en los textos. Este experto se pronunció por el fin de las ambigüedades por ambas partes: Unión Africana y Unión Europea. Dijo que solo un diálogo abierto y sincero entre iguales puede servirnos a estas alturas de la historia, enfrentándonos además a muchas amenazas comunes. El señor Laporte recomendó acabar con la cultura de la dependencia, satisfacer a la ciudadanía escuchando sus necesidades e incluyéndola en el proceso de definición de metas y ser realistas y coherentes. O, al menos, intentarlo.  

Casa África es una plataforma de intercambio, que favorece la reflexión y el debate. Facilitamos encuentros como éste, que sirven para pensar en nuestro futuro en la escena global. La pandemia nos ha puesto a todos de rodillas, revelando las fallas y las ventajas de la interconexión y la interdependencia. Por todos estos motivos, nos felicitamos por una semana en la que estamos poniendo guías en el camino para poder avanzar hacia un mundo que necesariamente será mejor.  

Solo me queda agradecer a diplomáticos, académicos y pensadores sus esfuerzos y prometerles que haremos todo lo posible para que éstos se traduzcan en acciones concretas y avances reales.  

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.