El derecho de desistimiento del consumidor en el comercio electrónico

Fernando Martín Corroto
Abogado del despacho Martín Corroto y Asociados. C/ Santa Engracia nº 64, 5ª planta. Madrid 28010 Teléfono: 91 593 89 49 Fax: 91 593 89 55 Email: martincorroto@martincorroto.com Web: www.martincorroto.com

El pasado 27 de Marzo se aprobó la Ley 3/2014, por la que se modifica el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre.

En dicha Ley se incluyeron una serie de novedades en el llamado derecho de desistimiento, que se aplicarán a los contratos celebrados a partir del próximo 13 junio.

Esta normativa afecta a todos aquellos negocios de comercio electrónico. El derecho a desistimiento es la facultad que tienen los consumidores de dejar sin efecto el contrato de compra que celebre por internet o a distancia, sin necesidad de justificación y sin penalización de ninguna clase.

Los vendedores están expuestos a una serie de duras penalizaciones en caso de no cumplir con su obligación de informar al consumidor conforme a esta nueva modificación. Los vendedores tienen que informar por escrito de manera comprensible y precisa, que el derecho de desistimiento es de 14 días naturales y no los 7 días hábiles que existían anteriormente. En caso de no hacerlo el plazo para desistir será de 12 meses.

Según el artículo 75 de la nueva ley, “el consumidor y usuario no tendrá que rembolsar cantidad alguna por la disminución del valor del bien que sea consecuencia de su uso conforme a lo pactado o a su naturaleza, o por el uso del servicio”. Esto significa que en estos casos el consumidor podrá utilizar el bien durante todo un año y devolverlo justo antes de que se termine el plazo sin preocuparse de que, pongamos por caso, se gaste con el uso.

El vendedor estará obligado a devolver el 100% del dinero más los gastos de envío en un plazo de 14 días. Si incumple esa obligación tendrá además que pagar el doble y si esto causa perjuicios en el consumidor deberá pagar las indemnizaciones necesarias que cubran esos daños.

Hay que destacar que la modificación obliga también a recibir la confirmación expresa por parte del consumidor de que es consciente de que el pedido implica una obligación de pago. Si se usan botones o funciones similares, estos deberán etiquetarse únicamente con la expresión “Pedido con obligación de pago” o una formulación análoga no ambigua.

Por otro lado, el artículo 103 de la llamada “ley de desistimiento” especifica los bienes y servicios que están excluidos como por ejemplo la prestación de un servicio una vez ejecutado, los bienes personalizados a gusto del consumidor, aquellos otros que puedan deteriorarse o caducar con rapidez, etc.

Quedamos a su disposición para cualquier aclaración al respecto.

Más información:

Martín Corroto y Asociados

C/ Santa Engracia nº 64, 5ª planta. Madrid 28010
Teléfono: 91 593 89 49
Fax: 91 593 89 55
Email: martincorroto@martincorroto.com
Web: www.martincorroto.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.