La librería de toda la vida en Internet, frente a las grandes plataformas de comercio electrónico

Libelista: ¡No somos un algoritmo!

Libelista, red de librerías
Jesús Heras Rincón
Doctor en periodismo.

Las librerías se han convertido en un punto de encuentro entre libreros y lectores durante la pandemia. Son uno de los pocos comercios abiertos, en el ámbito de la cultura, en plena crisis Covid-19. Desde el año 2012 hay una plataforma, Libelista, que da visibilidad a las librerías y soporte técnico para la venta de libros físicos y electrónicos. Tiene más de 140 librerías adscritas que favorecen el comercio de proximidad y mantienen puestos de trabajo y la continuidad del oficio y servicio de librero.  

La plataforma, lejos de ser un algoritmo como sus grandes competidoras, está hecha por libreros de toda la vida, que tratan a sus clientes como amigos, recomiendan las últimas novedades literarias del mes, tanto de narrativa para adultos, libro infantil y juvenil, así como de ensayo. Además, mantienen un blog de actualidad literaria para estar el tanto de las publicaciones y entrevistas  con escritores del momento. Al comprar en Libelista, se puede optar por recoger el libro en la tienda o por recibirlo en casa. Sin aumentar el valor del libro, el usuario destinará parte del importe de su pedido a su librería de referencia, sin tener que pagar ningún gasto de gestión a la plataforma.

Libelista reivindica la figura del librero y la librera como principal prescriptor y dinamizador literario del sector, sin permitir que su figura sea substituida, como ocurre en tantas ocasiones en el entorno digital.     

En 2018 las grandes compañías editoras ampliaron negocio, pero las librerías, en concreto las librerías independientes, por falta de recursos, iniciativas y medios, vieron mermados sus negocios o se vieron abocados al cierre. Con este método de trabajo se fomenta el vínculo con el librero y se le ayuda a gestionar, de forma on-line, unas ventas que en tiempos de crisis suponen un alivio. También se fomenta la venta del libro electrónico que muchas librerías no tienen. Un bálsamo económico para el librero que recibe una comisión por cada pedido que se gestiona.

Libelista nació en Barcelona hace ocho años. Durante la pandemia, ha disparado la venta de libros y ha satisfecho la demanda producida por la crisis sanitaria. En la actualidad, Libelista cuenta con librerías independientes en Cataluña, Madrid, Andalucía, Valencia, País Vasco, Asturias, Castilla y León y Galicia. Pero está en pleno proceso de expansión por todo el país. No cobra cuota a sus clientes y entrega sus ventas en un plazo de 4 a 6 días. Para este tipo de negocio, la venta on-line supone un mercado nuevo, con una gestión sencilla para los libreros y de fácil acceso para los clientes. 

En redes sociales, cada semana, a través de sus cuentas de Instagram (@libelistabooks), Facebook (@libelista), Twitter (LibelistaEs), Libelista informa sobre novedades literarias, editoriales, escritores, librerías destacadas e, incluso, técnicas de escritura para principiantes. Un toque de atención para llegar a la sociedad con un claro mensaje: ¡no somos un algoritmo!

Se puede consultar la plataforma y novedades en: www.libelista.com.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.