España en Negrin y Galdós

Eligio Hernández
Magistrado Jubilado, ex Fiscal General del Estado y ex Vocal del Consejo del Poder Judicial. Vicepresidente de la Fundación Juan Negrín.

El sentimiento del patriotismo parecía haber languidecido desde hace tiempo, pero al ver cantar LA MARSEILLAISE a los ciudadanos franceses que salían del Estadio nada más producirse el atentado yihadista, a los parlamentarios franceses, de izquierda y de derechas, de pie, en la Asamblea Nacional, y a las autoridades en la ceremonia de Les Invalides, se ha comprobado que permanece indeleblemente en los veneros del pueblo, al igual que en los regímenes populistas, como Venezuela, en la que Chávez y Maduro han vivido envueltos en la bandera nacional venezolana, asumiendo el grito revolucionario cubano: ¡patria o muerte, venceremos! España es la única Nación, patria común e indivisible de todos los españoles (art.2 C.E.) , donde se exalta el patriotismo de los nacionalismos vasco y catalán, con sus celebraciones multitudinarias y exhibición de banderas en la Diada y en el Aberri Eguna, más que el patriotismo español, que está en los genes del pueblo. Por eso, Otto von Bismarck, el canciller de Hierro (1871-1890), acuñó sobre España esta famosa frase: “La nación más fuerte del mundo es, sin duda, España. Siempre ha intentado autodestruirse y nunca lo ha conseguido. El día que deje de intentarlo, volverán a ser la vanguardia del mundo”.

Una característica común de los escritores y políticos republicanos canarios, que tenían del Estado una concepción republicano-federal, fue que supieron compatibilizar su amor a España y su amor a Canarias, la patria chica y la patria grande. Sin duda Negrin, y Galdós fueron de los más universales y brillantes políticos e intelectuales de la historia contemporánea de Canarias.

La patria y el pueblo español en su lucha por la libertad, son los grandes protagonistas de los Episodios Nacionales, no los héroes individuales que crea. Los Episodios son un medio de pedagogía política, en los que Galdós nos transmite su visión crítica y a veces demoledora de la España del siglo XIX, en la que surgen demasiados obstáculos para que la libertad sea duradera. En realidad, el tema fundamental de los Episodios es España, su futuro histórico y su destino. El patriotismo de Galdós, que destaca constantemente en los Episodios, le llevó durante un tiempo a participar en la actividad política, presidiendo la Conjunción Republicano-Socialista en 1911. En la carta de 26 de abril de 1907 irrumpió en la política activa con estas palabras de intelectual comprometido: “Abandono los caminos llanos y me lanzo a la cuesta penosa, movido de un sentimiento que en nuestra edad miserable y feminil es considerado como una ridícula antigualla: el patriotismo, que parece que sacamos de los museos o de los archivos históricos como un arma vieja y enmohecida. Se equivocan, ese sentimiento soberano lo encontramos a todas las horas en el corazón del pueblo donde para bien nuestro existe y existirá siempre en toda su pujanza. De su patriotismo dejó constancia en su discurso pronunciado el día 9 de diciembre del año 1900 con ocasión del homenaje que le tributaron un nutrido grupo de Canarios en Madrid: Habéis visto que ha llegado la hora de avivar en nuestras almas el amor a la patria chica para encender con él, en llamarada inextinguible, el amor de la grande. Aquí en la intimidad del patriotismo regional me permito asegurar que en nosotros vive y vivirá siempre el alma española. Nosotros los más distantes seamos los más próximos en el corazón de la patria”.

Galdós fue uno de los “hacedores” intelectuales del clima liberal enmarcado por las fechas 1876-1936(Juan Marichal). La admiración de José Padrón Machín, mi maestro de tantas cosas, por Galdós, le llevó a plagiar el título de sus Memorias: “Memorias de otro desmemoriado”, en las que expresa el mismo sentimiento español legado por Galdós: “Debo al ilustre maestro de nuestras letras el haber aprendido a amar a España y a conocer a sus hombres. Entiendo que todo hombre tiene dos patrias, la grande, España, y la chica, aquella donde se vio la luz primera. Trabajar por la patria chica es también hacerlo por la grande”.

En la introducción de la primera edición que leí de los “Episodios Nacionales”, decía Federico Carlos Sainz de Robles, cronista de la Villa y Corte: ”Lope de Vega y Galdós son los dos genios españoles que más obsesivamente se entregaron a la ejemplar tarea de desvivirse por España. Tuvieron una exaltada fe única: España. Creyeron a pie juntillo que nada valía tanto como ser español. No pensaban sino en España. No hablaban sino de España. No se notaban inspirados sino por España. Disculparon fácilmente, cuando no encubrieron con ladino regocijo los males de España”. En boca de su personaje de la primera serie de los Episodios, Gabriel de Araceli, exclamó: Cercano al sepulcro y considerándome el más inútil de los hombres, aún hace brotar las lágrimas de mis ojos el amor santo a la Patria”, y el mismo personaje, en Trafalgar, al izar la bandera española en un buque de guerra, confesó: “Todavía me emociono cuando veo la bandera de España.” Ya anciano y ciego, en su domicilio de la calle Hilarión Eslava, de Madrid, le preguntaron si no admiraba a Francia y a Inglaterra, a lo que contestó: Si, pero España, es que España”.

En noviembre de 1938, con ocasión del Consejo de Ministros celebrado en Pedralbes, Juan Negrin afirmó, según refiere Julián Zugazagoitia:No estoy haciendo la Guerra contra Franco para que nos retoñe en Barcelona un separatismo estúpido y pueblerino. Estoy haciendo la guerra por España y para España, por su grandeza y para su grandeza. No hay más que una nación: ¡España!. No se puede consentir esta sórdida y persistente campaña separatista y tiene que ser cortada de raíz si se quiere que yo siga dirigiendo la política del Gobierno, que es una política nacional. Nadie se interesa como yo por las peculiaridades de la tierra nativa. Amo entrañablemente todas las que se refieren a Canarias y no desprecio sino que exalto las que poseen otras regiones, pero por encima de todas ellas está España. Quien estorbe esa política nacional debe ser desplazado de su puesto. De otro modo dejo el mío. Antes de consentir campañas nacionalistas que nos lleven a desmembraciones, que de ningún modo admito, cedería el paso a Franco. En punto a la integridad de España soy irreductible y la defenderé de los desafueros de los de adentro”. En otra ocasión le había dicho también a Julián Zugazagoitia: “Lo que no perdono a nadie (se refería a otros gobernantes republicanos), es su indiferencia por la suerte de España”.

Frente a los que le criticaron su apoyo a la inclusión de España en el Plan Marshall, que hizo público en una serie de tres artículos publicados en el New York Herald Tribune los primeros días de abril de 1948, exclamó: “Contra el caudillismo todo, contra España nada”. El papel histórico de Juan Negrín se resume bajo el adjetivo y cualificación de patriota, en el sentido de sacrificarse, de esforzarse por contribuir al progreso económico, político, social y cultural de su país. Negrín fue un patriota en la paz, en la guerra y en el exilio, hasta su fallecimiento (Ángel Viñas). Alfonso Guerra, el dirigente socialista, que desde la presidencia de la Fundación Pablo Iglesias, reivindicó para España y para el PSOE la figura histórica de Juan Negrin, le ha dedicado al ilustre científico y estadista un capítulo, en su III libro de Memorias, bajo el significativo título de “De Esbirro de Stalin a estadista y patriota”.

Como dijo Azaña, “Admito y tolero que no os importe la República, pero no que no os importe España. El sentido de la Patria no es un mito”. Me sale del cuerpo, sin complejos, y desde lo más hondo de mi alma, proclamar mi amor a España, emulando la sentida frase de Mistral: “J’aime mon village plus que tout vilage, j’aime ma Provence plus que ta province, j’aime la France plus que tout”. También yo, con emoción y orgullo digo: “Amo a mi pueblo y a mis isla natal más que a otro pueblo y a otra isla, amo a Canarias más que a otra región, pero amo a España más que todo”.

[Eligio Hernández es Vicepresidente de la Fundación Juan Negrin]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.