Sánchez se trabaja la gran coalición

Se rodea del Ibex y podría hacer crisis de gobierno

Sánchez se trabaja la gran coalición

Cuando la crisis sanitaria estaba en su mayor auge, el empeño de Sánchez era aparecer ante la opinión pública como el salvador, capaz de los mayores sacrificios con tal de salvar vidas. Pero esa etapa ya pasó. El miedo a la muerte ha dado paso al miedo al paro. Y en esta nueva etapa, la estrategia de Sánchez es diferente: ponerse a un lado y que no le salpique la sangre.

Primera estación: que las CCAA carguen con el peso de las decisiones de restricción de libertades. Si quieren un estado de alarma, que lo pidan ellas. ‘Yo sí que creo en el estado autonómico’. Es la pomposa ‘cogobernanza’. No ha funcionado demasiado porque las CCAA -incluídas las gobernadas por el PSOE- se encuentran huérfanas de recursos económicos y jurídicos para hacer frente a la crisis.

Segunda estación: compartir el desgaste con el PP. Para ello planea una foto con el Ibex, la patronal, los sindicatos y otros agentes sociales el próximo lunes. ¿Objetivo? Venderle a Casado que no puede quedarse fuera de la foto de la unidad en la reconstrucción.

Casado ya dijo tras la destitución de Cayetana que el PP no era una muleta del PSOE y que él no sería nunca vicepresidente de Sánchez. Lo ha reiterado su equipo: no seremos sus ministros. Pero si Bruselas, el Ibex y los grandes agentes sociales piden un esfuerzo por España en esta situación excepcional puede que Casado cambié de opinión.

El Ciudadanos de Arrimadas ya ha girado en este sentido. Y aunque el PP se niegue a dar ese giro ahora es posible que Casado no soporte las múltiples presiones y termine accediendo a ese gobierno de coalición.

Para allanar el camino, Sánchez podría hacer una crisis de gobierno en la que Podemos perdiera poder. Al menos, formalmente. Sánchez estaría dispuesto incluso a sacrificar a Irene Montero que se atrevió a enfrentarse con las todopoderosas feministas del PSOE. Sería un dos por uno, que diría Felipe. Ese es el plan. Veremos

1 Comentario

  1. Parece claro que el PP apoyará los presupuestos por el “bien de España” (y por el bien del IBEX y demás agentes sociales) aunque lo hará con los remilgos correspondientes. Naturalmente no quieren “cogobernar” (menos en las condiciones actuales) porque les asusta hacerlo pero, como en las prórrogas de los estados de alarma, agachará la cabeza de nuevo.
    Eso no hará que la coalición de poder (que no de gobierno) actual se resquebraje. Han esperado mucho tiempo para gozar de ella y ahora se necesitan mutuamente.
    La única posibilidad de que cambiaran las cosas es que el PP apoyara la moción de censura de Vox o dejara en libertad de voto a su grupo parlamentario (tal como pedía Cayetana y la Política con mayúsculas exigiría). Pero mucho me temo que la palabra “libertad” no figure en el vocabulario político actual. Eso llevará al PP a una situación como Cs: comodín de los verdaderos poderes (de los que no se habla y menos se publica). Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.