Rajoy: su sacrificio redentor por el PP (2)

1
94
Rajoy: su sacrificio Redentor por el PP (2)
Abel Cádiz
ABEL CÁDIZ RUIZ es el presidente de la Fundación Emprendedores. En el pasado asumió un compromiso con la transición política, al lado de Adolfo Suárez. Fue miembro del Consejo Nacional de la UCD y Presidente en Madrid. Tras ser diputado por la Comunidad de Madrid abandonó la política para dedicarse profesionalmente a la docencia y a la actividad empresarial.

[…] Había escuchado la explicación del presidente con tensión casi religiosa. Era evidente que él la creía, que no se trataba de la mentira cotidiana y tantas veces necesaria de un político. Para mi sorpresa su resistencia a dimitir ante la sentencia Gürtel y el indeclinable voto de censura anunciado, no la consideró a priori para mantener al PP en el gobierno, tal como la victoria electoral le permitía hasta agotar la legislatura. No, lo que afirmaba es que era necesaria después. Recordemos como lo justificó en su comparecencia “Es lo mejor para mí, para el PP y para España”. Durante un minuto, tal vez dos, quizá tres, permanecí mudo, mirándole a los ojos. Entonces se levantó, me alargó la mano y dio por terminado el encuentro, con un gesto neutro, o mejor, ausente. Pensé por un momento en un símil del boxeo: R parecía sonado. Nuestra acompañante —olvidé decir su nombre, la identificaremos como Elle— me dirigió una mirada de confianza y solo le acompañó unos metros. Lo despidió con un beso en cada mejilla, sin calidez,  y volvió a la mesa. Su taza de café permanecía sin tocar. Sin decir yo nada, Elle comenzó a hablar:

—Hay una razón que el presidente no dará nunca. En su escala de valores la felicidad familiar es sagrada y la Moncloa solo es soportable desde una pasión superior: el poder. Para Viri, su esposa, volver a Aravaca es un alivio, un reencuentro con el hogar auténtico. Piensa un momento, el espacio destinado a vivir dentro del viejo palacio tiene doscientos metros. No le gustó ni a Zapatero, que venía de un piso pequeño. Acuérdate que se gastó  500.000 euros en remodelarla y ni aun así a ti te gustaría. No hay más que ver que la nueva primera dama ya ha dicho que cambiará todo. ¿Qué son doscientos metros, si hasta Pablo Iglesias e Irene Montero tienen una de quinientos y encima con piscina?

Esbocé una sonrisa. Elle conoce mi casa familiar con quince habitaciones. Es verdad que está en Vianos, mi pueblo albacetense. Pensé que había sacado su vena de fino humor para derivar la cuestión. Para mí seguía siendo un motivo de crítica que R hubiera sacrificado al Partido, mas como había surgido aquel toque de humor con el tema de las casas, incluida la de Iglesias e Irene que tan absurdas críticas ha levantado, seguí por la senda de la ironía.

PUBLICIDAD

—La explicación de R —dije— nace como tantas suyas de su concepto del sentido común. Cuando apela a ello parece ignorar dos cosas. Una es que el sentido común es el menos común de los sentidos, pero sobre todo es que el de Rajoy no tiene que ver con el mío o el de otros. Me sorprende que idea tan simple no la tenga en cuenta. Sin embargo, eso de que su dimisión redimirá al PP al quitarle el poder, es un misterio tan inaprensible como para los cristianos es que el Padre enviara a su hijo para que lo crucificaran aquellos a los que Él redimiría con su muerte. Una vez que el PP ha perdido el poder, R será crucificado y olvidado en breve. Esa mi metáfora tras escuchar lo que nos ha dicho.

Elle no deseó rebatirme. Intuí que la hecatombe que se estaba produciendo en la Administración tal vez podía afectarla. Para un Partido seis años en el poder del Estado supone una penetración extraordinaria, máxime cuando su mano interventora en la economía alcanza altas cotas. Elle me lo confirmó, también estaría entre los damnificados. No quise hurgar en la herida. Pensé que para los mil trescientos dirigentes que el nuevo gobierno despedirá, la no dimisión de R antes de la censura carece en absoluto de justificación, de la misma manera que su dimisión al saberse la sentencia era obligada siguiendo el modelo de conducta que las democracias avanzadas de Europa hacen prevalecer para su políticos.

Dicho todo lo cual, quiero pedir disculpas a quienes me han llamado sorprendidos por mi entrevista con R. Felicitándome incluso por ese momento estelar de recibir una explicación directa. Quien haya leído a Noha Arari ha podido conocer la importancia que ha tenido la ficción en la historia del Homo sapiens. Antes que Arari lo había aseverado el gran Montaigne: un relato fabulado, si es verosímil, vale tanto como uno verdadero. Que se lo pregunten si no a los independentistas, que han construido una historia de Cataluña a su gusto.

PUBLICIDAD

1 Comentario

  1. Acabo de conocer que Rajoy no sólo deja el PP sino también la política y renuncia además a los privilegios económicos y sociales que le corresponderían. Una lección para los demás, un gesto que le honra …. y el reconocimiento implícito de haberse equivocado en unas cuantas cosas. Un saludo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.