Racismo patrocinado por la izquierda

Racismo patrocinado por la izquierda
Miguel Manrique
Periodista y escritor.

¡Por fin, un dirigente político e institucional se atreve a decirlo con todas las letras! Sucedió el 18 de diciembre pasado en un desayuno de Nueva Economía Fórum.

La presidente de la Comunidad Autónoma de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se refirió a los regionalismos españoles como racismos que, gracias a las izquierdas, existen desde la Transición. Fue más allá en su acierto y los comparó, sin ambages, con el nazismo. Profundizando en la responsabilidad de la izquierda, le reprochó que fuera contra sus propios principios, pues si algo combaten ideologías como el comunismo, el socialismo, la socialdemocracia y hasta el anarquismo, son los particularismos regionales, desapareciendo allí donde han llegado a gobernar. Menos en España, donde el PSOE, Izquierda Unida y, cómo no, el contracultural Podemos, no hacen más que patrocinar al separatismo. Y todo por el complejo que les han sabido infundir los regionalismos. Ya se sabe: si no haces lo que dicen los nacionalistas, eres fascista y franquista. Entonces…

Particularmente me complace la precisión de Díaz Ayuso. Desde hace tiempo vengo calificando a los nacionalismos vasco y catalán como racismo y nada más que racismo. ¿Por qué? Porque no existe ninguna razón objetiva para separar a Cataluña o a Vasconia de España. ¿Qué les está sucediendo a esos territorios por estar ligados al resto del español? ¿Padecen terremotos, tsunamis, maremotos, huracanes, sequías, inundaciones u otros desastres naturales por estar dentro del mapa de España? ¿Y a sus habitantes por el hecho de ser españoles? El cáncer, hepatitis, leucemia, artritis, alzhéimer y demás enfermedades que padezcan vascos o catalanes ¿es por tener la nacionalidad española? ¿Viven los habitantes de ambos territorios en chabolas, sin agua potable, luz eléctrica, alcantarillado, con un 70% de mortalidad infantil, otro igual de desempleo o esperanza de vida de sólo 30 años?

Como se ve, ninguna causa objetiva justifica a los separatismos vasco o catalán. Sólo una subjetivad nacida de un engreimiento por un desarrollo económico en ambas regiones más de un siglo atrás; ya en declive si lo comparamos con el progreso de Madrid o el resto de España. Engreimiento que desembocó primero en un egoísmo, después en mezquindad, hasta acabar en una auténtica enfermedad idiosincrática; la que perfectamente puede catalogarse de racismo.

Tal y como hizo Díaz Ayuso y personalmente he hecho yo en artículos como el publicado en este mismo medio el 15 de octubre de 2018 y en mi ensayo político El falso progresismo (Vision Net, Madrid, 2007). Como decía líneas arriba, me complace que una dirigente como ella repita casi al pie de la letra mis palabras. Espero que al tratarse de una personalidad así, el calificativo cuaje de una vez por todas y lo acojan otros partidos políticos y los medios de comunicación. Para ver si la izquierda entra en razón y deja de apoyar a los racismos nacionalistas. Entonces habremos acabado con el problema separatista en España.

FOTO: Nueva Economía Fórum

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.