Melania envidiada

Trump y Melania en Texas | FOTO: The Guardian
Carlos Miranda
Carlos Alonso Miranda y Elío, V conde de Casa Miranda, es un diplomático español Licenciado en Derecho, que fue Embajador de España en el Reino Unido desde julio de 2004 hasta 2008 y Embajador Representante Permanente de España en el Consejo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) desde julio de 2008 hasta su cese en febrero del 2012.

El inefable Donald Trump visitó el martes pasado el Estado de Texas anegado por lluvias catastróficas. Su esposa Melania le acompañaba.

Ambos con ropa “casual”, es decir, deportiva, cómoda e informal, al estilo de su país, y con gorra de visera. La de Donald, blanca, arbolaba las siglas “USA”. La de Melania, negra, rezaba “FLOTUS”. A los norteamericanos les encantan las siglas. Estas corresponden a “First Lady of the United States” (Primera Dama de los EEUU). Es una abreviatura que empezó a usarse cuando Nancy Reagan. ¡Genial!

Melania también estaba genial. Pantalón negro y camisa blanca. El pelo recogido, gafas de sol grandes y unas zapatillas deportivas blancas. Su conjunto era aceptable para las circunstancias. Eso sí, atractiva y guapa porque a esa ex-modelo cualquier cosa le va bien, mejorando lo presente en cualquier parte del mundo.

No sorprende, pues, que toda clase de resentidos le busquen defectos. Es el precio de ser de buen ver, haberse casado con un ricachón y ser la esposa del Presidente de los EEUU. Ella no es una intelectual, ya lo sabemos. ¡Tampoco es que haya tantos en este mundo! Entonces, los palos maluveros buscan su aspecto.

Salió de la Casa Blanca con tacones altísimos y finos, cambiándolos luego en el avión por las mencionadas deportivas, inmaculadas, antes de llegar a Texas. Pero la maldad corroe enseguida y rápidamente tuitearon en las redes que con sus taconazos no estaba apropiadamente vestida para visitar a desplazados y otras víctimas. Ni siquiera esperaron a ver cómo bajaba del avión.

Eso se llama tuiteros envidiosos, de toda clase de géneros. Se ve que en EEUU la envidia carcome tanto como en España, que ya es decir. En todo caso, Melania for President en lugar de Donald…


FOTO: The Guardian

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.