Liberalismo social frente a neoliberalismo

La libertad guiando al pueblo de Eugène Delacroix
Abel Cádiz
ABEL CÁDIZ RUIZ es el presidente de la Fundación Emprendedores y autor de "La historia del poder". En el pasado asumió un compromiso con la transición política, al lado de Adolfo Suárez. Fue miembro del Consejo Nacional de la UCD y Presidente en Madrid. Tras ser diputado por la Comunidad de Madrid abandonó la política para dedicarse profesionalmente a la docencia y a la actividad empresarial.

La libertad guiando al pueblo de Eugène DelacroixLa cosmovisión de la izquierda que se nutrió ideológicamente del marxismo, fracasó en su praxis política según mostró la caída del muro de Berlín.  Ese fracaso ha dejado al descubierto con la cruel ironía de la historia, todo un mundo feliz para el capitalismo más duro; un mundo con el que nunca soñó, formado por millones de trabajadores a 150 y 200 dólares de salario mensual en esos países que fueron sufridores del socialismo real.

Pero ese fracaso de no lograr construir un modelo de vida respetuoso con las libertades y a la vez capaz de proporcionar un razonable grado de bienestar a los ciudadanos, no ha dañado creencias, valores o sentimientos colectivos en la cultura ideológica que ha construido esa izquierda europea heredada de Marx. Por eso, en el lenguaje cotidiano, siguen siendo palabras apropiadas por la izquierda aquellas que tienen una determinada carga emocional para la gente. Palabras como solidaridad, igualdad, justicia social, sugieren un componente identitario mucho mayor en las opciones de izquierda, por más que en el devenir de la historia, desde la Revolución francesa, fueran logros reales implantados por los valores del liberalismo en la sociedad occidental.

Es sabido que las palabras no son inocentes y cuando el travestismo se afinca en el lenguaje siempre hay una victima. Ha bastado la simple anteposición del adjetivo minúsculo “neo” traído del griego, para trasladar al lenguaje, como palabra arrojadiza el término “neoliberalismo” con el que poder desnaturalizar la idea liberal a la que se debe el mayor esfuerzo que registra la historia humana para oponerse a la pobreza y la ignorancia, a la concentración de poder y riqueza, a los fundamentalismos religiosos, a los movimientos excluyentes de los nacionalismos y la carga racista que contienen.

Basta recordar que, tras la desolación provocada en Europa, tras las dos grandes guerras mundiales del siglo XX, fueron los liberales de diecinueve países los que elaboraron el Manifiesto de Oxford para fijar las bases en la que debería sustentarse el resurgir de Europa. De ahí surgió la formulación de los grandes retos a afrontar por los auténticos liberales. En ellos se plasma una sensibilidad social que es beligerante contra el término neoliberalismo:

  • El reto de extender la democracia ante la existencia de gobiernos autoritarios, llevando el debate a reorientar las partidas de los presupuestos armamentistas hacia la inversión en capital social.
  • El reto de superar las sociedades divididas por la pobreza, llamando a políticas sociales activas y a redefinir los sistemas de bienestar promoviendo a la vez la responsabilidad individual.
  • El reto de regular los mercados abiertos haciendo compatible la defensa de los valores liberales de la iniciativa y la creatividad, con un modelo economía social de mercado que satisfaga la necesidad humana de seguridad.
  • El reto de equilibrar la sobrecarga de los estados y su efecto negativo sobre la sociedad civil por los presupuestos inflados de burocracia y gasto creciente, para llevar el debate al equilibrio que debe mantenerse ante las nuevas demandas.
  • El reto de la pobreza y la superpoblación están generando flujos inmigratorios y dramas humanos terribles. El debate ha de llevar a plantear cuales son las obligaciones de los Estados y cuales los compromisos solidarios y efectivos para evitar esta situación.

Abel Cádiz

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.